Las Diablas, guardianas de la leyenda escarlata

POR IVONNE ALMARAZ
FOTOS: LUIS GARDUÑO / ENVIADOS

Toluca. – Emblemática, grande, única, predominante, así es la leyenda escarlata. Así la describen Karime Abud, Yamanic Martínez y Adriana León. Ellas lo representan, con todo orgullo, en el certamen femenil. En el infierno, caliente a comparación del gélido clima de Toluca, las tres choriceras, de rostros inocentes, son peligrosas en el terreno de juego. Abrieron las puertas del averno, para revelar que pese a sus caritas angelicales se inclinan por las “diabluras” con tal de ser fieles al estilo de la plantilla mexiquense, la cual pide que el “balón siempre ruede a su favor”.

En el centro del campo, en el corazón de la remodelada “Bombonera”, las jugadoras halagaron sus colores. Adriana, la más pequeña, pero con herencia roja, y la que lleva más tiempo en la institución mexiquense, es contundente: “Esto viene de herencia. Desde que tengo memoria siempre he traído en la piel estos colores. Antes no comprendía por qué cada 15 días era venir aquí y apoyar a este equipo, en lugar de hacer otras cosas, pero hoy agradezco a mi familia, que me inculcó lo que es Toluca, un equipo aguerrido, grande, que pese a no estar en el foco de todos, predomina en toda la extensión de la palabra”, presume la zaguera. Defender desde su trinchera a la oncena de su niñez, es un sueño hecho realidad.

 

“Para mí ser parte de las toluqueñas es maravilloso. Como ya muchos saben, antes era muy difícil ser tomada en cuenta si eras mayor de edad, por la regla, pero aquí siempre me brindaron esa confianza, apostaron en mí y es algo que nunca olvidaré. Es una de las cosas que más tengo en mi mente, porque el que te abran así los brazos es muy bonito. Te demuestran que ser una Diablita es ser parte de una familia y, para mí, de las mejores”, revela Yamanic, mientras los ojos le brillan en plena entrevista al Diario de los Deportistas.
Con una mirada fija, Abud es la siguiente en tomar la palabra: “Aunque he podido militar en otro club, cuando, por fortuna, arribé acá, me di cuenta de que esta institución es fenomenal, en toda la extensión de la palabra. Llegas y te cobijan de manera increíble”, comparte Karime, quien pese a ser procedente de Pumas, habla con pasión del rojo escarlata.

En silencio, lejos de los reflectores

En el infierno los reflectores son lo de menos, y es que pese a que algunos clubes están más en la mira que otros, las Diablitas saben que trabajar en silencio es la mejor manera de llegar a la meta: “Creo que el hecho de tener a todos acá con la mira puesta o no, es algo de lo que no debemos preocuparnos. Estamos enfocadas en lo nuestro, como dicen, tal vez dando pasos en silencio, pero trabajamos mucho para que eso se refleje en el terreno y lo estamos logrando”, dice Yamanic Martínez, defensa de las choriceras.

Karime concuerda con su compañera, y asegura que avanzar sin tantos focos encima ayuda también en lo mental: “El futbol siempre será así. En algunos clubes voltean más y en otros no, ahí es cuando todo el equipo, junto con el cuerpo técnico, debe aprovechar para concentrase en lo primordial, que al final es alzar la mano, pero cuando ya vayas sumando”, señala.

Ubicadas en la tercera posición, Adriana asevera que están para competirle a cualquiera sin temor y así hacerse del ansiado laurel: “Con el nuevo formato, los juegos son más reñidos. Eso se nota, ya que antes no nos habíamos enfrentado a todos los equipos, lo que el mismo tiempo nos ayuda a dar más, aguerrirnos”, comenta entusiasmada.

“Hoy puedo decir que hemos mejorado tanto, vamos avanzando con los pies en la tierra, pero la mirada puesta en el título, porque confió en que tenemos todo para hacernos de él”, remata.

La Liga MX femenil no se cancela

Mariana Gutiérrez, directora del certamen, confirmó a ESTO que se tratan de especulaciones

Itzel González aplaude la llegada de mexicoamericanas

La guardameta considera que llegaron a aumentar la competitividad en la Liga Femenil

Diana Fierro, entre el estudio y el futbol

La jugadora de Pachuca tiene una licenciatura en sistemas

Torneo con dedicación al cielo para Fuentes

La defensa de las Águilas no olvida a su compañera Diana González, es su motor para este semestre

NOTICIAS
<