Memo Ochoa, un regreso soñado

POR ALEJANDRO ALFARO

FOTOS: OSWALDO FIGUEROA

Hace ocho años, un Guillermo Ochoa con ganas de comerse el mundo y triunfar como portero en Europa, llenó sus maletas de ilusiones para irse a la aventura de abrirse paso en el viejo continente con su calidad y atajadas.

La experiencia le sirvió para madurar en todos los sentidos y ahora, optó por regresar a México para vivir una segunda etapa con el equipo de sus amores, el que lo formó, lo vio nacer y el cual lo necesitaba más que nunca para proteger el arco.

Luego de todo este tiempo en Francia, España y Bélgica, Memo maduró en muchos sentidos. No solamente es un gran portero, también un excelente esposo y padre de familia, por lo que no dudó en compartir la experiencia de ponerse una vez más la camiseta de América a lado de sus seres queridos.

“La verdad que es un momento bonito en esta etapa de mi carrera. Es una etapa que estoy disfrutando mucho desde la Selección y ahora aquí en América. Cuando me fui de acá, me fui sin familia, sin hijos y en teoría joven como portero. Todavía me faltaban cosas por crecer, aprender, mejorar y madurar. Ahora, regreso a México a una etapa que nunca disfruté con mi esposa, hijos y seres queridos; es algo distinto en un momento de mi carrera en el que no me siento con la obligación de demostrar, porque a lo largo de mi trayectoria ya demostré; la gente me conoce, sabe lo que doy en la cancha, lo que me entrego en los entrenamientos, lo que he dado cada vez que me toca representar a mi país y me pongo la camiseta de la Selección. Eso es lo que me hace sentir orgulloso, satisfecho y me hace disfrutar mi día a día”, expresó en una amena plática con ESTO.

 América va por el paraguayo Richard Sánchez

Hace una semana, Memo bajó a la cancha del Coloso se Santa Úrsula acompañado de su familia. Antes del calentamiento de sus compañeros, caminó por el césped acompañado del mayor de sus hijos, cosa que tenía la ilusión de transmitirle para que se diera cuenta de lo que las Águilas representan en su vida y lo que el propio Ochoa significa para la gente.

“Fue especial el volver a pisar el estadio Azteca y más con el escudo de América. Me la puse (la camiseta del club) y no sentí nada extraño, nada distinto, nada nuevo. Es como llegar a casa y ponerme una chamarra o mi pijama de toda la vida y me sigue quedando bien. Puede que esté más ajustada, más grande o el diseño haya cambiado. Pasa que llegas a un equipo nuevo y a lo mejor nunca usaste una playera de ese color, pero al ponerme esta camiseta, supe que es lo mío, que de aquí soy, este escudo lo conozco desde chico y también quería compartir ese momento con mi hijo, que supiera lo maravilloso que es este club, porque así lo es. Ahora que está un poco más grande, entiende lo que hace su papá, lo que representa para el futbol mexicano y la afición americanista”, relató.

SE SABE ÍDOLO

El recibimiento que los seguidores americanistas le brindó a Guillermo Ochoa a su vuelta a México fue algo nunca antes visto en nuestro país. Pocos jugadores son capaces de generar ese sentimiento en la gente, es por eso que cuando se le cuestionó al cancerbero si se siente referente de la institución, no negó en afirmar que es así.

“Yo creo que sí es algo que me he ganado, es algo que la gente me ha dado, me han puesto en ese sitio y es algo que ahí está, quedará en la historia. Estoy agradecido porque uno cuando es un jugador y debutante, quiere dejar huella en el futbol, en el equipo de sus amores y en su Selección. Me ha tocado vivir esas dos etapas, disfrutarlo y no todos tienen la oportunidad de vivirlo en su carrera. Agradecido con la gente porque me muestran el cariño, pero también significa que he hecho las cosas bien, que la línea que he seguido ha sido la correcta y debo seguir por ella, no tengo por qué cambiarla”, sentenció.

NO COMPARAR 

Para nadie es un secreto que Guillermo Ochoa se ha convertido en uno de los máximos representantes de la portería mexicana en la historia del futbol de nuestro país. Sus actuaciones en los Mundiales y haber sido el primer portero en emigrar al futbol de Europa sustentan esta afirmación.

En la época reciente se levantó un debate que polarizó opiniones. Se cuestionó si él es o no el mejor cancerbero mexicano de todos los tiempos y es por eso que durante la plática con el Diario de los Deportistas, se le consultó quién es, a su forma de ver las cosas, el más destacado guardameta que dio este país, cosa que consideró no le toca decir a él, aunque lo que sí tiene claro es que este tipo de comparaciones son innecesarias.

“No me corresponde a mí decir eso. Es más, un tema de la opinión pública. Al final, siempre va a ser difícil. He tratado de dar lo máximo por mi país, de hacerlo lo mejor posible, lo he dado todo y lo voy a seguir dando de aquí al siguiente Mundial de Qatar. Lo más bonito de esto y lo que deberíamos de hacer, es tratar de comparar menos.

“La tendencia es comparar, medir para ver quién es mejor y competir entre nosotros. Cada quien tiene su etapa, su tiempo y su momento. Deberíamos disfrutar más de la gente que tenemos ahí, con menos rencores y envidia. Hay que jalar todos parejo”, expresó convencido.

 VIDEO: Jiménez anota en el triunfo de los Wolves

A sus 34 años de edad, Paco Memo tiene más que seguro el querer asistir a una Copa del Mundo. Qatar 2022 es su meta y trabajará para conseguirla.

“Mi objetivo es estar en el siguiente Mundial. He estado en cuatro y quiero vivir ese quinto. Tengo el deseo y las ganas de volver a intentarlo, llegar más lejos de lo que hemos podido. Con Tata” vamos por buen camino, se le da paciencia y calma. Así se debe de manejar una Selección. Hay gente que viene joven, empujando y eso es bueno porque de aquí al 2022 vamos a tener una Selección con talento, calidad y experiencia. Mi intención es estar ahí”, manifestó.

¡Debut soñado!

Viñas tenía menos de 30 segundos cuando anotó su primer gol como azulcrema

Auxiliar de Herrera descarta error de Guillermo Ochoa

Álvaro Galindo habló en conferencia por la suspensión del "Piojo".

Afición del América ve a Pumas como un Clásico

No comparten la opinión del portero Guillermo Ochoa

Ochoa y Gio jugarían juntos tras poco más de un año

No comparten la cancha desde el Mundial de Rusia 2018

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<