Santos pasó de la ilusión a la frustración en 2014

Mexico, 2014-12-29 10:47:43 | Redacción ESTO

Notimex

Santos fue un serio aspirante al título en el Torneo Clausura 2014 e hizo soñar a su afición con el cetro, pero en el Apertura dejó mucho qué desear y quedó fuera de la liguilla, pues dependía de otros resultados para hacerlo.

El certamen con el que se abrió el año fue muy fructífero para el cuadro lagunero, dirigido desde el 2012 por el portugués Pedro Caixinha, y hacía pensar que ahora sí se le haría ser campeón con su nuevo estratega, pero se quedó en el camino.

Aunque ese campeonato lo inició con empate 1-1 con Chivas, derrota 2-1 ante Cruz Azul y sendas igualadas a cero goles con Puebla y Querétaro, la escuadra santista intentó reponerse, pero le costó un poco de trabajo.

El equipo fue sumando puntos a lo largo del certamen y su logro más sonado fue el triunfo de 2-4 sobre el América en el estadio Azteca y a partir de ahí sumó una seguidilla de triunfos que lo llevaron a la liguilla.

Santos llegó a la fiesta grande del futbol mexicano por tercera ocasión consecutiva y le tocó medirse al cuadro americanista en cuartos de final, y el panorama se le comenzó a nublar sobre todo porque en el juego de “ida” salió con un 5-3 en contra.

Para la “vuelta”, el equipo se recuperó y logró sacar el resultado 3-1 y, apoyado por sus goles conseguidos fuera de casa, avanzó con el empate global 6-6 para en semifinales enfrentar a Tuzos de Pachuca, que lo dejó fuera.

El cuadro hidalguense sacó ventaja en el primer partido al ganar 2-0, mientras que en la “vuelta” consiguió un par de goles en calidad de visitante, y pese al revés 2-4, terminó con el sueño lagunero de estar en la final.

Para el Apertura 2014 Santos Laguna tuvo irregularidad, que a la postre le costaría quedar fuera de toda posibilidad de liguilla, boleto que acarició en la última fecha pero no pudo concretar.

Esos altibajos lo llevaron a entrar y salir de manera constante de zona de calificación, siempre en los lugares siete y ocho hasta que de plano quedo algunos lugares por debajo de lo establecido para calificar a la fiesta grande del balompié nacional.

Todavía en la fecha 16 estuvo a un paso de la calificación, pero a falta de disputarse la última jornada dependía de lo que hiciera para poder asegurar un lugar en los cuartos de final, sin embargo, no fue capaz de conseguirlo.

En ese último partido enfrentó al Puebla y por momentos logró acariciar la posibilidad de conseguir su cuarta liguilla en fila, pues llegó a tener sometido al equipo de “La Franja” por 3-1.

Pero algo pasó al final, pues se dejó empatar 3-3 en un partido muy disputado, y aunque logró sumar el punto que lo metía entre los ocho mejores de la competencia, dependía del resultado entre Pumas y Monterrey.

Los dirigidos por Pedro Caixinha sumaron 23 puntos en el octavo lugar, pero Pumas, que finalmente venció a Rayados por 4-2, llegó a 24 unidades y con eso dejó fuera a Santos, que sufrió dolorosa eliminación.