Quintana no le huye a su responsabilidad en la zaga

POR YAEL RUEDA

Ha pasado el tiempo desde que aquel joven menudito, canterano de Pumas, saltara a la cancha con la camiseta del equipo de sus amores. A su lado han pasado defensas con jerarquía y mucha experiencia. Dio sus primeros pasos junto a Darío Verón, con Gerardo Alcoba comenzó a ser regular en las alineaciones de Pumas y con Alejandro Arribas se afianzó como indiscutido auriazul. Hoy, Luis Fernando Quintana sabe y asume el rol que le toca: ser el patrón de la defensiva auriazul.

“Creo que desde hace un torneo ya tenía que asumir ese rol, porque con Alex, quien era alguien que venía de afuera, era empezar de cero, y yo, al llevar muchos años aquí, a pesar de que él me ayudó mucho, asumí ese rol de líder desde hace un rato y obviamente trato de irlo implementando. Ahora, con Nico, espero que sea igual”, comentó Quintana, en charla con ESTO.

A sus 27 años de edad, Quintana no piensa tanto en el futuro. Sabe que ya no es un muchachito. En este punto de su vida vive el presente y no hay más, es por eso que tiene claro que el Apertura 2019 tiene que ser su torneo. “Me siento feliz, me preparé muchísimo esta pretemporada, creo que de los cuatro torneos que llevo de titular, esta es la que más me he dedicado y cuidado: el físico y mentalmente. He tratado de estar al cien en todos los aspectos y qué mejor que ganemos, eso es lo más importante”, expresó con decisión.

La calidad es indiscutida, quizá lo único que muchas voces solicitan a Luis Fernando es que se muestre con más fuerza al hablar en el terreno de juego. El defensivo ha tomado nota al respecto y trabaja en mejorar esos puntos flacos. “Me ha dicho la gente que me dé a notar un poco más en ese tipo de cosas, en los gritos, como que me vea con más personalidad. Yo escucho mucho a la gente, lo podría mejorar, siempre he sido un tipo al que le gusta hablar en la cancha, con acciones, jugadas y victorias. Siempre me he manejado así, es parte de la experiencia. Si lo dicen, por algo será, voy a tratar de mejorar ese aspecto”, relató de manera reflexiva.

Es consciente de que el torneo anterior no dio su mejor versión, eso lo hizo despertar del letargo. “Yo mismo no me he sentido satisfecho, nunca he dicho que estoy en mi mejor versión ni mucho menos; he mejorado, sobre todo con David (Patiño). Tuvimos dos torneos muy buenos grupalmente hablando y al final, por alguna razón, los partidos de América hacen que la gente quede con mal sabor de boca. Me sigo esforzando, a lo mejor que el torneo anterior no nos haya ido bien y que mi desempeño no fue el mejor, hizo que despertara y, ahora, tener hambre de triunfar y de trascender. Estoy muy motivado en todo lo del cuidado y compromiso”, explicó.

El objetivo está en el horizonte, para esta campaña no hay más que levantar el cetro y ponerlo en las vitrinas de Universidad Nacional. “Quiero ser campeón en este torneo, que sea constante para el equipo. Eso lo veo muy a corto plazo, por ejemplo, que no se vea una cara en San Luis y luego en Necaxa otra, eso nos ha pasado mucho. Quiero pelear el título, podemos, tenemos un muy buen grupo y muy buenos jugadores, eso está en mi cabeza”, remató el defensor.

 

La Rebel recibió dinero del gobierno

El grupo de animación recibió un ingreso de más de 120 mil pesos

El Pumas-Cruz Azul aún no es un Clásico: Beltran

Beltrán habló sobre las similitudes entre La Máquina y los Felinos.

'Míchel' quiere debate interno con los jugadores

Carlos González declaró que se sentía más cómodo jugando en punta con otro compañero

Pumas ya prepara el duelo ante La Máquina

Carlos González y Juan Manuel Iturbe se mostraron finos en el área

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<