Afición abandona a las Águilas

Foto: Javier Juárez

Pasó la euforia y el nido volvió a verse a medias, la casa de las Águilas, tras recibir a miles de y miles de asistentes la semana anterior, presentó una entrada no acorde a su historia y popularidad.

Pumas, la semana anterior, cooperó para que las butacas del coloso de Santa Úrsula estuvieran ocupadas, no todas, pero sí la mayoría. Siete días después, ese impacto se fue.

Pachuca destroza a Xolos en el Hidalgo

La explanada del lugar se pintó de amarillo de forma tenue, la lluvia, el frío y los gastos por las celebraciones patrias fueron otras razones para ver al nido sin demasiado color.

Se acercó la hora del juego y se incrementó el flujo de seguidores, pero sin ser algo llamativo.
Del otro lado, fieles y orgullosos fanáticos de los Gallos Blancos realizaron el viaje por carretera y estuvieron firmes, a pesar del clima, en el lugar de la batalla.

Los impermeables, sudaderas y chamarras se vieron por todas partes, la gente llegó precavida para todo.
Anocheció, la temperatura bajó y fue momento para que las pequeñas masas entraran.

En el interior del recinto el paisaje fue el que pronosticó la periferia del lugar, gradas con grandes huecos por todos lados.

La parte albiazul se colocó en el sitio destinado para los seguidores que vienen de fuera y con entusiasmo alentaron a sus queridos emplumados.

La “Monumental” y el “Ritual del Kaoz”, sobre la hora, ingresaron a su casa y el ambiente fue otro.
Como si fuera competencia, la “Resistencia Albiazul”, transportada en tres camiones, entraron al mismo tiempo y con cánticos le dieron pelea a los locales.

Así, Águilas y queretanos, ambos en zona de honor, con el cobijo de su ruidosa gente, se enfrentaron en el histórico inmueble.

RECUERDO VIVO

Ya pasaron varios años, sin embargo, el recuerdo de Ronaldinho sigue fresco, el brasileño, en el ocaso de su carrera, despumó sin piedad al América.

El mago, en el Clausura 2015, ingresó en la agonía del juego frente al América y en cuestión de minutos realizó dos goles que provocaron los aplausos de propios y extraños. Querétaro, esa noche, humilló 4-0 a las Águilas de Gustavo Matosas.

Varias de las playeras queretanas que se vieron anoche en el Azteca, fueron precisamente con su número 49, atípico y excéntrico como él.

Felicitaciones de grande al América

Las Águilas cumplen 103 años de historia y son el equipo más ganador de la Liga MX.

Guillermo Ochoa revela que Standard no lo dejó ir al Napoli

El arquero mexicano fue pretendido por varios clubes grandes, pero nunca pudo fichar con alguno.

América, 103 años de grandeza

Las Águilas celebran un año más de vida.

Aldo De Nigris será el auxiliar de Antonio Mohamed

El anuncio se hará este fin de semana junto con la llegada de Mohamed al banquillo.

NOTICIAS
<