En Tokio, Guevara se coronó en gran pelea

Mexico, 2014-12-31 13:14:17 | Redacción ESTO

TOKIO.- Los espectadores en el Metropolitan Gymnasium de esta ciudad pudieron ver en la noche del martes (madrugada del mismo día en México) a un peleador con gritos de guerra del pueblo mexicano. El mazatleco campeón plata del WBC, Pedro “Pedrín” Guevara (24-1-1, 15 KOs), de 25 años, capturó la vacante corona mundial minimosca del CMB o WBC al noquear a los 2’45’’ del séptimo round al japonés ex monarca universal paja y mosca Akira Yaegashi (20-5, 10 KOs), de 31 años.

Al ser declarado vencedor, Guevara dio un brinco de emoción y en seguida derramó lágrimas de felicidad. Esto ocurrió dentro de la magna función “Boxing Fes 2014 Síper Boxeo” que presentaron Akihiko Honda y Hideyuki Ohashi, con un total de tres campeonatos mundiales en juego. También se efectuaron los duelos entre Jorge Linares y Javier Prieto, y Naoya Inoue contra Omar Narváez.

Con un boxeo inteligente, “Pedrín” obtuvo el título universal en su segunda oportunidad mundialista, luego que, en el único tropiezo de su carrera, perdió por decisión dividida con el filipino Johnriel Casimero por el cetro minimosca de la FIB, en agosto de 2012 en Mazatlán, Sinaloa.

Para Yaegashi fue su pelea de retorno desde su derrota por KOT en el noveno round frente al imbatido nicaragúense Román “Chocolatito” Gonzalez en septiembre en Tokio, donde cedió el trono mundial mosca del CMB en su cuarta defensa.

Pedro mostró en el ring de Tokio su potencia con un boxeo balanceado desde el primer round ante un enemigo japonés que le opuso un boxeo sorpresivo y extraño.

Desde el inicio, los dos pugiles tiraron golpes y el párpado izquierdo de Akira se hinchó ligeramente. Guevara usó golpes de diestra seguido de jabs izquierdos. Pedro Guevarra, de 163.1 metros, superaba a Akira Yaegashi por de 2.4 centímetros.

Al terminar el cuarto round, se anunció la puntuación abierta y según el primer reporte de la Comisión de Boxeo de Japón (JBC), Akira iba arriba 39-37 y 39-37, y un juez daba 38-38.

Pero después del quinto asalto, hubo otro anuncio emergente por parte de la JBC para la corrección de la puntuación abierta y Guevara iba ganado por las mismas calificaciones. Los jueces fueron los estadounidenses Burt Clements, Gary Pitter y Cathy Leonard. El réferi fue el estadounidense Vic Drakulich.
Hideyuki Ohashi, mánager-promotor de Yaegashi, se enojó mucho por la equivocación de la JBC.

En el quinto episodio, Akira salió al ataque con movimientos sorpresivos, pero no pudo romper el boxeo a sangre fría de Guevara, quien fue un rival difícil e incómodo. Akira fue acosado en las cuerdas y recibió golpes de uno-dos del sinaloense.

En los primeros momentos del sexto giro, Yaegashi se encontraba en peligro ante los golpes de combinación de ambas manos de Pedro, quien ya era el propietario de las acciones. En este round, Guevara sufrió un corte en el párpado derecho por golpe de Akira.

El desenlace se produjo en el séptimo round, durante el cual ya era claro el dominio de Pedro. La escena más espectacular fue cuando Akira se desplomó por un gancho al hígado y escuchó de rodillas el conteo definitivo.

CONTRA GANIGAN
Guevara declaró: “Yaegashi fue un magnífico, agresivo peleador y era un gran campeón del mundo que debe ser reconocido. Fue una dura pelea en la que sentí su pegada en varias ocasiones”.

Su próximo retador del flamante monarca mundial podría ser el mexiquense Ganigan “Maravilla” López.

CAYÓ PRIETO
En una pelea por la vacante corona de peso ligero del CMB, el venezolano Jorge “Niño de Oro” Linares noqueó en el cuarto round al mexicano Javier “Implacable” Prieto.

Linares se convirtió en el histórico segundo triple campeón mundial del boxeo japones en distintas categorías, seguido de Koki Kameda, quien fue titular minimosca, mosca y gallo.

Después del encuentro, el tarasco Prieto expresó que fue “un golpe de suerte” de Linares lo que definió el destino de la pelea.

INOUE, FENÓMENO
En la pelea de fondo, el sensacional invicto japonés ex campeón mundial minimosca Naoya Inoue desmanteló en dos episodios al legendario argentino Omar “Huracán” Narváez, quien hacía su duodécima defensa del cetro mundial supermosca de la OMB.

Narváez se fue dos veces al piso en el primer asalto, y cayó otras dos ocasiones en el capítulo definitorio, con gancho a la zona hepática. (Hisao Adachi/Corresponsal)