Corona, bajo la sombra de Ochoa

Fotos: Archivo ESTO

Guillermo Ochoa y Jesús Corona tienen el 15 de febrero muy grabado en la memoria, ambos debutaron ese mismo día, pero su trayectoria es completamente distinta. Rumbos y objetivos diferentes.

Desde sus comienzos desfilaron por las categorías inferiores de la Selección Mexicana, se afianzaron en grandes equipos de la Liga MX y aunque han sido constantes con el Tricolor en los últimos años, su carrera tomó rumbos diferentes.

Mientras el arquero de La Máquina se enfocó en hacer camino en México, el de las Águilas se lanzó a la aventura y emigró a Europa. Y aunque ése también era el sueño de Corona, nunca pudo dar el salto.

Memo siempre señaló que su meta era jugar en el Viejo Continente y lo consiguió al emigrar al Ajaccio, en 2011, después de coronarse con América.

El título de Liga es otro punto que hasta ahora Corona no ha podido cumplir y Memo sí. Dos años después de debutar en el máximo circuito, Ochoa se hizo de la titularidad de las Águilas, entonces dirigidas por Mario Carrillo, y tras superar a Tecos en la final, el joven guardameta consiguió su único campeonato.

Otro de los pendientes que el meta celeste no pudo cumplir fue el de jugar un Mundial, fue convocado para tres justas, pero en ninguna de ellas jugó un minuto.

A diferencia de Memo, que se conformó con ver dos campeonatos del Mundo desde el banquillo, cuando Óscar Pérez y Oswaldo Sánchez se hicieron de la titularidad, en 2014 tuvo la confianza de Miguel Herrera y atajó en los cuatro partidos que disputó el representativo mexicano en Brasil. Rusia 2018 fue la confirmación, pues además de parar en cuatro partidos más, terminó como el segundo mejor portero de la justa, según números de la FIFA.

En Copa Oro, Jesús Corona tampoco puede dar buenas cuentas, pues tiene en su historial cuatro ediciones disputadas, no ha conseguido ganar el título, situación que Paco Memo puede presumir por las dos ocasiones en las que con él, el conjunto Tricolor se llevó la corona.

CORONA TIENE QUÉ PRESUMIR

La historia también tiene varios puntos que Ochoa podría envidiarle al guardameta de La Máquina.

Jesús Corona llamó la atención desde muy joven y fue llamado por las Selecciones menores. Ochoa todavía no debutaba en Primera División, cuando Corona fue citado por la Sub-17 para disputar el Mundial de Egipto, en 1997.

Además, el portero de La Máquina tiene gran experiencia en Olímpicos, cosa que Ochoa no puede numerar.

Cuando todo indicaba que México participaría en la justa olímpica de Beijing 2008, el equipo, dirigido en ese entonces por Hugo Sánchez y que contaba con Memo en la portería, no consiguió el boleto a los Juegos y el arquero se quedó con las ganas de acudir al certamen. Contrario a Jesús Corona, quien fue considerado como uno de los tres refuerzos, de edad superior a los 23 años para disputar los Juegos Olímpicos de Londres en 2012: el resultado final fue la medalla de oro.

Y también está el tema del descenso, pues Corona no ha podido ganar el título de Liga, tampoco ha perdido la categoría, situación que Paco Memo en Europa vivió en dos ocasiones.

FMF pide alto a los gritos ofensivos

Así con unas historias contrastantes en su carrera, Corona y Ochoa se enfrentarán este sábado en una edición más del Clásico Joven. La experiencia de ambos arqueros será puesta a prueba y los reflectores estarán sobre ellos: el primero, con 10 años representado a La Máquina, con el título como pendiente primordial, y el segundo, el hijo pródigo que regresó a casa con la premisa de volver a ser campeón.

Cruz Azul recupera elementos de cara al duelo ante Morelia

La Máquina continúa su preparación de cara a la jornada 14 contra Monarcas

En Cruz Azul no piensan en problema Álvarez-Garcés

"Cata" Domínguez habló sobre todo el polémico tema.

Las contradicciones de Víctor Garcés

Víctor Garcés se ha convertido en uno de los personajes más polémicos del futbol mexicano.

Cruz Azul va por un cierre perfecto

La Máquina cuenta con 16 puntos, en el peldaño 12, a sólo dos unidades de alcanzar un puesto de Liguilla.

NOTICIAS
<