¡Se logró! El "eeeehh pu..." desapareció del Azteca

Parece que después de muchos intentos, la gente entendió y se solidarizó con su Selección. Y es que esta noche, durante el partido contra Panamá, los aficionados mexicanos se abstuvieron del famoso grito en contra del portero rival a la hora de festejar, ese que –con razón o no- la FIFA tachó de homofóbico.

Durante la semana anterior, la Federación Mexicana de Futbol en colaboración con representantes de algunos medios de comunicación, lanzaron una campaña en la que llamaron a los hinchas a hacer conciencia sobre las consecuencias que seguir con el célebre grito podría acarrear, por lo que los invitaron a no afectar al Tricolor.

Canadá exhibe a EEUU en la Liga de Naciones

Desde el primer tiempo, cuando Luis Mejía se disponía sacar de arco, la gente guardó silencio o simplemente le silbó, en su gran mayoría. Muy contados le gritaron “puto”, en realidad sus voces eran prácticamente imperceptibles, por lo que el partido pudo continuar sin problema alguno.

De tal forma, en Santa Úrsula pusieron el ejemplo de cómo sí se puede apoyar a México sin ofender al rival. Habrá que ver si en encuentros de mayor relevancia se mantiene este mismo comportamiento. (Alejandro Alfaro

El Tri Sub-17 tuvo convivio en el CAR

Los futbolistas se reencontraron con sus familiares tras 56 días

Buscarán darle más oportunidad a los jóvenes

La FMF analizará con los dueños de los clubes reducir la cuota de extranjeros

"Tata" cumplió en su primer año

El entrenador del Tri ganó la Copa Oro, que era la primera exigencia.

Los jóvenes vamos a pelear por un lugar en el Tri: Sánchez

Escasas cosas rescatables dejó el juego del Tricolor frente a Bermudas

NOTICIAS
<