"Zotoluco", vigencia, moral e ilusión para 2015

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

CON su etiqueta de figura del toreo inamovible y más suya, el diestro Eulalio López “Zotoluco” entra a 2015 más vivo, más fresco tras su encerrona del pasado 30 de noviembre en la Plaza México. Refrescado de ilusiones, de moral, la primera figura encara un año más, pero más que nunca situado en lo más alto del toreo tras haber patentado 28 años de alternativa en una tarde que no dejó absoluta objeción sobre su portento taurino. Una tarde similar a la que también dieron cuenta maestros como Fermín Espinosa “Armillita”, Manuel Capetillo, Manolo Martínez y Eloy Cavazos.
Aquí las impresiones de “Zotoluco”, principalmente, las de su encerrona.

ENCERRONA SIN MAQUILLAJE
“Ha sido un año que me deja contento, satisfecho quizás no, pues siempre es importante tener la mentalidad en algo mejor. Pero estoy tranquilo por haber hecho mi mejor esfuerzo. Se cumplieron muchos objetivos en 2014, de igual forma no faltaron los percances como la fractura de costillas en Aguascalientes, aunque ha sido más positivo todo lo sucedido y la cereza en el pastel, sin duda, fue la encerrona. Ha sido un acontecimiento que, tanto como la empresa del doctor Rafael Herrerías, así como mis apoderados, nos tomamos muy en serio dada la importancia que significaba, pues además hacía 30 años que no lo hacía un matador”, indicó Eulalio.
“Fue un compromiso que como torero significó mucho, indudablemente tenía que sacar a relucir toda mi tauromaquia, lo aprendido durante estos 28 años de alternativa y casi mil cien corridas. No fue fácil, la preparación fue ardua en varios meses, física y mentalmente. Y además se hizo un estudio de mercadotecnia en todos los medios en general y en las calles de nuestra ciudad, pues se trabajó para buscar todos los medios posibles para llegarle a la gente, al grado de que si no iban era porque no quisieron, mas no por no enterarse. Finalmente fue un gran acierto por parte de la empresa y administración, porque a la gente hay que darle motivos para que se acerque a la fiesta de los toros”, expuso el matador.
“Pero una gran campaña de publicidad tenía que ir en la medida de mi solvencia y capacidad para enfrentar seis toros. Cada uno de los astados fue una prueba diferente, cada uno con su encaste. Al final la gente salió contenta de la plaza, por mi parte igual. Te digo, 2014 ha sido muy bueno para mí y me atrevo a decir que para el toreo mexicano, a mis 28 años como matador y salir relanzado de la encerrona me da la ilusión de seguir peleando las palmas a todos”, subrayó el torero, quien apuntó que además todavía hay cosas importantes.
“Por mientras seguiremos por la misma tesitura de torear pocas corridas pero con la calidad que se ha signado, porque lo que más deseo es disfrutar plenamente de mi profesión y a su vez, dar la oportunidad a los toreros jóvenes para que se vayan curtiendo y convirtiendo en toreros importantes”, dijo.
-¿En qué sitio queda “Zotoluco” tras esta encerrona?
“Los toreros debemos tener la mentalidad de siempre querer más. Creo que saliendo de la plaza, el día de la encerrona, me sentí con mayor vigencia, pero lo mejor, con un refresco de moral e ilusión. Con más deseos de sentir mi profesión. Todo ese ambiente extraordinario lo sentí desde que llegue a la plaza y hasta mi salida, la entrega y sensibilidad de la gente fue increíble”.
-¿Cuál ha sido la competencia de “Zotoluco” en todos estos años?
“He tenido que alternar con toreros de gran capacidad como Enrique Ponce, o como José Miguel Arroyo “Joselito”, Manuel Caballero, El Juli, José Tomás, incluso el maestro Capea. Y de los mexicanos, qué te puedo decir, me han tocado el maestro “Armillta” (Miguel), Jorge Gutiérrez. Y hasta ahora con estos nuevos jóvenes. A pasar de que he toreado con muchas figuras me he podido mantener, esa es mi gran satisfacción hasta el momento. Lo más importante a estas alturas de mi vida es mantenerme vigente, con la ilusión y estar en el ánimo de los empresarios y de la gente que me va a ver con gusto”.
-¿Será entonces “Zotoluco” su propia competencia?
“Esta encerrona era una prueba muy dura, pues la competencia era conmigo mismo. Contra mis miedos, contra mi responsabilidad y mi concepto de sentir el toreo, tenía que tener la capacidad de resolverlo todo. Ante una plaza como la México y una entrada como la que se registró, hay que saber manejar una psicosis importante para poder sobrellevarlo en cada toro, lo di todo en cada toro. Finalmente me pude y supe solventar las circunstancias”.
-Mataste como nunca.
“Parte de la preparación fue entrenar mucho con la espada; soy muy creyente, pienso que eso influyó igual, pues el día que tenía que funcionar, funcionó. La corrida se fue con agilidad, en ningún momento me sentí cansado. Quizás pudo haber más que dos orejas, pero algunos espadazos se fueron muy abajo.
-¿Estaban de más las orejas?
“Pues dice un amigo que son el dinero, no es lo más importante pero hacen falta. Al final y gracias a Dios salí a hombros y fue bueno, pues la gente salió contenta”.
-Seis toros, seis faenas.
“Cada toro con sus matices tuvo su importancia y ante ello pienso que tuve la talla para solventar. Saben de lo que soy capaz y creo que por eso me fueron a ver. Esa es la relevancia de la encerrona, que haya sido capaz de solventar todas las circunstancias en una misma tarde”.
Finalmente, le decimos al matador que dos de los momentos más sentidos de la tarde han sido el brindis a su familia y mirar al cielo cuando salía a hombros.
“Sí, son dos cosas fundamentales en mi vida: mi familia, que son mi mayor aliciente. Y si alguien disfrutó la tarde fueron mis papás, que ya están en el cielo. Fue una tarde sin maquillaje, como apuntó mi apoderado, Alejandro Silveti”, concluyó.

Roca Rey triunfa en Pamplona en una fiesta deslucida

El diestro peruano, con seis orejas en sus dos actuaciones, se convirtió en el nuevo ídolo de la plaza de Pamplona

El medio taurino impactado por la muerte Mario Aguilar

Las muestras de apoyo por parte de toda la familia taurina se han hecho copiosas en las redes sociales.

Se suicidó Mario Aguilar, torero mexicano

El ex matador fue encontrado colgado del marco de la puerta de su apartamento, para lo cual habría usado un cinturón.

Ventura, primer rejoneador en cortar un rabo en San Isidro

Este sábado, Diego Ventura se convirtió en el primer rejoneador de la historia del toreo en cortar un rabo en el coso Las Ventas.

Newslwtter
NOTICIAS