El Real Madrid pierde el invicto en Mallorca

Foto: EFE

El fracaso del Real Madrid en el estadio de Son Moix ante el recién ascendido Mallorca aupó al Barcelona al liderato de LaLiga Santander, al que emergió casi antes de lo previsto para llevar a la competición al estado habitual de las últimas temporadas.

El Mallorca, al que le bastó con el entusiasmo, el orden y el acierto puntual con el gol tempranero de Lago Junior, devolvió al Real Madrid a la realidad. Su dominio en la clasificación era ficticio. Propiciado más por los errores ajenos que por los méritos y la imagen atesorados.

Zinedine Zidane, obligado por las lesiones y las urgencias del martes en la Liga de Campeones, recurrió al plan B que tiempo atrás le dio una Liga. Nada que ver. La fiabilidad de aquél plantel que le llevó al último éxito en la competición ya no existe. Y el Real Madrid fue sometido por un adversario con objetivos opuestos pero que encontró argumentos suficientes para propinar la primera derrota blanca en el torneo.

Pudo ser en cualquier otro partido de los ocho disputados anteriormente. Pero sufrió su primera derrota en Mallorca, a la novena. En vísperas de su duelo a todo o nada en Estambul.

De esta forma la competición recuperó la rutina, la tradición de los últimos años. Con un Barcelona dominante y los demás a rebufo.

Así, el Barcelona volvió a su estado natural. Atrás dejó el conjunto azulgrana el dubitativo arranque de curso con marcadores adversos en cada salida. Ha sido recuperar a Leo Messi y a Luis Suárez y empezar a funcionar. La máquina está engrasada y sin nada especial, el equipo líder.

El plantel de Ernesto Valverde sumó en Ipurúa su cuarta victoria seguida (0-3) y ya está en las alturas de la clasificación. En su hábitat. Eibar es una salida de donde, tradicionalmente, sale más que airoso el Barcelona, donde siempre gana.

Jugadores en Inglaterra abandonan partido por insultos racistas

En cuando aflojó el empuje y entusiasmo del equipo de Jose Luis Mendilibar el equipo de Valverde empezó a manejar y a resolver. Bastó con cierta puntería del tridente que ahora forman Messi, Suárez y Antoine Griezmann, que abrió el marcador en la primera mitad.

Con el marcador a favor todo es más fácil para los azulgrana y más complicado para el rival. Fue cuestión de tiempo la caída de los goles, que llegaron con la participación coral de la terna ofensiva. El segundo fue de Messi y el tercero de Suárez…..

Escalofriante falta a Néstor Calderón

Hasta el momento se desconoce qué tan grave es la lesión y la profundidad del corte que sufrió el jugador mexicano.

Héctor reconoce que no sería fácil

Herrera sabe que es cuestión de tiempo para ganarse la titularidad

Barcelona trabaja en renovación de Lionel Messi

Los blaugranas quieren a su '10' por más tiempo en la institución

Confirman horario del Clásico español

LaLiga confirmó el horario del Clásico Barcelona-Real Madrid

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<