Pachuca y Tigres no se hicieron daño

San Nicolás de los Garza.- Parece que nadie quiere entrar a la Liguilla. Este sábado en el Volcán, Pachuca no quiso ganar. Los Tuzos tuvieron para llevarse los tres puntos ante Tigres, pero su mala puntería lo tiene casi eliminados, 0-0 final.

Los de la Bella Airosa tendrán que esperar. Pumas y Cruz Azul juegan hoy, ambos los podrían superar. Palermo y los suyos también le echarán un ojito a Tijuana y Rayados, en caso de un triunfo canino o regio en la última fecha, estarán eliminados.

Tigres se tomó todo con calma. Los felinos tienen un lugar asegurado en la fiesta. Ya esperan rival.

EL JUEGO

Pachuca llegó al Volcán con el ábaco en la mano. El equipo de Palermo conoció el resultado de Monterrey, Tijuana y la eliminación del Atlético de San Luis, aunque su desventaja era que no podría frenar a los Pumas, al menos hasta la siguiente semana.

Palermo alineó a hombres de buen pie en el medio campo. Sambueza, Aguirre, Guzmán, Dávila e Ibarra comenzaron a dormir al Tigre.

Un sustito del Dedos López casi le costó a la visita. Raúl midió mal un balón y la mandó por encima de su propia meta. Tras el sobresalto, Sambueza comenzó a tratar bien el balón. Pegadito al Burrito Hernández, Rubens controló la situación. El argentino habilitó a Jara. Franco dejó solito a Dávila, pero el andino la mandó a un costado.

Se notó que equipo necesitaba la victoria. Tigres se vio sobrado y jugó en varias ocasiones en su zona baja con distintos errores. Nahuel y Salcedo no se hablaron, Jara robó sin puntería. En una muy parecida, Franco cayó por una barrida del Titán, aunque Ramos Palazuelos no concedió el penalti.

El Tigre mayor tuvo que aparecer para hacer reaccionar a la UANL. Gignac, con su impulso, comenzó a generar para el local. André-Pierre se quedó cerca en un disparo lejano.

El felino se sacudió y comenzó a merodear el área Tuza. Salcedo cabeceó y Rey tapó con las uñas. La presión continuó. Valencia se anticipó a su marca para dejar su remate en las manos del guardameta pachuqueño.

La batalla bajó de ritmo. El descanso llegó.

Ferretti movió su banquillo al volver del vestuario. Díaz le dejó su lugar a un Quiñones que aportó desde que pisó el campo. Luis centró rasó que Gignac mandó a la grada. El revulsivo continuó. Con un par de movimientos dejó en el suelo a Aguirre. Gignac se relamió los bigotes y prendió el balón que salió del pie derecho de Quiñones. Rey tapó. El rebote le quedó a Aquino. Una vez más el portero evitó la diana felina. ¡Qué atajadón!

Palermo no se quedó atrás. Con el escudo tuzo cubriendo su torso, pero con el corazón Rayado, Edwin Cardona despertó los abucheos a su entrada al campo. El colombiano sonrió tibiamente. En la primera que tuvo, desde media cancha, quiso sorprender. La gente respondió con un repudio todavía más ruidoso que cuando ingresó.

Palermo mostró su intención. De la Rosa y Chávez revolucionaron a Pachuca. Los juveniles le metieron picardía. Ibarra tuvo la más clara. La mandó a la tribuna. Pachuca supo que era el momento de regalar espacios, el torneo se le iba de las manos. Jara quedó frente a Nahuel y no supo definir.

El reloj avanzó y se alió con todos aquellos que mantienen su velita prendida.

No hubo más en el Volcán. Tigres disfrutará de la fiesta; Pachuca, a rezar.

ACCIONES

América cae en amistoso ante Rayados

Las Águilas encararon este juego con numeroso ausencias a razón de la Fecha FIFA

Vergara revolucionó el futbol en muchos aspectos: Borja

El ex jugador y directivo, señaló que Vergara hizo resurgir el mexicanismo en la institución

Ochoa mostró sus respetos por Vergara

El arquero resaltó su contribución para avivar la rivalidad el Clásico Nacional

Rodolfo Pizarro enaltece a Jorge Vergara

No dejó pasar lo que significó Jorge para él y la buena imagen que le dejó a nivel personal

NOTICIAS
<