Los Halcones Marinos le quitan el invicto a los 49ers

La diferencia hoy en día entre San Francisco y Seattle pasa por sus quarterbacks.

Mientras por un lado Russell Wilson es garantía de éxito, y más en los partidos con horario estelar, por el otro Jimmy Garoppolo demostró que es el punto débil del todavía líder de la Conferencia Nacional.

Un gol de campo de Jason Myers con dos segundos por jugarse en el tiempo extra le quitó el invicto a los 49ers, quienes perdieron en casa por 27-24 a manos de los Halcones Marinos, en el cierre de la Semana 10.

La temporada 2019 ya merecía un ‘Monday Night’ espectacular, y el Levi’s Stadium fue el escenario perfecto para ver otra exhibición del estelar quarterback de Seattle.

EL JUEGO

En las batallas divisionales y más con dos defensiva de élite, el pronóstico es reservado.
Aunque se preveía un duelo muy cerrado, por un momento los 49ers echaron por la borda esa teoría. Un primer cuarto redondo, donde anotaron diez puntos sin respuesta, puso contra las cuerdas a unos Halcones Marinos que poco a poco fueron entrando en ritmo.

A partir de ese momento consiguieron 21 tantos en fila, sin que los locales metieran las manos. Primero por parte de la defensiva, provocado gracias a un fumble recuperado por Jadeveon Clowney hasta la zona prometida, y después con un touchdown aéreo de Jacob Hollister y de la mano de Chris Carson con un acarreo de una yarda.

El Levi’s Stadium parecía un cementerio, con la ofensiva de Jimmy Garoppolo apagada y contenida sobre todo por un Clowney que se dedicó de meterle presión una y otra vez al pasador de casa. Pero ya en el último cuarto, la retaguardia de San Francisco realizó la jugada grande con un balón suelto recuperado y devuelto para anotación. El juego estaba a una posesión (18-21).

Los 49ers iban a igualar la contienda por conducto de un gol de campo de Chase McLaughlin, antes de darle la oportunidad del triunfo a Russell Wilson con poco más de seis minutos por jugar. En ese escenario, el #3 de Seattle es garantía, así lo ha sido a lo largo de su carrera y lo reafirmó en el ‘Monday Night’ de la Semana 10. Llevó el ovoide hasta la zona de gol de campo de 46 yardas cortesía de Jason Myers para poner a su equipo en ventaja.

Al final, ‘Jimmy-G’ tuvo una última oportunidad, con tiempo suficiente en el reloj, pero lejos está de ser un mariscal de campo confiable. Estuvo cerca de ser interceptado en dos oportunidades, pero al final logró llevar la contienda a tiempo extra.

Ya en el agregado, Wilson estaba firmando una serie redonda hasta que llegó a zona roja, ahí el defensivo de primer año Dre Greenlaw realizó la jugada del partido con una intercepción que devolvió hasta medio campo, donde después de unas jugadas por tierra, el pateador McLaughlin falló un intento de 48 yardas. La presión le pasó factura.

Quien no falló en la parte decisiva fue Wilson, quien puso a Myers en zona del gol de campo del triunfo. El del invicto de San Francisco.

Las Águilas se mantienen con vida tras vencer a los Gigantes

Las Águilas no quieren desperdiciar las opciones que les está dejando Dallas en la división Este

Los Carneros frenaron a los Halcones Marinos

Los Ángeles Rams se niegan a dejar vacante su trono de la Conferencia Nacional.

Los Jefes amarran su división tras vencer a los Patriotas

Los Chiefs de Kansas City se aseguraron la División Oeste de la Conferencia Americana.

Los 49ers se llevan dramático triunfo de Nueva Orleans

La victoria mantiene a los 49ers (11-2) cómo sólidos contendientes para conseguir el primer lugar

NOTICIAS
<