Ailton pide a Pumas hacer un homenaje a Leandro

Foto: Archivo ESTO

En Pumas existe una mala costumbre: el no valorar a los ídolos. Ahora fue Leandro Augusto, el último ídolo que le quedaba al Club Universidad, saldrá por la puerta de atrás. Tal como le pasó a Darío Verón, Joaquín Beltrán o hasta el siempre criticado Alejandro Palacios, elementos a los que la afición siempre les tuvo mucho cariño.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

No es un tema de directiva o hay un claro culpable, ya que esta práctica existe desde que estaba Jorge Borja Navarrete como presidente del patronato. Tiene que ser hasta que fallecen, como en el caso de Juan José Muñante, cuando el equipo portó un distintivo en la playera. El último homenaje en vida que hizo la institución fue la histórico Aarón Padilla, quien pisó el césped del Olímpico Universitario en el 2017, previo a un duelo ante el América. Al menos así lo ve el ex felino Aílton Da Silva. “No sé si se ve mal ni quién hace mal. Verón se fue y no le hicimos nada. Beltrán se fue y no le hicimos nada. Ahora se va el extranjero con más títulos y tampoco se hace nada. No sé decir si es culpa de uno o de otro. El futbol no tiene memoria. Mañana, cuando vienen los nietos o bisnietos, le tendrías que explicar la estatua de Leandro o Aílton. Hay que tener un cuadro de honor, un salón con los trofeos con figuras importantes”, confesó.

En el 2016, Darío Verón recibió un humilde homenaje en la foto oficial del equipo. Los afortunados que se encontraban en Rectoría, en Ciudad Universitaria, fueron los únicos que pudieron observar el reconocimiento. Enrique Graue y Rodrigo Ares de Parga le entregaron una camiseta con el número 500 en la espalda, situación que ya había sucedido cuando el paraguayo llegó a sus 400 duelos. En esa ocasión, Leandro Augusto le hizo entrega del reconocimiento. Cuando salió del club, sólo se hizo una conferencia ante los medios, pero lejos de su gente, de su afición.

Tras dejar a Pumas en el 2011, Leandro militó en Tijuana y Puebla, antes de volver al equipo de sus amores en el 2014. Se retiró en Pumas y a partir de ahí tomó diversos puestos en el organigrama del equipo, hasta que fue nombrado director deportivo. Ya con la llegada de Jesús Ramírez, el brasileño naturalizado mexicano fue relegado de sus labores, en lo que fue el principio del adiós.

“Leandro es mi amigo. Sobre la salida, yo sé que se está regresando a Brasil. No he platicado con él, pero puse eso porque me parece que de la misma forma que Leandro debe mucho a México y a Pumas, se le debe mucho a Leandro”, menciona Ailton da Silva en exclusiva con el Diario de los Deportistas. “Cuando llegó, el club tenía más de 13 años sin ser campeón. Honró la camisa como nadie. El debería salir de una forma totalmente distinta, tenía que ser un partido de despedida, igual que Verón y Beltrán, los tres deben ser puestos en un pedestal más arriba”, añadió el ex jugador.

Leandro era el penúltimo artífice que permanecía en la institución del campeonato del 2011. Ya sólo queda David Cabrera, jugador en activo, pero muy lejos de lo que Augusto Oldoni logró y alcanzó bajo los colores azul y oro.

Los años pasan y no vuelven. Un Pumas de corta memoria, acostumbrado a olvidar a sus figuras, no reconoce a sus históricos cuando debería, sino hasta que ya es muy tarde y pasan a mejor vida. Actualmente, Darío Verón está en la Ciudad de México, y el Club Universidad tendría una linda oportunidad de reivindicarse, aunque luce complicado.

Tenemos plantel para competirle a cualquiera: Quintana

El defensa confía en que Pumas regrese a los primeros planos en el 2020

Para Kevin Escamilla la reducción de extranjeros es un acierto

El canterano universitario aseguró que el futbolista mexicano tiene mucha capacidad

Pumas busca al ecuatoriano Anderson Julio

El conjunto de la UNAM busca jugadores para poder competir de mejor forma el Clausura 2020.

Sebastián Saucedo, nuevo refuerzo de los Pumas

Se espera que en los próximos días la directiva anuncie la llegada de otros refuerzos.

NOTICIAS
<