Álvaro Dávila se despidió de Morelia

Foto: Ramón Romero

La noticia que se confirmó el pasado martes en la Asamblea de Dueños fue comunicada ayer en el estadio Morelos. Álvaro Dávila ya no es más el presidente de Monarcas, por lo que una vez concluido el Apertura 2019 dejará sus funciones, mismas que ejerció desde 1997, es decir, durante un periodo de 22 años.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Al momento de dar el anunció en la que ha sido su casa por más de dos décadas, Dávila por momentos se notó con un nudo en la garganta por lo significativo del momento y aseguró que desea despedirse con el título de campeón de la Liga MX.

“Quiero confirmar que dejo el cargo que ejercí por 22 años terminando este torneo, espero que llegando a la final y levantando la copa. Esa es la decisión, es un cargo que la verdad llevé adelante con mucho orgullo, fue un gran honor estar en esta institución; hemos tenido de todo, pero nos hemos ganado el respeto del medio y eso para mí siempre fue muy importante, que nos consideraran una institución seria.

Se quedan cosas pendientes, esto nunca se termina, siempre se avanza; se queda una estructura, solamente me voy yo. Hay gente profesional, capaz y en buen momento. Vienen mucho mejores tiempos para la institución. La gente que venga seguro hará muy bien su trabajo”, expresó.

Cierto es que resultó extraño que la noticia se confirmara justo en una semana tan importante como la de la disputa por la antesala de la final; sin embargo, Álvaro manifestó que ya no se podía retrasar más dado que se debía anunciar en la Asamblea de Dueños, aunque para él, esto puede servir como una inyección anímica lejos de ser un golpe negativo.

“Lo platicamos, siempre hemos tenido buena comunicación con cuerpo técnico y jugadores. Quizá los sorprendió el momento, pero ya no lo podía retrasar y eso nos llevó a hacerlo ayer. Halando todo es entendible, el equipo está muy bien y comprometido. Espero que sirva de motivación en vez de descontrol”, dijo.

Al ser cuestionado sobre lo que más satisfacción le produjo en todo el tiempo que estuvo como presidente del club, Dávila señaló que la estructura organizacional es algo que no es perceptible, mas ha jugado un papel de suma importancia.

“Me siento contento de haber logrado quizá es algo que aparentemente no es visible, pero es dejar una buena estructura de formación de jugadores; todo el complejo que tenemos en donde se desarrollan y se crean futbolistas. Cuando llegué éramos ocho personas y hoy somos 200. Hemos crecido en todos los aspectos, esa parte de recrear eso me deja contento. El respeto de la gente del futbol”, explicó, al tiempo de reconocer que en el plano deportivo le hubiese gustado conseguir más logros.

Gio, ilusionado con la posibilidad del título

“Quizá en lo deportivo me quedaron cosas pendientes; cuatro finales, pero nada más un campeonato. Jugamos Libertadores, fuimos campeones de Copa; son pocos resultados deportivos, pero no competimos en la misma circunstancia de otros equipos. Tenemos que generar nosotros el ingreso para llevar adelante todo esto. Lo hemos solventado y algunas veces me dolía dejar ir jugadores importantes, pero lo teníamos que hacer”.

PIDIÓ UNIÓN

Finalmente, Álvaro dejó un mensaje para la familia del futbol mexicano. Exhortó a la unión para que la Liga crezca de forma pareja y no solamente a beneficio de algunos cuantos.

“No es consejo, pero sí comentario. Necesita el futbol unión, ver más allá de intereses individuales de cada equipo. El llegar y buscar objetivos comunes, por el bien de toda la Liga, eso lleva después al éxito individual a los equipos. Falta armonía, comunicación y unión. Eso lo digo aquí y allá, siempre he luchado por eso”, cerró.

Millar, listo para ir por el pase al Azteca

El 'Chino' aseguró que requerirán un juego redondo en el Azteca para quedarse con el pase a la final

Guede no ve muertas a las Águilas

El partido que hizo Monarcas rayó en la perfección; cerraron los circuitos de América

Morelia eleva precios hasta el 200%

Morelia reveló los precios de los boletos para el juego de ida ante las Águilas del América.

Pablo Guede está orgulloso de sus jugadores

La monarquía llegó a estar casi liquidada con el tanto de Ismael Sosa

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<