Liliana Ibáñez va por sus terceros Juegos Olímpicos

POR HÉCTOR REYES

FOTO: LUIS GARDUÑO

La nadadora Liliana Ibáñez va por sus terceros Juegos Olímpicos con un equipo al que calificó de “primer mundo”: los australianos Brett Hawke y Paul Sealy, así como el mexicano radicado en Portugal, Emilio Garmendia, quienes la guiarán en su camino rumbo a Tokio 2020, una vez recuperada de su lesión en el hombro y a siete meses de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Durante su visita al Hospital Pediátrico del Centro Médico Nacional Siglo XXI, la deportista guanajuatense entregó medallas y regalos a una fundación que auxilia a madres e hijos de provincia, para después dirigirse a la casa hogar en donde pernoctan los pacientes y un comedor que ofrece comida gratuita.

“Hoy estos pequeños me llenan el corazón y me llenan de energía para regresar a entrenar más duro. Las caritas, los ojitos de los niños te dan mucha esperanza, en ninguno de ellos vimos que se estuvieran quejando”, expresó la especialista de los 50 y 100 metros libres.

La deportista de alto rendimiento vivió algo similar con su mamá, quien pasó los días en un albergue en Monterrey, Nuevo León, para cuidar a Liliana.

“Es una lección muy fuerte para mí y que me recuerda los retos que vienen y lo importante que es sobrepasarlos con la mejor actitud”, reiteró la ondina que parecerá en marzo; y al expresar el amor que le prodigó su mamá envío un mensaje de Año Nuevo: “Lo más que se festeja es la vida en sí, y la salud, les deseo lo mejor a todos estos pequeños”.

Liliana, dijo estar más fuerte que nunca de la cabeza, el corazón y afortunadamente de su cuerpo, no solamente para lograr la marca mínima para asistir a Tokio 2020, sino lograr una preparación al 110%, con todos los recursos incluidos un banco de salida, insistió, de primer mundo que le ha permitido hacer cuatro 50’s a tope de sus capacidades.

“Tengo al auxiliar que acaba de llegar de Portugal desde el día uno vino a marcar diferencia, un preparador físico australiano que me envía los entrenamientos de fortalecimiento, mi fisiatra de tiempo completo y tengo todas las herramientas en cuanto alberca e instalaciones”, declaró Liliana, consciente de que tarde o temprano va a “volar”.

Melissa Flores no pierde la esperanza de ir a Tokio

La gimnasta espera tomar parte en los certámenes de Copa del Mundo en Bakú

Uziel Muñoz va con todo por un boleto a Juegos Olímpicos

El lanzador de bala viene de un gran 2019

Carolina Marín se clasifica a la final del Masters de Indonesia

La española buscará el título ante la tailandesa Ratchanok Intanon

El Hockey gana terreno en México: Luisa Wilson

La medallista en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Lausana arribó a la CDMX

NOTICIAS
<