Edgar Rivera busca los pies alados en Europa

POR HÉCTOR REYES

DESPUÉS de festejar el 30 aniversario de boda de sus papás con un baile entre los cuatro hermanos, pasar las fiestas decembrinas y arreglar asuntos personales, en su natal Agua Prieta, Sonora, el saltador de altura Édgar Rivera, está listo para radicar los próximos nueve meses en Alemania, donde tendrá un campamento de preparación auspiciado por la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo.
Será este 2015 para el atleta mexicano un año de cambios y nuevos desafíos en su carrera, luego de obtener la oportunidad de realizar una estancia en el Centro Mundial de Salto de Altura, en Colonia, Alemania  – incluye hospedaje, alimentación y seguro médico-, con el entrenador Wolfgang Ritzdorf, junto a dos atletas de Puerto Rico y Sudán.
“Será mi primer año viviendo en Europa y habrá que adaptarse a una cultura nueva, pero al mismo tiempo emocionado por esta gran oportunidad. Confiamos que es la mejor opción y vamos a prepararnos muy bien para representar a México de la forma que se merece en los eventos internacionales”, manifestó el plusmarquista mexicano de 23 años, motivado por Luis Alberto, medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Moscú, en el 2013.
“Es siempre una gran experiencia el poder convivir con mi(s) hermano(s) en competencias de atletismo. El año pasado Luis y yo tuvimos la gran oportunidad de obtener la medalla de oro en el Campeonato Iberoamericano de Brasil en nuestras respectivas pruebas y compartir algo así con tu hermano no tiene precio. Esperamos repetir la misma hazaña en más competencias para que el mundo del atletismo sepa que en Agua Prieta, Sonora, México también tenemos saltadores de nivel mundial”, ponderó Édgar al concluir la temporada del 2014 en el lugar 26 del mundo.
Édgar tiene en puerta tres compromisos fundamentales durante el próximo verano: Los Juegos Panamericanos de Toronto, los Juegos Mundiales Universitarios de Gwangju y el Campeonato del Mundo de Atletismo, en Beijing.
“Si este año vienen competencias importantes, así como la continuación del ciclo olímpico, y pienso que la oportunidad de ingresar a este centro se dio en buen momento. Vamos con la idea de reforzar los conocimientos que ya tenemos y aprender lo más que se pueda”, con la mentalidad de dar el salto en una prueba dominada por atletas de Qatar, Ucrania, Rusia y Canadá, quienes pusieron en peligro la marca mundial del saltador cubano Javier Sotomayor, la temporada pasada de 2.45 metros lograda, en España, hace 21 años.
“Desde el momento que tomé la decisión de asistir a este centro, lo hice con idea de que en este momento era lo mejor para mí. Voy con todas las ganas de aprender para crecer como atleta, y confiamos que el trabajo especializado pueda ponernos en un mejor plano en las competencias a nivel mundial”, con el objetivo metodológico de trabajar los puntos débiles y crear un atleta con más balance, con una experiencia de dos Campeonatos del Mundo, en Daegu 2011 y Moscú 2013.
Será hasta que se reporte a su nuevo entrenador que fije su programa de preparación y competencias previas antes de afrontar los compromisos fundamentales, con la certeza de superar la barrera de los 2.30 metros y obtener la marca que asegure su participación olímpica en Río 2016, luego de una carrera marcada por el quinto lugar del mundial infantil, en el 2007.

Yohan Blake: "Preferiría perderme los Juegos Olímpicos que ponerme la vacuna"

El jamaicano aseguró que se encuentra feliz y no quiso dar a conocer la razón de su manera de pensar

Panorama desalentador para la marcha mexicana

La marcha en México actualmente pasa por un mal momento

Cancelan por primera vez el Maratón de Boston

En 2013 la carrera fue el objetivo de un atentado con la explosión de dos bombas

Letras deportivas

De que hablo cuando hablo de correr

NOTICIAS
<