No es tiempo de cancelar actividades deportivas

Con la llegada del Coronavirus a México y con cinco casos confirmados, no es tiempo de caer en la demencia y menos en la cancelación de eventos masivos como en el caso de conciertos, obras de teatro o actividades deportivas, acciones que sí se emplearon en 2009 con la presencia de la influenza en México.

“Si tomamos esas medidas por ahora nos vamos a volver paranoicos, cancelar actividades masivas no es lo mejor, no hay que caer en pánico. No es el momento de estar cancelando”, abrió su charla con ESTO, Alejandro Macías, infectólogo de renombre y Comisionado Nacional para la Atención de la Influenza en 2009.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Con experiencia acumulada, se centró en el caso masivo en donde el deporte alberga multitudes en partidos de futbol, beisbol, basquetbol, competencias de tenis, corridas de toros entre otras, y para 2009 existió la cancelación de éstas y más actividades al aire libre. No obstante, y pese a la confirmación de cinco casos, “no quiere decir que haya una transmisión sostenida en México, la cancelación de eventos es prematura, no hay circulación del virus”.

Por ahora, “no es el momento de cancelar”, porque “cuando sepamos que hay circulación en determinados puntos de la República y para eso el sistema de diagnóstico del país es muy bueno y la capacidad de México es excelente, nos van a estar diciendo, ‘los hay aquí, y aquí’ y en ese sentido se pueden cancelar las actividades”.

Los cinco casos que han dado positivo a las pruebas de Coronavirus,   “no coinciden con la epidemiología en México, es una de Italia porque ahí se adquirió, llegaron aquí, pero también pudieron haber llegado a Colombia y por alguna cuestión del destino arribaron a México, esos casos y contacto se deben vigilar, pero no es el momento de hacer medidas de distanciamiento masivo porque afectará considerablemente la economía, comercio, y la sociedad tiene que seguir sus actividades”, refirió el especialista.

Algunas actividades deportivas se cancelaron como el Gran Premio de China de la Fórmula Uno, juegos de futbol en la Serie A de Italia, incluso el Autoshow de Ginebra, por lo que el mundo está en incertidumbre de cara a la edición de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a realizarse en los meses de julio y agosto.

“Nadie tiene una bola de cristal, por el comportamiento del virus en este momento parece que no se va a controlar, que se va a diseminar por varios países”.

Aunque “para julio o agosto pasarán una de dos cosas. O ya se controló en varias regiones o está diseminado por todo el mundo, entonces hay que definir las dos cosas importantes. Una es la contención, en donde el virus ya no ha avanzado, y la otra es la mitigación en donde las personas que se enferman no sea tan grave o salgan con el menor daño posible. Las medidas que se están haciendo son de contención y no de mitigación, pero son probabilidades”, explicó.

Dicha referencia la llevó a la misma República mexicana, en donde existen los casos positivos de Covid 19 en la Ciudad de México, Coahuila, Sinaloa, Chiapas y en el Estado de México, esto “no quiere decir que la tendrá en todo el país. México es muy grande y es por regiones, se prende en una y luego se apaga en otra, debemos esperar a que las autoridades nos digan en qué zona está prendido y aplicar las actividades de distanciamiento social, ahorita no y afectar a las actividades sociales cuando no es tiempo”.

Además, “depende del tiempo y lugar. Si hay un área en donde hay una intensa transmisión pues podría estar justificado (cancelar actividades), son medidas que se llaman de distanciamiento social para evitar que exista una contaminación nociva”.

Por ello y al momento, “no tiene caso cancelar eventos cuando no hay ni siquiera una circulación, transmisión efectiva del virus, que es lo que ha pasado en la mayor parte de Italia, la zona de la Lombardía, y en otras hay áreas hay muy poca actividad. En esa zona en donde está muy activo está justificado, pero en otras no funcionaría”.

MENOS VULNERABLES 

El ámbito deportivo no está alejado del coronavirus. Si bien es cierto que el riesgo de contagio se puede dar en estadios, arenas, gimnasios y otras áreas en donde se practican las labores físicas, los atletas/deportistas corren menos riesgo de contagio.

Y es que las mismas actividades que realizan día a día con entrenamientos, partidos y competencias, hacen que el cuerpo humano esté en constante actividad, por lo que es más difícil que el virus pueda colonizar un cuerpo activo.

“Este virus, en el caso de afectar a los deportistas, es muy poco probable que les llegue hacer un daño importante”, compartió el médico infectólogo, Alejandro Macías.

Debido a su experiencia en 2009 cuando atendió el caso de influenza en México, el especialista reconoció que el coronavirus puede ser más aprensivo con “personas de edades más avanzadas con enfermedades crónicas”.

Así que “los jóvenes y las personas que se encuentran en perfectas condiciones les hace muy poco daño”.

Por ello, se atreve a vaticinar que en la justa Olímpica de Tokio 2020 durante los meses de julio y agosto, “habría poco riesgo de enfermarse y contagiarse para cada uno de los atletas”.

El ser joven y atleta son armas importantes para hacerle frente al Covid-19. “Es más difícil que se puede infectar como cualquiera, pero es seguro que no se infectará gravemente o que pueda tener muchas complicaciones, es poco probable que pueda ocurrir con las personas que elaboran actividades físicas y más si son jóvenes, el virus les hace poco”, explicó el médico.

MÁS GRAVE QUE INFLUENZA 

México no es primerizo a la hora de tratar con enfermedades epidemiológicas, su más cercano antecedente fue con la influenza H1N1 y ahora que el Coronavirus llegó al país, el médico Alejandro Macías pidió duplicar las recomendaciones que se realizaron en 2009 cuando la gripe porcina paralizó las actividades de nuestro entorno.

Alejando Macías infectólogo de renombre y Comisionado Nacional para la Atención de la Influenza en 2009, invitó a la mesura e higiene entre la población, ya que no es tiempo de alarmarse debido a que el país posee con buenos hospitales de diagnóstico y un antecedente de precauciones como en ese año.

“Hoy simplemente vemos que es el cumplimiento de lo que ya se había dicho hace un par de semanas”, abrió.

“El virus tenía que llegar de una manera u otra, ya sea de Italia o una transición local, en México no fue local, pero es lo que se esperaba, ni más ni menos”. No obstante, y con el virus en territorio nacional “No son pruebas sencillas, son moleculares, de ácidos y México tiene una buena red de diagnóstico en los Estados, a través de epidemiológicas”.

Aunque lo más importante, “no es que por ir al trabajo nos vamos a enfermar, sino limpiar nuestra superficie de trabajo, mientras el virus lo tengas en la mano no es problema, el lío es que si lo llevas a la nariz, te tocas los ojos o la boca, ya hay problema y debemos tener la mejor limpieza”, explicó brevemente el médico, quien cuenta con una especialidad en Laboratorio de Microbiología y Salud Clínica realizada en Los Ángeles, además de una maestría en Biología Molecular de Enfermedades Infecciosas cursada en la Universidad de Londres.

Para ese 2009 las actividades en nuestro país se modificaron totalmente, los niños dejaron de ir a clases, se prohibieron las actividades al aire libre, se suspendieron conciertos, obras de teatro y eventos deportivos en donde se reunían muchas masas, por lo que el escenario se podría repetir en caso de que exista una emergencia como se dio con la influenza. Aunque sabe que ningún país tiene la capacidad de respuesta ante a alerta del Coronavirus.

“No se puede exagerar, hay que ser ecuánimes, tuvimos un periodo de gracia, con la influenza el brote se dio aquí y ahora los chinos viven lo que nos ocurrió en 2009, pero es una enfermedad que lleva a más personas a las terapias intensivas y que crece rápidamente. Hay que prepararnos con las medidas de higiene, la Secretaría de Salud debe trabajar más y tener listas las camas, debe haber acopios”.

El coronavirus “se transmite con mayor facilidad, es más grave que la influenza”. Así que se volvería a dar un giro a las actividades del entorno social mexicano. “Hay que poner atención a las actividades que realizamos y la Organización Mundial de la Salud elevó la alerta máxima, y estamos cerca de un nivel de pandemia, es cada vez menos la conexión y más la mitigación, el Gobierno e instituciones deben prepararse sobre el trato de las masas”.

“Hay pocas camas, hay que afinar los hospitales, aceptar que esto va a llegar y nosotros a nivel individual tener la mayor higiene posible de manos, evitar tocar la cara, tocarse los ojos, boca y estar en buenas condiciones físicas”.

Vacuna o tratamientos será difícil a corto plazo. “No la vamos a tener en años y una vacuna en un año, la vacuna puede existir, pero los fabricantes tendrán miedo a sacar una vacuna sin hacerle pruebas, una vez que salgan te vas enfrentar a grupos antivacunas y cuestiones legales, nadie la va a sacar y eso va a tomar más de un año “

Lo mejor en este momento es tomar el problema con serenidad y sin alarmarse. “El caso es preocupante, no porque nos vayamos a enfermar todos y nos vayamos a morir, esto no es así, la enfermedad será leve en la mayoría de las personas, pero sí va a complicar a una cantidad baja, pero de muchísimas personas”, compartió el médico.

La ultramaratonista 'Chikorita' logra la hazaña

Es la primera mujer en subir a la cuspide de los tres volcanes más emblemáticos

UNAM difunde rutinas para activación física en cuarentena

En su canal de YouTube, subieron ejercicios para promover el ejercicio en casa.

Así se mueve el calendario deportivo en el Mundo

Del futbol a la hípica, todos los eventos deportivos postergados por el Covid-19.

Diez libros sobre deporte que debes leer en la cuarentena

Te sugerimos una lista de libros que te ayudarán a mantener encendida la pasión por el deporte.

NOTICIAS
<