El romanticismo se empieza a olvidar en la NFL

POR MARCO TREJO MONTOYA

En la NFL el romanticismo se da en pocos casos. Tom Brady es un ejemplo más de un jugador franquicia que parecía destinado a culminar su carrera con el equipo al que le dio seis Super Bowls; sin embargo, a menos que ocurra algo extraño lanzará sus últimos envíos con los Bucaneros de Tampa Bay.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Su caso se suma al de quarterbacks legendarios como Peyton Manning o Joe Montana, pero cambiar de conjunto no es exclusivo de quarterbacks, leyendas o jugadores destacados en otras posiciones también migraron, a pesar de que la historia los recuerde en su mayoría con un uniforme.

Aquí los más destacados:

Peyton Manning: El ‘Sheriff’ pasó sus primeros 13 años con los Potros de Indianápolis y es dueño de prácticamente todas las estadísticas para un pasador en el conjunto. Con el equipo de la AFC Sur llegó a dos Super Bowls y ganó uno. El egresado de la Universidad de Tennessee revolucionó el juego.

Sus últimos cuatro años los pasó con los Broncos de Denver, allí rompió en 2013 el récord de más yardas (5 mil 477) y pases de anotación (55) en una sola campaña. Su segundo anillo lo consiguió en el que resultó ser el peor año en cuanto a números en su carrera.

Brett Favre: Quizá el jugador más grande en la historia de Green Bay pasó por el rival odiado: Vikingos de Minnesota. Los ‘Cabezas de queso’ apostaron por Aaron Rodgers, debido a que el ‘General’ se había retirado, sin embargo, regresó y al ser descartado por los Empacadores optó por jugar con los Jets y posteriormente con el equipo púrpura.

Encabezó a los Vikingos hasta el NFC Championship de 2009, en el que una intercepción le abrió a Nueva Orleans las puertas del triunfo.

Shaun Alexander: Ganó el MVP en la campaña 2005 y fue el caballo de batalla de los Halcones Marinos de Seattle en la primera década del siglo. Sus últimas yardas las consiguió en la temporada 2008 con los Pieles Rojas de Washington.

Zach Thomas: Fue uno de los mejores linebackers internos de la historia y sus cinco selecciones al equipo All Pro lo demuestran. Tras más de mil 700 tacleadas con Miami, su último año lo pasó en Dallas.

Jerry Rice: Para muchos, el mejor jugador de la historia. De la mano de Joe Montana y Steve Young ganó tres campeonatos. Tras 16 años con San Francisco se esperaba su retiro, pero Rice continuó con Oakland, equipo con el que llegó a otro Super Bowl. A sus 42 años culminó su carrera como miembro de Seattle.

Emmith Smith: Miembro del tridente que le dio gloria a Dallas, Smith logró más de 17 mil yardas por tierra con la ‘Estrella solitaria’. Sus últimos dos años los jugó con Arizona.

Joe Montana: Él y San Francisco son sinónimos; el legendario quarterback ganó los cuatro Super Bowls que disputó con los gambusinos. Su caso es parecido al de Tom Brady; después de ganarlo todo con los 49ers, culminó su carrera con dos años en Kansas City.

Javier Aguirre critica duramente a AMLO

Johnny Unitas: Fue el primer gran mariscal de campo que tuvieron los Potros, en ese entonces de Baltimore. Su nombre se puede comparar con el de Peyton Manning, y de igual manera salió del equipo para cerrar su historia con una temporada en Cargadores.

 

 

NFL: Bengals aplasta a Steelers

El juego lo resolvieron los Bengals desde la primera mitad, donde anotaron 31 puntos

NFL: Titans, la nueva víctima de los Patriots

Los pupilos de Bill Belichick sumaron su sexta victoria consecutiva en la temporada

NFL: Buccaneers derrota a Colts con show de Leonard Fournette

El corredor de Tampa Bay logró cuatro anotaciones en la victoria en el Lucas Oil Stadium

Thanksgiving: Los Bills destrozan a los Saints

Los Bills retomaron su lucha por la cima del Este de la Americana y con una marca de 7-4 le metieron presión a los Patriots

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS