Desaparece el descenso y el Ascenso MX

La crónica de la muerte anunciada del Ascenso MX llegó a su fin. Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, salió a dar un anunció definitivo sobre el tema para dejar los puntos claros y confirmar lo que desde inicios de la semana se cocinó con los directivos de Liga MX y Ascenso MX.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Bonilla apareció en una conferencia de prensa virtual para esclarecer el asunto y hacer énfasis en los motivos de las decisiones tomadas, los cuales radican en la poca generación de ingresos en la llamada división de plata.

“A inicios de esta semana se llevó a cabo la asamblea de la división de ascenso para determinar en conjunto con todos los clubes cual será el horizonte de esta categoría y la manera de fortalecer a esas instituciones.

Eso necesariamente pasa por reconocer el estado de salud actual del ascenso. La división en las últimas temporadas ha perdido ingresos tanto en derechos de televisión como en patrocinios, en ganancias por taquilla, con resultados que no son los deseados. La asistencia a los estadios ha descendido notablemente teniendo partidos con entradas de mil personas y un promedio de 5 mil en toda la división, en el mejor de los casos tenemos entradas por 8 mil personas”, expresó.

Aunado a esto, Enrique hizo énfasis en que la industria del futbol no es ajena a la crisis económica de México, motivo por el que reveló que clubes del Ascenso MX se encuentran al borde de la quiebra.

“La crisis financiera que se vive en el país acrecentó la problemática para la división. Varios de los proyectos actuales se encuentran muy cerca de la quiebra, con peligro de desaparecer por la falta de recursos frescos y con la necesidad de cubrir un déficit financiero anual de más de 25 millones por club en promedio. Por tal motivo, los clubes solicitaron la aprobación para solicitar el fondo de contingencia con el que cuenta la división; sin embargo, dichos recursos no son suficientes para poder cubrir las contingencias”, confesó.

A razón de esto, el directivo explicó los puntos del plan que prepararon para desarrollar otro formato en lo que hasta hoy fue la Liga de Ascenso y subrayó que no buscan terminar con fuentes de empleo.

“Los puntos anteriores engloban la situación actual de la división, ante esta realidad buscamos que los clubes cumplan con todos los compromisos contractuales con su plantilla, empleados y proveedores. No buscamos eliminar fuentes de trabajo, sino garantizar que se cubran las actuales de manera cabal y que podamos en un futuro generarlas. La implementación de este proyecto de estabilización contempla la siguiente estrategia:

Eliminar el descenso y ascenso de los clubes en tanto se consolida el proyecto. Es un periodo de cinco temporadas.

– Dar por terminada la temporada 2019-2020 del Ascenso MX sin que se tenga campeón de la división.

– Crear un formato de división que tenga como uno de sus objetivos ser semillero de jugadores, por lo que se elimina la regla de menores en la Liga MX a partir de la temporada 20-21”.

Aunado a esto, Bonilla indicó los acuerdos a los que llegaron en la asamblea para combatir los problemas financieros del ascenso.

“La premisa fundamental en este proyecto es y será el mantener e incrementar las fuentes de trabajo de nuestra industria. Por otra parte, para hacer frente a la crisis financiera que atraviesan los clubes del actual Ascenso MX, se tomaron los siguientes acuerdos:

– Se destinarán 60 millones de pesos repartidos en partes iguales a los 12 clubes. Además, se les hará entrega del fondo de contingencia neteado, esto es descontando los adeudos en cuenta corriente, transferencia de jugadores y adeudos de controversias que tengan vigentes.

– Con el fin de apoyar el crecimiento de los clubes que actualmente se encuentran en el Ascenso MX y que continúen participando en la nueva división, que logren consolidar su crecimiento y desarrollo, se destinarán 240 millones de pesos anuales por temporada durante las siguientes cinco temporadas, es decir, 20 millones de pesos anuales por club”.
Al final, el dirigente dejó claro que con todo esto pretenden que los jugadores no tengan más preocupaciones por no volver a cobrar sus salarios y así, puedan desarrollarse de la mejor manera en la cancha.

“Toda esta estructura financiera contempla también el control económico para cada uno de los clubes de la nueva división, teniendo como punto fundamental que los gastos no deberán ser superiores a los ingresos. Los gastos se auditarán permanentemente a través del diseño de un mecanismo de control sistematizado, esto va a permitir que ningún jugador de ahora en adelante se quede sin cobrar cuando le corresponda, que les permita tener la tranquilidad de entregarse a su profesión y desarrollar un gran espectáculo para el aficionado sin tener que preocuparse de si va a cobrar o no”, cerró

Tampico Madero comenzó pruebas médicas

Jaiba Brava está a la espera de que autoricen el comienzo de su pretemporada

Zacatepec ocuparía la plaza de Morelia

Este rumor apareció luego que entregaron a José Luis Higuera las instalaciones del estadio Morelos

Equipos del Ascenso han sido ninguneados: Presidente de UDG

Alberto Castellanos habló sobre que no saben mucho sobre la nueva liga

Omar Bravo se despide de Leones Negros

El mochiteco pone fin a su etapa como futbolista profesional

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS