Messi, una leyenda sin corona mundial

Mexico, 2014-06-24 14:10:08 | Redacción ESTO

EFE

Lionel Messi cumplió hoy 27 años de grandeza futbolística, con todos los títulos que se pueden ganar en el fútbol en sus vitrinas pero sin uno fundamental, el más importante y al que intenta dar caza en los próximos días: el Mundial de fútbol.

Es su único punto negro de una carrera espectacular que hoy alcanza su momento culminante, los 27 años, que dicen que son los mejores para un futbolista. Messi se encuentra en su punto de madurez perfecto y todavía mantiene sus capacidades físicas intactas. Su declive aún está por llegar y ha llegado a Brasil con la intención de acabar con la ausencia de un título que se le resiste.

Messi sopló hoy las velas de su cumpleaños con un historial de títulos intimidatorio: seis Ligas, seis Supercopas de España, dos Copas del Rey, tres Ligas de Campeones, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa y un Oro en los Juegos Olímpicos de Pekín. Esos son los trofeos colectivos de mayor valor que atesora.

Sin embargo, con la selección absoluta de Argentina no ha logrado nada. Es su gran pesadilla. Salvo en la Copa América de 2007 en la que quedó subcampeón, jamás ha pasado de los cuartos de final de una gran competición. En esa ronda se quedó en la Copa América de 2011 y en los Mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Por eso, el Mundial de Brasil es muy importante para el jugador del Barcelona. Ha cumplido una edad perfecta para rendir al máximo pero peligrosa para luchar por el siguiente campeonato. En Rusia tendrá 31 años y su estilo de juego, basado en la explosividad física y en la habilidad, podrá haber bajado enteros dentro de cuatro años.

Messi sabe que se encuentra ante una oportunidad muy buena para demostrar al mundo que puede ser como Diego Armando Maradona y que también es capaz conducir a su selección hacia un título mundial como hizo “el Pelusa” en México 1986. Aún queda mucho camino por recorrer en Brasil y, de momento, celebra su cumpleaños con mesura y sin alardes.

Aunque todo el planeta fútbol esté pendiente de esta fecha, el 24 de junio, Messi, que fue felicitado por sus compañeros en cuanto el reloj pasó la medianoche, sólo tuvo tiempo de dedicar una frase en la red social Facebook para agradecer todas las felicitaciones que está recibiendo.

“Muchas gracias por todas sus felicitaciones. Mi regalo perfecto este año sería ganar la Copa, pero vamos paso a paso”. Esas fueron sus palabras. Cumple años, pero en el fondo de su mensaje se puede ver una de sus obsesiones, ganar en Brasil como sea.

Si sus compañeros no se olvidaron de una fecha muy señalada, tampoco la madre de su hijo, Antonella Roccuzzo, que le expresó su amor colgando en las redes sociales un vídeo con fotos de muchos momentos importantes de la vida del jugador argentino que incluían imágenes de su hijo Thiago.

Muy pocos se olvidaron del cumpleaños de Messi, que en muchas ocasiones lo ha celebrado concentrado con su selección. Hasta el entrenador de Nigeria, Stephan Keshi, tuvo un momento para recordar a su rival de mañana, a quien se enfrentará para luchar por el primer puesto del grupo F.

“¿Es el cumpleaños de Messi? ?¡Feliz cumpleaños!!. Es un día excelente. Creo que mi equipo y yo no lo sabíamos, pero en todo caso le deseamos un feliz cumpleaños y que tenga una vida larga y llena de salud. Qué se cumplan todos sus deseos. Mañana le veremos después del partido. Creo que eso es lo que quiero decirle. Felicidades, estimado Messi”, dijo Keshi.

Probablemente, el que podría ser el mejor jugador de la historia de Argentina con permiso de Maradona, agradecerá las palabras de su rival, pero entre ceja y ceja tendrá un sólo pensamiento: ganar el Mundial de Brasil para no cumplir 28 sin el trofeo más importante que hay en el mundo del fútbol.