La pegada millonaria de Mike Tyson

Es muy difícil de imaginar que alguien pueda embolsarse 219 mil 780 dólares (cinco millones de pesos) por segundo de pelea. Por ilusorio que parezca, eso fue hecho realidad cuando Mike Tyson se adjudicó 20 millones de dólares por sólo 91 segundos que ocupó para deshacerse de Michael Spinks, en lo que fue anunciado como duelo de invictos campeones mundiales de peso pesado.

 

El sagaz promotor Don King consiguió para Iron Mike una garantía de 20 millones de billetes verdes (además de otras ingresos, por publicidad), contra 13 millones de ‘verdes’ de Spinks, medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Montreal 76 que llegaba después de vencer al célebre monarca Larry Holmes.

Fury revela que le ofrecieron pelear con Tyson 

Donald Trump, el actual presidente de Estados Unidos, se encargó de pagarle a Tyson, y no fue el único negocio boxístico que hizo con Don King, su socio en la promoción. En ese tiempo, el señor Trump era el dueño de tres casinos en Atlantic City, entre ellos el Taj Mahal, al que llamó ‘la octava maravilla del mundo’ en su inauguración, en 1990, y que cerró sus puertas 26 años después.

 

Previamente se dijo que Tyson podría obtener hasta 22 millones de dólares, lo cual no sería difícil dadas las recaudaciones sin precedente, así que la plata conseguida por cada segundo de acción pudo ser mayor todavía. Iron Mike tenía un halo de invencibilidad y era llamado ‘el hombre más malo del planeta’.

 

El 27 de junio de 1988 tuvo efecto el pleito entre Tyson y Spinks en el Convention Hall (hoy, Boardwalk Hall) de Atlantic City, Nueva Jersey. En la misma velada de Tyson-Spinks peleó James ‘Buster’ Douglas y noqueó en siete giros a Mike Williams. Pocos repararon en la actuación de Douglas, el mismo que un año y ocho meses más tarde, en Tokio, asestaría un increíble nocaut en 10 episodios al ‘héroe de la peícula’, en la que es considerada la más grande sorpresa desde que el boxeo se inventó.

Boxeadores noqueados por los vicios 

En aquel tiempo el periodista Nigel Collins escribió que cerca de 22 mil espectadores que abarrotaron el Convention Center dejaron una taquilla de 13 millones de dólares. El pago por evento de televisión y los circuitos cerrados añadieron 22 millones de dólares, más una cuantiosa suma que los tres casinos del señor Trump en esa Ciudad Atlántica aportaron. Se trataba del evento boxístico más grande, hasta entonces.

 

La danza de los millones acompañó a Mike Tyson desde que, a los 20 años de edad, se convirtió en el campeón universal pesado más joven de la historia al noquear en dos asaltos a Trevor Berbick para arrebatarle la faja verde y oro del WBC, el 22 de noviembre de 1986 en el Hilton de Las Vegas. Pero como dice la canción, Easy it come, easy go (lo que viene fácil viene, fácil se va), el dineral que el carismático púgil acumuló (más de 300 millones de dólares) terminaría por volverse humo al paso de los calendarios hasta el punto de declararse en bancarrota, a causa de sus excentricidades.

 

Mordidas de muy alto costo

El 28 de junio de 1997 en el MGM Grand de Las Vegas, Mike Tyson mordió a Evander Holyfield dos veces, y en la segunda tarascada le arrancó un pedacito de oreja que escupió al enlonado en un gesto de desprecio infinito hacia su rival, quien le daba la revancha después de haberle quitado la corona mundial de peso completo de la WBA.

 

La policía subió de inmediato al ring mientras Holyfield se quejaba del dolor por el violento despojo de una parte del cartílago de uno de sus apéndices auditivos. El réferi Mills Lane terminó por descalificar a Iron Mike al final de ese estrujante tercer episodio. Dada la fama de Tyson, no obstante su caída ante James ‘Buster’ Douglas para acabar con el mito de su invencibilidad y arrebatarle las fajas del WBC, la WBA y la IBF en febrero de 1990 en Tokio, y que había sido doblegado por Holyfield en su primer encuentro, en noviembre de 1996 en el mismo escenario, Iron Mike recibió una garantía de 30 millones de dólares en ‘la noche de las mordidas’.

 

Por tan atroz acción, la Comisión Atlética de Nevada multó a Tyson con el 10 por ciento de su sueldo, tres millones de billetes verdes, y le aplicó una suspensión. Dicen que el tiempo cura cualquier herida y la profunda desavenencia que estalló en la tristemente famosa segunda pelea entre Holyfield y Tyson, se desvaneció al correr de los años.

 

Fue así que, en atención a los consejos de don José Sulaimán, los orgullosos guerreros se olvidaron de viejos rencores y sellaron el inicio de su amistad con un abrazo ante centenares de asistentes a la Convención Anual del Consejo Mundial de Boxeo, verificada en 2011 en el Mandalay Bay de Las Vegas. De esa forma, Mike Tyson se reafirmó como el personaje que con los guantes puestos obtuvo ganancias más grandes en menor tiempo en el cuadrilátero.

 

Al final del día, por esos nueve minutos de combate contra Holyfield se metió a la cartera 27 millones de dólares (ya descontado el castigo de la Comisión de Nevada), aunado a la extraordinaria suma que se agenció en solamente 91 segundos contra Michael Spinks y de lo cual hablamos en nota por separado. Ya no mencionemos sus muchas otras cuantiosas bolsas, en combates en que triunfó por la vía rápida.

 

Mayweather tuvo que pelear más rounds

Nadie discute que Floyd “Money” Mayweather es el pugilista que mayor cantidad de dinero ha conseguido en su vasta carrera. Él mismo se ufana de ser el único que supera la barrera de los mil millones de dólares, como protagonista de los combates más ricos de todos los tiempos, contra Manny Pacquiao y Conor McGregor, con todo y que este último fue más show que una pelea seria.

Floyd había producido las mayores entradas financieras (2.48 millones de hogares en PPV) en su encuentro de 2007 contra otro fenomenal generador de plata como es Óscar de la Hoya, cuyos ingresos personales como boxeador, revelados por él mismo, fueron de 800 millones de la divisa estadounidense.

 

De acuerdo con Forbes, el ‘Money’ acaparó 275 millones de dólares por su farsa contra McGregor, a quien se le acreditaron cerca de 100 millones de dólares. Ese evento se ventiló el 26 de agosto de 2017 y Mayweather lo terminó cuando quiso, en el décimo capítulo.

 

El poco emotivo combate de 12 episodios que Maywether sostuvo contra Manny Pacquiao, en mayo de 2015, le redituó al estadounidense un salario estimado de 250 millones de dólares, redondeado por las ventas récord de PPV y la taquilla.

Saúl ‘Canelo’ Álvarez obtiene un promedio de 33 millones de dólares por contienda a partir del impresionante acuerdo con DAZN de 365 millones, por 11 contiendas en un plazo de cinco años, pero aunque liquidó a Rocky Fielding en tres rondas, el jalisciense está lejos de lo logrado por Mike Tyson en minuto y medio de combate contra Michael Spinks. 

 

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Triple A cerrará el 2021 en la CDMX

Los luchadores anhelaban reunirse con sus seguidores

¿'Juanito' fue luchador? La increíble historia del político mexicano

Rafael Acosta Ángeles confesó a ESTO su gran amor por la lucha libre

Los Infernales hacen sentir su poder en la Arena México

Euforia, Mephisto se unieron con Soberano Jr. para imponerse a Ángel de Oro, Titán y el Terrible

WBA: Dinamita Cruz y Melissa Esquivel se disputarán la corona mundial pluma

Erika Cruz buscará capitalizar su mayor experiencia como profesional

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS