Cruz Azul mantiene su buena racha tras derrotar a León

 

Este Cruz Azul es de verdad. Pasan los días y no hay obstáculo suficiente que pare a La Máquina Cementera, que sumó un triunfo más, llegó a 18 encuentros consecutivos sin derrota, 13 de ellos oficiales, y ya es suyo el subliderato del Guard1anes 2020. Anoche no hubo tanto brillo ni dio su mejor juego, pero la efectividad y la suerte continúan de su lado.
La Fiera intentó, pero nunca rugió. A León le faltó un ángel para frenar el buen paso de los cementeros.

Los dos mejores equipos mexicanos del 2020 se vieron las caras en Ciudad Universitaria. Esa misma etiqueta predecía un gran duelo, pero tanto Cruz Azul como León tuvieron varias bajas de inicio. Por el lado cementero, Julio César Domínguez no alcanzó a estar tras la neumonia que sufrió y Josué Reyes entró al quite. De todas las opciones que tenía el técnico Robert Dante Siboldi en la mesa, optó por darle oportunidad al canterano celeste. Jonathan Rodríguez volvió a la titularidad y mandó de nuevo a Milton Caraglio al banquillo de suplentes. 

Por parte de La Fiera, también el Covid-19 mermó a su plantilla titular. Ángel Mena no pudo estar al igual que Nicolás Sosa, por lo que Joel Campbell y José Ramírez fueron las novedades. 

Los del bajío iniciaron a tambor batiente y el experimentado Emmanuel Gigliotti por poco se aprovecha de la inocencia de Reyes, sin embargo, el delantero adelantó de más el esférico y el peligro lo contuvo el portero Jesús Corona. 
Si los visitantes perdonaron, los capitalinos no lo hicieron. Juan Escobar aprovechó un rechace al centro tras un tiro de esquina, y con un cabezazo impecable envió la redonda a la red, ante la mirada atónita de Rodolfo Cota. La racha de imbatible en León quedó en 247 minutos y eso hizo enojar al felino mayor. 

A partir de ese momento, los dirigidos por Ignacio Ambriz buscaron de forma incesante el tanto del empate. Los Panzasverdes lo intentaron por cada costado, Luis Montes y Jean Meneses tomaron las riendas del ataque, pero se cansaron de fallar. El último toque no llegó a la celebración, por más de que los cementeros consintieron a la Fiera. 

La Máquina sorprendida tuvo un contragolpe que no aprovecharon. Orbelín Pineda lo armó, Luis Romo cedió, pero Jonathan Rodríguez no supo que hacer y la primera mitad acabó así, con el coraje de los Esmeraldas y el suspiro azul por todo el inmueble. 

Si el clima respetó en la Ciudad de México y Tlaloc no apareció, en el complemento lo hizo con gran fuerza. A pesar del diluvio, León no cambió su tónica y siguió con la insistencia en búsqueda de la igualada, pero con una lucha en el mediocampo, un juego centralizado que implicó pocas llegadas en ambas áreas. El Chapito fue el hombre diferente en el campo, pero la suerte nunca le sonrió.



Los minutos pasaron, las emociones desaparecieron, la lluvia intensa paralizó todo y Santiago Giménez entró al campo para ponerle calma y aumentar la ventaja con un penalti cobrado a la perfección.
Cruz Azul continúa sin perder, anoche ningún rugido pudo parar su buen camino y ya está en la parte alta del certamen.

Dan de alta al ‘Cata’ Domínguez

ESCUCHA NUESTRO PODCAST: Riesgo de lavado de dinero en el futbol mexicano

Revelan la cifra millonaria que Cruz Azul pide por el fichaje de Luis Romo

A pesar de tener contrato vigente, La Máquina ya le puso precio a su jugador, no quiere que pase lo mismo que con Orbelín

Cruz Azul: El plantel que rompió con la sequía se despide, ¿Qué viene para La Máquina?

El equipo histórico que logró romper con tantos años de sequía en la Máquina sufrirá modificaciones para el próximo año

Cruz Azul: ¿Qué jugadores podrían haber disputado su último partido en el club?

Orbelín Pineda encabeza la lista de posibles bajas en La Máquina de cara al próximo torneo

Orbelín Pineda se despidió de Cruz Azul

Santiago Giménez aseguró que en el grupo cementero están contentos por la partida del Maguito al Viejo Continente

NOTICIAS