Salón del Deporte en el Edomex, destino infaltable para conocedores y aficionados

FOTOS: MARTÍN MONTIEL

Si eres fanático de los deportes quedarás extasiado al visitar Salón Deporte, ubicado en la colindancia entre la Ciudad de México y el Estado de México, donde en una superficie de 4 mil 400 metros cuadrados podrás apreciar deportes, objetos y personajes que forman parte de la historia mundial. El recorrido por sus nueve salas, va acompañado, si así lo prefieres, de un guía enterado que lo hace muy ameno y sin que te des cuenta, te “empapa” de conocimientos.

Salón Deporte se encuentra cerca de cumplir tres años de haber abierto sus puertas al pueblo de México. La entrada es gratuita, toda vez que su objetivo es despertar el interés y el conocimiento por el deporte, al tiempo que impulsa su práctica.

“Antes de la inauguración, la Fundación Carlos Slim ya era propietaria y contaba con más del 90 por ciento de los objetos que integran la colección, pero cuando hay alguna entrega por parte de algún deportista, se tiene que seguir un protocolo, el cual incluye un proceso de valoración y otro de autenticidad, para que la pieza que entre a formar parte de la colección tenga un impacto en los visitantes”, relató para ESTO el gerente de Salón Deporte, Giovanni Hernández.

Agregó: “Tenemos nueve salas, pero deseo resaltar que la de olimpismo que tiene la colección que pertenece al Comité Olímpico Mexicano, pues en su momento necesitaban un lugar especial donde mostrar todas las piezas que guardaba y qué mejor que aquí. Tiene muchos objetos significativos en la historia de los Juegos Olímpicos, pero el resto es materia de la Fundación Slim que se muestra de manera gratuita”.

Salón Deportes combina la exhibición de piezas alusivas a diferentes disciplinas deportivas con actividades interactivas. Cuenta con salas sobre basquetbol, deporte olímpico, lucha libre, tenis, boxeo, futbol, futbol americano, automovilismo y beisbol.

Entre las principales piezas en exhibición se encuentra el volante original del piloto mexicano Pedro Rodríguez, una butaca del primer estadio de los Yankees de Nueva York, una importante colección de tarjetas de jugadores de las Ligas Mayores de Béisbol, una pelota firmada por Babe Ruth, un auto con el que el tapatío Sergio Pérez corrió en la Fórmula 1, así como jerseys de los basquetbolistas Kobe Bryant y del mexicano Eduardo Nájera.

El recinto abrió sus puertas el 18 de octubre de 2017 y desde entonces ofrece a los visitantes espacios donde pueden conocer los fundamentos de diversas disciplinas como salto de altura, el ciclismo, el boxeo, el fútbol soccer, el fútbol americano, el béisbol, entre otras.

Salón Deporte se aliena al espíritu de la Fundación Slim, la cual, desde su creación en 1986, impulsa la práctica del deporte al desarrollar el talento de jóvenes deportistas mexicanos a través de diversas disciplinas deportivas. Ha creado programas que inculquen valores de vida como el trabajo en equipo, el compañerismo, el esfuerzo y la superación. Ofrece a cientos de jóvenes mexicanos la oportunidad de practicar algún deporte.

En este museo trabajan trece guías jóvenes, quienes, con conocimiento, pero sobre todo energía y entusiasmo, explican a los visitantes el valor histórico de las piezas que están apreciando, además cuentan anécdotas y datos curiosos de cada deporte. El recorrido puede durar desde una hora, hasta tres o cuatro, dependiendo del interés y del tiempo que disponga cada visitante.

“Invitamos a toda la gente del país a que nos visiten, pues ahora que se está regresando a las actividades, tras el confinamiento, es una buena opción para que las familias se distraigan, sin costo alguno. Estuvimos cerrados cinco meses, abrimos hace una semana y nos gustaría ver las salas con muchos visitantes. Tenemos todas las medidas sanitarias, pueden venir con confianza. En tiempos normales tenemos capacidad para atender a 700 personas al mismo tiempo en cada sala, por ahora, únicamente podemos recibir un 30 por ciento, pero poco a poco, la capacidad irá en aumento, por los que invitamos a todos los que lean este artículo a que vengan a visitarnos”, concluyó Giovanni Hernández, desde este lugar, único en su clase en la República Mexicana.

FICHA
Salón Deporte
Superficie: 4 mil 400 metros cuadrados de exhibición.
Piezas actuales: 2 mil 300.
Actividad: interactivas (se reanudarán en cuanto lo permitan las medidas sanitarias).
Horario actual: de 10:30 a 17: 00 horas, los 365 días del año.
Costo: La entrada es gratuita.
Dirección: Centro de Transferencia Multimodal (CETRAM). Avenida Ingenieros Militares s/n. Naucalpan de Juárez. C.P. 53489. Estado de México.

LA VIDA OLÍMPICA MEXICANA
El recorrido en esta amplia sala inicia con una colección de antorchas, dos de las cuales se usaron en México 68: una se empleó en el Recorrido de la Paz y la otra fue la que empuñó la atleta Enriqueta Basilio para encender el pebetero en el estadio de Ciudad Universitaria, así como otras que representaron a diversas justas olímpicas tanto de verano como en invierno, entre las que destaca, la que Rusia envió al espacio exterior en 2014.

Luce una gran colección de carteles que ilustran diversas ediciones de los Juegos Olímpicos. Recuerdos como uniformes y hasta medallas, como la que obtuvo en natación Felipe El Tibio Muñoz, en los Juegos Olímpicos de nuestro país, así como su traje de baño y el uniforme. Además, de una medalla de bronce de las obtenidas por María Espinosa a lo largo de su trayectoria como exponente destacada del taekwondo, así como uno de sus pants.

En un lugar destacado se puede apreciar la presea que obtuvo el boxeador jalisciense Francisco Cabañas Pardo, quien está considerado el primer medallista olímpico mexicano. Su hazaña ocurrió durante los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932, cuando ganó la medalla de plata en la categoría de peso mosca.

Una maqueta de las instalaciones del Comité Olímpico Mexicano, una colección de retratos de quienes ocuparon la presidencia de este organismo, entre los que destaca, la de don Mario Vázquez Raña y Felipe Muñoz.

AUTOMOVILISMO
En este lugar del Salón Deporte, podrás apreciar autos de carreras originales, como con el que corrió en Daytona, el piloto mexicano Memo Rojas; otro de F1, con el que Sergio Checo Pérez se desempeñó una temporada, el de Nascar Series, utilizado por Germán Quiroga y el Pace Car. Hay una serie de simuladores donde los aficionados a las carreras pueden experimentar la adrenalina de correr en un circuito profesional, contemplar una colección de cascos y hasta ver una lancha con la que compitió Carlos Kuri.

BEISBOL
Es otra de las amplias, con objetos invaluables como una serie de tarjetas originales de los jugadores de antaño, las reglas del deporte, ídolos de todos los tiempos, pelotas y bates y hasta una butaca del primer estadio de los Yankees de Nueva York, una importante colección de tarjetas de jugadores de las Ligas Mayores de Béisbol y una pelota firmada por Babe Ruth, entre tantas joyas existentes.

LUCHA LIBRE Y DE BOXEO
Entre las máscaras de los rudos y los técnicos, una colorida pared tapizada por éstas, te da la bienvenida a la zona de Lucha Libre. De inmediato, una figura de Tinieblas, luce en su esplendor su atuendo negro y oro, mismo que cuenta con la máscara que el pasado 18 de octubre de 2017, el propio luchador regaló al ingeniero Carlos Slim, quien tuvo la deferencia de probársela, durante el primer recorrido de la inauguración del este museo.

En el acceso a la Sala de Boxeo, resaltan dos objetos: el cinturón Huichol de Saúl El Canelo Álvarez y un guante de blanco, marca Cleto Pérez, autografiado por el actor Sylvester Stallone, en su papel del famoso personaje de las películas Rocky Balboa. Les siguen infinidad de objetos históricos, amén de remembranzas de las figuras mexicanas (masculinas y femeninas) del box, e inclusive un ring, con medidas reglamentarias y de material original, al que el público puede subir para probar la sensación de estar en una función estelar y de medir su destreza ante las peras y costales.

¿Michael Jordan se ríe del Informe de AMLO?

FUTBOL
En la sala de futbol verás la primera playera que utilizó la selección mexicana (mitad color granate y mitad blanco), durante un partido contra Guatemala en 1923. En el mundial de 1930, en Uruguay, usaron el color granate: “Ese fue su color hasta llegar al mundial de 1950 que se celebró en Brasil, cuando en el tercer partido de la primera fase, en el que se enfrentaban Suiza y México, ambos equipos tenían un color de playera muy parecido y México tuvo que utilizar una playera blanca con franjas azules. Posteriormente, en 1958, se utilizó por primera vez la playera verde y en 1970 se le añadieron detalles para que portara la combinación tricolor”, relató uno de los guías del Salón, así como otras anécdotas más.

PODCAST ESTO| Presión en el banquillo del América. Charla con «El Piojo» Herrera

PIEZAS ICÓNICAS
El volante original del piloto mexicano Pedro Rodríguez, el jersey y un balón autografiados por el basquetbolista Kobe Bean Bryant (1978-2020), una butaca del primer estadio de los Yankees de Nueva York, una importante colección de tarjetas de jugadores de las Ligas Mayores de Béisbol, una pelota firmada por Babe Ruth; cascos firmados por jugadores de varios equipos de NFL y de los mexicanos pertenecientes a los Pumas de la UNAM o a los Burros de Politécnico y una colección de autos de carreras que van desde F1, Nascar Series y hasta un auto insignia o pace car.

Astros igualan Serie de Campeonato ante Medias Rojas

Un rally de siete carreras en el noveno inning convirtió un duelo cerrado en una paliza

A pesar de un deslave, se completó la quinta etapa de la carrera panamericana

La ruta del 'Espinazo del Diablo' fue una dura prueba para los pilotos

Antetokounmpo brilla y los Bucks comienzan con el pie derecho la temporada

Antetokoumpo consiguió una actuación memorable para que Milwaukee derrotara a Brooklyn en casa

Cody Bellinger revive a los Dodgers; Julio Urías abrirá el Juego 4

Los Ángeles están de regreso en la Serie de Campeonato tras un jonrón de tres carreras de su patrullero

NOTICIAS