Maestría, detalles y un triunfo truncado en la Plaza México

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA
FOTOS: ALBERTO MONTALVO

EXCELENTE tarde de toros que reunió bastantes condimentos para finalmente paladear tres formas únicas del toreo.
Un grata reaparición tuvo el matador Eulalio López “Zotoluco” en la Plaza México, luego de su encerrona del año pasado, al cortar la oreja de su primer toro, número 89, Artista, con 510 kilos, al que le recetó una lidia correcta de principio a fin, dando las buenas tardes con verónicas de buena hechura. El resto fue un compendió del bien torear, haciendo gala el diestro de una maestría hasta el momento insuperable en México, que le valió el reconocimiento del respetable por lo bien que toreó a su oponente por ambos lados, siendo el dueño de toda la situación. Eulalio es un torero para toreros, que hay que ver torear en vivo y detenidamente para disfrutar de su toreo maduro. No ha sido el mejor lote el que sorteó, pero sin duda ha tenido lo necesario para ambos toros; ante el primero se recreó más, pues el de Fernando de la Mora se empleó un tanto mejor. Su segundo socio, número 107, Seda Gris, con 489 kilos, rayó en la debilidad, por lo que “Zotoluco” tuvo que hacer gala de su maestría, dando cátedra de cómo se debe de consentir y cuidar a un burel con poca fuerza. Muleta a la altura de la cintura y paciencia han sido las bases para poder extraer pases y éstos han sido de mucha valía, de gran mérito y todo un deleite para los públicos exigentes. La variedad de lances fue rica, ya que desde su aparición en la arena hizo uso del capote a la verónica, bregó por chicuelinas andantes y en su segunda intervención recibió a su socio de dos largas cambiadas de hinojos. Vaya juventud del maestro de Azcapotzalco, pese a los años de vida y de torero no deja de salir al ruedo con hambre, con bríos, sin importar que los toros le salgan buenos o malos. Esto es claro ejemplo de una figura del toreo. Lástima que el sorteo no le favoreció, pero sin favorecerle hay que admirar sus alcances.
El que tiene la suerte a su favor precisamente en los sorteos es Diego Silveti, que pechó con un lote de bandera; lidió un tercero de arrastre lento, número 129, Andasolo, con 484 kilos y un sexto número 48, Piropo, con 503 kilos. Simple y sencillamente no se puede dejar escapar el triunfo así por las fallas con la espada, pues mínimo perdió dos orejas de cada toro. El diestro hizo lo más complicado que es entender a sus toros y torearlos bien, si no han sido las faenas de grandísimo nivel, definitivamente sí han rayado en lo superior, arrancando, incluso, los gritos de “torero, torero”, del cuarto de entrada que coreó la romería. Pongamos todo lo bueno de principio a fin en cada toro, con capote y muleta, pero quitemos todo de tajo por las fatales fallas con los aceros. Sí, las faenas ahí están, pero lo que le urge a Diego es ya triunfar con fuerza en la Plaza México y para eso se necesitaba una triunfal salida a hombros, como la que tuvo ayer en las manos y dejó escapar. Diríamos que lo hecho está por encima de los trofeos, claro, totalmente de acuerdo, incluso Diego dejó un ambiente de lo mejor en el gran coso, prendió la mecha de algo grande y a su regreso seguro el público volverá copiosamente para verle torear nuevamente. Pero esta tarde eran de esas que no podía salir a pie sino en hombros. Aunque de lo malo lo bueno: Diego se está convirtiendo en un triunfador en el coso capital, incluso sin cortar orejas.
La parte mística la puso Morante de la Puebla, que inundó con sus detalles la arena del ruedo capital. Carretero, número 96, con 527 kilos y Luna Nueva, número 101, con 492 kilos, han sido los toros que compusieron el lote del sevillano. Un par de verónicas en su primera intervención y detalles con la muleta, mientras que en su segunda aparición agregó más muletazos y trincherazos, los que bastaron para que el público coreara con fuerza su labor y que dio como resultado silencio y vuelta al ruedo. Pero en resumen ha sido poco de lo mucho que ostenta Morante. No obstante, hay quienes dicen que con una sola verónica o un solo muletazo el boleto está pagado. ¿Será?
Sin afán de que suene a flores, hay que destacar la actuación del juez Chucho Morales y su asesor Juan Vázquez, a quienes parece que les regresó la claridad a la mente y han llevado el festejo como Dios manda. En otras tardes hubieran faltado rabos para premiar, esta vez me pareció que fue lo justo de acuerdo a las circunstancias propiciadas por los toreros.
“Zapata”, Fandi y Sergio Flores para el siguiente domingo, con toros de Garfias.

Dan a conocer los primeros 11 carteles de la Temporada Grande

El matador Mario Zulaica, levantó el telón como estaba previsto, para dar anuncio de los primeros 11 carteles.

La segunda fue la vencida para Francisco Martínez

Francisco Martínez se anotó el triunfo grande en lo que fue su segunda comparecencia

Más toreros latinoamericanos dignifican el sentido de Cali

El “Payo, será el único matador representante del toreo mexicano

Hermosillo da sobresaliente actuación en la Plaza México

La tercera novillada presentó a una terna de novilleros de Aguascalientes

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS