León tumba al América y lo pone fuera de los cuatro mejores

 

Noche de terror para el América. Un poema trágico. Oscuro, triste. Miguel Herrera no sabe que lo dejó más molesto, si perder contra el León, salir de los cuatro primeros lugares que dan acceso directo a la fase final o perder a Nicolás Benedetti. El colombiano cooperó con una asistencia, pero hubiera preferido no quitarle el balón a Fernando Navarro y servir a Henry Martín en el segundo tanto azulcrema. Esa jugada cambió el juego. El Poeta se lesionó la rodilla derecha, la misma en la que sufrió una rotura de ligamentos el 9 de febrero pasado en el preolímpico sudamericano. Nicolás regresó a jugar el 2 de septiembre y 47 días después está golpeado otra vez. América perdió todo.

Todo pudo empezar mal para el líder esmeralda. Osvaldo Rodríguez inició desconectado del juego. El lateral izquierdo ocupó el lugar del lesionado Yairo Moreno, retrasó mal el balón, Federico Viñas lo robó, tiró, pero Rodolfo Cota salió rápido a bloquear el disparo.

En la continuación de esa jugada Henry Martín impactó un balón en el travesaño. Todo sucedió en cuestión de segundos.

América tocó puerta, pero León no tardó en responder. Fernando Navarro le pegó de lejos a un balón que Oscar Jiménez alcanzó a rechazar.

Fernando jugó más adelante, sorpresivamente David Ramírez fue el lateral derecho. Esa rotación de lugares fue un problema para el América.

Precisamente ellos fueron los que tejieron la jugada con la que se abrió el marcador. El Avión filtró, Navarro le ganó las espaladas a los centrales improvisados Luis Reyes y Santiago Cáseres y definió a un costado de Óscar Jiménez.

Luego de eso los esmeraldas tuvieron la posesión del balón. Ángel Mena y Luis Montes se dieron un festín de pases en la mitad del campo.

León sintió tan cómodo el juego que comenzó a ser displicente. América apretó, sumó hombres al frente y sucedió lo inevitable. Sebastián Córdova igualó el marcador luego de un centro preciso que envió Jorge Sánchez desde el lado derecho.

La Fiera quiso responder, pero Fernando Navarro se equivocó en una salida, Nicolás Benedetti le robó el balón, se lo dio a Henry Martín y la Bomba le dio la vuelta al juego.

Miguel Herrera no festejó, el Piojo se llevó las manos al rostro tras percatarse que Benedetti cayó al suelo y comenzó a llorar. El Poeta salió en camilla. Leonardo Suárez tomo su lugar.

América quedó desconcertado. El colombiano pasó siete meses sin jugar por una rotura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha que sufrió en febrero en el preolímpico sudamericano y sus compañeros vieron cómo volvió a lesionarse la misma parte del cuerpo. León reclamó falta, buscó evitar el tanto, pero César Arturo Ramos se mantuvo firme en su decisión tras revisar el VAR.

A pesar del tanto, las Águilas volaron titubeantes. Los verdes aprovecharon ese momento difícil para los azulcremas, Navarro filtró el balón al área, Jean Meneses lo tomó y en una calca de la primera anotación igualó el partido.


Tras tomar un respiro, los verdes regresaron con la misma intensidad. Ángel Mena eludió rivales en el área, vio solo a Luis Montes, le dio el balón y el Chapito no falló. León recuperó la ventaja.

Enseguida Miguel Herrera decidió desempolvar a Sergio Díaz, el paraguayo no jugaba desde el 29 de agosto. El guaraní tuvo que jugar por emergencia.

El juego se volvió de ida y vuelta, pero con demasiadas impresiones. América atacó desordenado y León tampoco pudo ampliar el marcador.

Roger Martínez entró también como solución para rescatar el empate, sin embargo, no fue lo que se esperaba.
León soportó los últimos embates, mantuvo el triunfo y el liderato. Las Águilas se fueron sin nada y con las alas rotas.

 

 

León dona zapatos para niños y niñas como agradecimiento al Necaxa

🔊Escucha nuestro Podcast de la semana 🔊

Familia Martínez y Grupo Pachuca, la clave del éxito de León

Desde que tomaron las riendas del equipo han disputado cinco finales y suman tres títulos

Diego Valdés es nuevo jugador del América

El chileno se integrará en los próximos días a los entrenamientos en Coapa

“Soy del Atlas hasta cuando gana”, ¿Cuál es el origen de la famosa frase?

Para ser aficionado del Atlas se requiere un amor infinito, así era “Canito”, fiel rojinegro hasta el último de sus días

La extraordinaria estadística que pone a Holan en la historia del futbol mexicano

Al argentino le bastaron solo seis meses en nuestro balompié para disputar su primera final

NOTICIAS