Para Paola Longoria, "ganar es todo"

Foto: Cortesía

Aunque hay muchos que dicen que en el deporte lo importante no es ganar, sino competir, Paola Longoria desmonta de inmediato esa teoría, para ella el ganar lo es todo. La raquetbolista mexicana ha construido a lo largo de los años uno de esos vínculos indestructibles con la victoria. Convertida en gigante cada que juega entre esas paredes en blanco que simulan el infinito, la número uno del mundo encuentra motivos para superarse en la idea de inspirar a quien la vea. El éxito lo concibe como el resultado del trabajo constante en el que las casualidades no existen.

Recibe toda la información deportiva en tu celular, envía ALTA y suscríbete a nuestro newsletter en WhatsApp

“El ganar lo es todo, me preparo día a día para eso, para seguir ganando, sumando títulos. Siempre he tenido esa motivación de gracias a Dios haberlo ganado todo. Hay que seguir con esas ganas de superarme. De poner a México en lo más alto», comentó Paola Longoria en entrevista exclusiva con el Diario de los Deportistas.

La raquetbolista número uno del mundo sabe del poder de la victoria. En estos tiempos en los que el mundo enfrenta un momento complicado, Longoria es parte de una campaña de Colgate que busca motivar a las personas a seguir sonriendo más allá de las dificultades.

«Qué mejor que generar sonrisas justamente con victorias, siendo inspiración para las nuevas generaciones, empoderar a más mujeres, hablo de inspirarlas, de ser esa mujer que luchó por sus sueños, y que siempre ha sabido salir adelante pese a las circunstancias y los obstáculos. El éxito no es fácil, si fuera fácil todo el mundo lo tuviera, es el trabajo día a día de esfuerzo, dedicación, perseverancia, trabajo en equipo”.

Ya son 106 títulos los que tiene la raquetbolista mexicana en sus vitrinas. Encontrar la motivación para ampliar el legado, sin embargo, nunca ha sido un misterio, al contrario, cada que enfrenta un nuevo torneo es consciente de que las rivales le jugarán a tope, y que cualquier concesión derivará en una derrota.

“Me tocó estar del otro lado de la moneda, cuando no era número uno, y ahora que lo soy llego a cada torneo y las jugadoras desde el partido número uno me juegan como si fuera una final, y esa es mi motivación, de nunca darme por vencida, al contrario ver que mi competencia, las jugadoras se siguen preparando día con día y que si yo bajo la guardia cualquiera se puede quedar con mi lugar. Siempre he sido una atleta súper disciplinada, súper dedicada, y que siempre ha buscado la manera de salir adelante y seguir ganando títulos”.

Aunque son pocas y las sensaciones suelen resultar un tanto ajenas, las derrotas son igual de importantes en la formación de un deportista. En el 2017, Paola Longoria llevaba 188 partidos ganados de manera consecutiva, hasta que un tropiezo en Costa Rica terminó con su invicto. Lejos de significar una decepción representó un impulso.

“Cuando me tocó perder en su momento, esa fue mi motivación, de nunca darme por vencida, de siempre buscar sí o sí, a como dé lugar mi sueño y mi meta, que era llegar a ser la mejor del mundo. Sabía que no iba a ser nada fácil, porque ha habido muchos torneos donde a veces han habido lesiones, momentos difíciles. La falta de apoyos en el deporte cada vez es más radical, y de alguna u otra forma siempre hay que buscar la manera de salir adelante”.

La pandemia, como a todo, puso en pausa las actividades en la Liga Profesional de Racquetbol. Fueron nueve meses los que estuvo detenida, sin embargo, ni el tiempo mermó su entusiasmo y apenas hace unos días ganó su título 106. Los objetivos siguen firmes.

“Están los objetivos de este año, que en su momento era el Campeonato del Mundo, volver justamente a tener ese título que había perdido hace dos años en la final y bueno, desde luego mantenerme como número uno en el circuito profesional”, explicó la raquetbolista, quien contó que durante la pandemia tuvo la posibilidad de seguir entrenando.

“Estuvimos fuera de competencia, apenas tuve mi primer torneo en nueve meses. Sí pude seguir entrenando, obviamente con las restricciones que la pandemia nos puso a todos. Los clubes deportivos estaban cerrados, afortunadamente en casa tengo un gimnasio donde pude estar de una u otra manera apoyándome para mis entrenamientos, tengo mi escuela pública de raquetbol, entonces pude aprovechar el ir a mis propias canchas y tratar de no estar en tantos lugares con tanta gente para evitar el contagio”.

Más allá de que el raquetbol no es un deporte olímpico, la trayectoria de Paola Longoria le permitirá participar en el recorrido de la antorcha. Pese al retraso en los Juegos, el sueño no esfuma.

“Para mí era una motivación el poder hacer el recorrido con la antorcha olímpica, pese a que mi deporte no es olímpico. Era una motivación y un impulso, pero bueno, creo que todos los deportistas nos hemos visto afectados por diferentes razones debido al coronavirus. Esperemos que para el próximo año podamos estar ahí con nuestro recorrido de la antorcha olímpica”, finalizó.

Un retroceso para el deporte mexicano

La desaparición del Fondo para el Deporte de Alto rendimiento (Fodepar) no deja de ser un tema de conversación recurrente entre los atletas mexicanos. Sin una certeza sobre los apoyos que habrán de llegar para sustentar los gastos propios de sus carreras, el panorama luce poco alentador. Para Paola Longoria el hecho de que se haya erradicado el fideicomiso representa un retroceso para el deporte nacional.

“Al momento de erradicar el Fodepar fue un retroceso para el deporte, porque era un fideicomiso que, independientemente de los malos manejos, existía desde casi ya 20 años. Desde que comencé con mi carrera deportiva, con Olimpiadas Nacionales, Campeonatos Infantiles y Juveniles, mi sueño era en algún momento llegar a Fodepar. Nosotros los atletas queríamos formar parte de ese fideicomiso, que teníamos que hacer, pues ganar una medalla en Juegos Panamericanos, o Centroamericanos, o en Campeonato del Mundo, y quieras o no las expectativas eran cada vez más altas”, explicó la raquetbolista.

En medio de toda la polémica, Longoria espera que el ajuste presupuestario y la creación de nuevo apoyos represente una oportunidad para hacer las cosas bien y mejorar los procesos.

“Si lo vemos como una oportunidad de cambio donde vamos a tener un mejor control del recurso federal, de los apoyos a los atletas de manera directa. Antes había que mandar siete cotizaciones para ver si nos pagaban un boleto de avión, o si te lo pagaban te mandaban a hacer cincuenta escalas para llegar a tu competencia. Entonces es una oportunidad de que todos tengamos directamente nuestro apoyo. Ahora, ¿será cierto que sí nos lo van a dar? Hay mucha controversia detrás de el fideicomiso deportivo. Hay que esperar que la Conade cumpla con esto”, finalizó.

Sueña con dirigir la Conade

Si el presente de Paola Longoria es brillante el futuro luce similar. Más allá de su carrera como deportista, la raquetbolista cuenta con una maestría en Ciencias Políticas que podría ayudarle a cumplir uno de sus objetivos a largo plazo: dirigir a la Conade. Consciente de su recorrido en el terreno deportivo, sabe que tiene todo para llevar al deporte mexicano a cumplir con las metas que exige su historia.

Las películas deportivas que debes ver en Navidad y Año Nuevo

“Uno de mis grandes sueños es poder dirigir la Conade. Tengo una maestría en Ciencias Políticas, y bueno, me encantaría estar al frente del deporte mexicano. Creo que uno como deportista sabe y ve las necesidades que hay para cada atleta y para cada deporte. Hay mucho por hacer en el deporte mexicano”, explicó Longoria., al tiempo de asegurar que por ahora se enfoca en su carrera como deportista y en seguir representando a México de la mejor manera.

“Todo el tema de la política lo veo como futuro después de mi carrera deportiva y siento que todo llega a su debido momento, por ahora estoy enfocada todavía al deporte y en su momento me tocará igual estar para el deporte, pero en otras trincheras”, finalizó.

🔊Escucha nuestro podcast🔊

Los Dodgers buscarán responder frente a su público

Walker Buehler será el encargado de guiar a Los Ángeles en el crucial Juego 3

La carrera a las WTA Finals en Guadalajara

Paula Badosa dio el golpe en Indian Wells y de momento tiene su boleto para México; solo Ons Jabeur podría bajarla

Aremi Fuentes fue postulada para el Premio Nacional de Deportes

La medallista olímpica en Tokio 2020 participará por el reconocimiento en la categoría Deporte No Profesional, fue postulada por la Federación Mexicana de Levantamiento de Pesas

En medio de protestas fue encendido el fuego de los JO de invierno

La ceremonia se llevó a cabo sin espectadores y solamente estuvo presente Thomas Bach, presidente del COI

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS