“El Payo”, por su consagración

Mexico, 2015-02-04 11:02:39 | Redacción ESTO

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

EL matador Octavio García “El Payo” trae consigo varias campañas verdaderamente triunfantes, que ha mejorado cada vez más hasta convertirse actualmente en uno de los toreros que poseen señorial toreo. Con argumentos como la madurez taurina y faenas hechas por doquier con sello que raya en figura del toreo, Octavio llega una vez más a un cinco de febrero en la Plaza México, su tercero en lo que va de su carrera; a diferencia de los otros, éste tiene un significado muy especial, ya que mañana sería como coronar las pasadas temporadas y ratificarse como una figura del toreo. Tiene en sus manos la consagración esperada, fecha que llega de manera natural luego de un gran cambio por el que apostó el Octavio y que le ha funcionado a la perfección, pues los resultados son claros. Si bien Sebastián Castella es una figura mundial y Arturo Saldívar busca su consolidación, “Payo” tiene el mayor peso del cartel por el ambiente que ha generado en la provincia, por lo que ha sumado para su carrera, por lo que ha ofrecido en el ruedo, por sus argumentos que han crecido rotundamente, por la realidad que es como torero. Porque su proceso así lo ha marcado, vendría a ser la consagración natural de un torero con este transcurso, de otra forma no veo que un espada pueda consagrarse, ni antes ni después. Sino con los hechos vívidos.
A un día de la fecha esperada, Octavio dedica las horas previas a la concentración mental. Vive estos momentos en calma absoluta, allá en su domicilio de Querétaro.
“Estoy muy contento de estar en una fecha tan señalada, es un gusto y un placer ponerme el traje de luces para ir a la Plaza México y presentarme en una fecha como la del 5 de febrero. Considero que llego en un buen momento de mi carrera, asumo el compromiso con mucha responsabilidad y ya solo espero a que llegue el día”, indicó Octavio, siempre amable.
-¿Esta fecha sería como la cereza del pastel de tus campañas?
“En esta temporada, en lo que fue una semana, salimos a hombros de la Plaza México, Guadalajara, Aguascalientes y Querétaro, gracias a Dios hemos tenido tardes importantes. Más que cerezas me gustaría que la gente tenga más ganas de verme torear cada día, que se ilusione más con mi manera de interpretar el toreo”.
-Esta tarde podrías estar a un paso de una consagración muy real.
“Me hace mucha ilusión que vean las condiciones que tengo como torero, eso francamente me quita el sueño, pues la ilusión es cuajar un toro y hacer disfrutar a la gente con eso. Claro que me apasiona”.
Octavio toreó ya dos aniversarios de la Plaza México, una fue con el maestro “Zotoluco” y Morante, otro con Pablo Hermoso y Joselito Adame.
“Son carteles completamente rematados, este es diferente. Castella es un torero mundial y Arturo busca un sitio en el toreo. La afición estará contenta, en los 5 de febrero recientes han estado los triunfadores y este cartel así lo refleja y al final así lo decidió la empresa. Nosotros estamos muy contentos de estar anunciados”, señaló el diestro.
-¿Consideras que llevas más peso en el cartel?
“No sé si sea así, los tres toreros tenemos un cargo de responsabilidad por la posición en que estamos dentro del toreo. Pero el gran compromiso es con uno mismo por el hecho de presentarte en la México, eso requiere de una concentración especial, esta plaza a todos los toreros nos levanta muchos sentimientos”.
Para este acontecimiento se cuenta con un encierro de Barralva, muy bien seleccionado, además que toro que sale de esta prestigiada ganadería, toro que funciona. Hemos visto encumbrarse a varios toreros con astados de este hierro y “Payo” ha sido uno de esos.
“Las tardes más señaladas que he tenido en la Plaza México es con ganado de Barralva y eso me hace una gran ilusión, siempre te da una seguridad superior”, concluyó.
Sobra tema de Octavio, de cómo ha ido escalando lugares hasta llegar a donde ahora. Pero más que letras, para entender de lo que hablo hay que irle a ver.