Monumental Plaza México cumple 69 años

Mexico, 2015-02-04 14:14:34 | Redacción ESTO

Notimex

Con un cartel de los llamados de “postín”, la Monumental Plaza de Toros México, más firme y colosal que nunca, se alista para celebrar este jueves, sus 69 años de vida, en los que se ha consolidado como monumento histórico para la capital.

Pese a los muchos adversarios que tiene, los cuales siempre han pretendido acabar con su rica historia, no sólo taurina sino cultural, el colosal escenario sigue vigente y más “vivo” que nunca, en espera de seguir aumentando su gran acervo.

La México se ha mantenido de pie no sólo en épocas difíciles, en las que la fiesta brava ha corrido el peligro de desaparecer, sino ahora, cuando sectores de la política han revivido esa polémica de su extinción por cuestiones “humanísticas”.

Considerada como monumento histórico y tradicional en la capital, la Plaza México, la más grande y cómoda del mundo, se prepara para conmemorar su 69 aniversario, con un atractivo cartel que sin lugar a dudas atraerá a sus tendidos a miles de aficionados taurinos.

El cartel lo conforman el torero francés Sebastián Castella, al lado de los jóvenes y destacados diestros mexicanos, el queretano Octavio García “El Payo” y el jalisciense Arturo Saldívar, ambos triunfadores de esta Temporada Grande 2014-15.

Para este gran cartel de “postín”, el cual está anunciado para las 20:00 horas de este jueves 5 de febrero, la empresa contrató a la ganadería de Barralva, la cual mandará un encierro de calidad probada, con encaste español y desde luego mexicano.

A lo largo de estos 69 años de larga vida, la Monumental de Insurgentes ha consolidado su enorme prestigio como la plaza taurina más grande del mundo, y como una de las tres o cuatro más importantes a nivel internacional en el planeta del toro.

En estos 69 años, la Plaza México no sólo ha sido marco de espectáculos taurinos, sino también de eventos artísticos, culturales, religiosos, deportivos y hasta de tipo político.

El majestuoso coso fue inaugurado el 5 de febrero de 1946 con un cartel compuesto por los diestros mexicanos Luis Castro “El Soldado” y Luis Procuna, y por el legendario matador español Manuel Rodríguez “Manolete”, con toros de San Mateo.

En aquella primera temporada de 1946, la nueva plaza sólo presentó cuatro corridas, en las que “Manolote” fue la parte central junto al inolvidable “Faraón de Texcoco”, Silverio Pérez, quien se alzó como el primer torero en cortar un rabo.

La México se pudo edificar gracias al gran interés que tuvo el empresario yucateco de origen libanés Neguib Simón Jalife, quien visualizó la construcción de una mega Ciudad de los Deportes en la entonces todavía apacible capital mexicana.

El proyecto contemplaba la construcción de varios escenarios; una alberca, pistas de boliche, canchas de basquetbol y voleibol, un estadio de futbol (el Estadio Azul), y desde luego la plaza de toros, así como un complejo comercial con restaurantes y salas de cine.

Sin embargo, problemas financieros evitaron su conclusión, y sólo se edificó el estadio de futbol y la Monumental Plaza de Toros México, colosal y majestuoso escenario que impacta a la vista de todos los que la observan.

La construcción de la imponente obra fue dirigida por el ingeniero mexicano Modesto C. Rolland, quien la edificó en unos terrenos que ocupaba una ladrillera en la colonia Nochebuena, en ese entonces ubicada en las orillas de la Ciudad de México.

La obra monolítica de hormigón armado, cuya construcción inició el 1 de diciembre de 1944, tuvo una característica única en el mundo de la construcción de esa época; el ruedo estaría ubicado a 20 metros por debajo de las calles cercanas de la colonia Nochebuena.

El impactante escenario, que tiene un aforo para más de 45 mil personas y que fue construida en un tiempo récord para la época, fue adornado en sus fachadas por diferentes esculturas, todas de tipo taurino, obras del maestro valenciano Alfredo Just.

Durante estos 69 años de rica historia no sólo taurina del coso de Insurgentes, han desfilado por su impactante ruedo las máximas figuras del mundo de los toros de todos los tiempos, tanto nacionales como internacionales.

Por todo ello, la Monumental Plaza México es considerada como uno de los tres escenarios más reconocidos a nivel mundial en el ámbito taurino, al lado de la Plaza de Las Ventas en Madrid, España, y la Plaza Real Maestranza de Caballería, en Sevilla.