Talavante, dispuesto a enamorar

Mexico, 2015-02-05 13:01:28 | Redacción ESTO

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

EL nombre de Alejandro Talavante se ha enmarcado cada vez más en el coso capital gracias a su propuesta taurina que tarde a tarde tiene más calado en la afición. Su verdad que ha ejercido cabalmente en la arena es vista ya con sumo respeto, admiración y expectativa, porque no es un torero de faenas pensadas, sino un torero pensado para hacer el toreo. Esa es la etiqueta que Alejandro Talavante se ha colgado. Esa es la idea que el público mexicano tiene de él.
El próximo domingo regresa el diestro hispano a la Plaza México, hispano porque nació en España, pero más mexicano que el chile, porque algo que no puede faltar en su día a día, nos confesó, son los chilaquiles verdes, amén de que su esposa es mexicana.

CONVIVENCIA
Alejandro convivió, como pocos toreros lo hacen, con la prensa especializada para promover su actuación del domingo en el coso capitalino, lo que sin duda promueve a la fiesta de los toros en general, porque se habla de toros. Esto, vale la pena apoyar y difundir.
La asistencia fue numerosa a la reunión con Talavante, quien a su llegada al restaurante Arroyo saludó de mano a todos los presentes. Bonita tarde, llena de camaradería. Pero más bonito ha sido lo que el diestro tenía preparado. Allá, en las corraletas de la pintoresca plaza de toros, convertida en una importante cantera de novilleros, aguardaba un astado de Jaral de Peñas, motivo por el que de igual forma estuvo presente el ganadero Juan Pedro Barroso.
A la usanza charra Alejandro Talavante apareció en el ruedo; traje azul marino que le encajaba en cada milímetro de su espigado cuerpo.
De excelentes hechuras, bien rematado el astado de Jaral, apareció en el ruedo. Agradecido, de nombre. Bueno resultó el jaraleño, tan bueno que tuvo que ser regresado a los corrales. Banquete de cinco estrellas la faena de Talavante, quien toreó en exclusiva para los representantes de los medios informativos, quienes paladeamos cada muletazos que el torero cuajó a su mero estilo. Y vaya que le imprimió arte y sentimiento por ambos lados, recreándose de la manera más natural, pues qué a gusto ha estado el torero. Vaya regalo que nos dio.
De esta forma el torero cerró su preparación para su próxima actuación en la Plaza México, donde espera ilusionar al público, enamorarle para hacerse suyo sin reserva. Porque ahí, en el gran coso, el público espera a quien consagrar y Talavante entona perfectamente para lograrlo.

SU SENTIR
“Todos tenemos esa sensación, de grandes toreros que han hecho mucho en la Plaza México; mi deseo lo conoces, pero esta tarde puede ser más especial porque sí se percibe que la gente está con el ánimo de verme en todas mis condiciones y de agradecerme en cierta medida el sacrificio que he hecho al estar viviendo aquí tres inviernos. Ojalá que las circunstancias me lleven a que mi forma de torear sea un estimulo no solo taurino, sino en mucha facetas para todos los que me vayan a ver”, señaló Alejandro durante la sesión de entrevistas que tuvo, uno a uno, con los invitados.
-¿Qué sensación tienes para el próximo domingo?
“De incertidumbre, la que se tiene siempre que te vas a enfrentar a tu destino. Quieres que tu entorno te vea feliz, pero hay momentos en lo que te quedas solo y se te viene todo encima y sientes es peso. Es como una confrontación que echas de menos cuando no pasa”.