Juan Luis Sílis, destacado matador y tamalero

FOTO: CORTESÍA JUAN LUIS SÍLIS

De aquella camada de matadores que se destacan por rebasar la valentía que enfunda a todos los que visten de oro, permanece en lucha constante el diestro de Iztacalco, Juan Luis Sílis, héroe de mil batallas y último discípulo del maestro de La Viga, Mariano Ramos. 

El mundo de la tauromaquia conoce de sobra a este destacado torero, no solo por su increíble oficio delante de los toros, pues vaya que aprendió muy bien los consejos del poderosísimo Mariano, sino también por que el propio toro le ha cobrado con chorros de sangre el tributo que muchas veces merece ponerse delante del llamado también Uro, en el neolítico.

Recibe toda la información deportiva en tu celular, envía ALTA y suscríbete a nuestro newsletter en WhatsApp

 

Para quienes no lo conocen a fondo, Juan Luis proviene de familia humilde y primero que nada heredó de sus padres el oficio de tamalero, un autentico platillo de la gastronomía mexicana que principalmente es símbolo de la Ciudad de México. 

Su papá ya fallecido, creyó en la afición de Juan Luis cuando éste decidió andar la brega del toro y lo apoyó hasta el último momento, pero no ha sido fácil desde entonces, pues aunque de novillero y matador Sílis se ha destacado por su autentica valentía, la fiesta de los toros no lo ha favorecido y menos hecho justicia pese a que ha dejado la vida, y es verdad, en el ruedo, con suma cabalidad y verdad. Hay que verlo frente a frente para observar las graves secuelas que las cornadas le han dejado; en Europa algunos toreros españoles han sufrido prácticamente lo mismo en cuanto a percances, pero allá hasta se les mandan hacer pedestales por honrar la marca de sangre que han dejado en las plazas, mientras que en México se les olvida, pareciera que son una vergüenza. 

Sílis no se achicopala y a punto de cumplir 12 años de matador de toros, su actual apoderado, Fernando Rosique, le ha puesto en la mesa lo que será su primera encerrona; por la situación actual el festejo será en privado, mismo que tendrá verificativo el próximo 17 en la ganadería potosina de Gómez Valle, pero lidiará astados de José Julián Llaguno, un hierro que lo ha marcado de por vida por el duro percance que sufrió en la cara años atrás en la plaza de Pachuca. 

TE RECOMENDAMOS: Lolo Gutiérrez, de motociclista a torero

“Gracias a mi apoderado tenemos esta encerrona en puerta para celebrar 12 años de mi alternativa. Como esta la situación ahora hay que promovernos lo más que se pueda, pensé que en Buscando un Torero pasaría a las siguientes eliminatorias, pues considero que estuve bien, pero ya sabes como esta esto y ahora por nuestro lado, no hay que quedarnos atrás”, indicó Juan Luis, minuto después de levantar su puesto de tamales ubicado en la esquina de Congreso de la Unión y Calle Hidalgo, en la colonia Santa Anita.

“El ganadero de Gómez Valle lo quiso hacer como evento privado, no es festival ni corrida, únicamente una celebración a puerta cerrada, por invitación, para festejar mi aniversario. Pero será con ganado de José Julián Llaguno”, añadió. 

Le preguntamos porqué ganado de este hierro, si es el que le ha quitado media vida.

“Por la cornada. Sí, por eso los lidio, por que han marcado mi vida. Son toros que no te permiten engaños, son bravos, con raza y para demostrarme que puedo estar en esta profesión. Además coincidí con mi apoderado, pues no vamos de día de campo ni queremos andar cómodos, vamos a demostrar verdad”, subrayó. 

En La Plaza México, en 2019, la empresa decidió ponerlo en la campaña de Cuaresma, tarde en que Sílis estuvo más que solvente y mostró poder seguir en el camino. Luego ya no apareció en la Temporada Grande. 

El objetivo es estar en una Temporada Grande, pues aunque logré confirmar mi alternativa fuera de la campaña grande triunfando, ya no me tomaron en cuenta después, una vez más quede olvidado. Quiero esa oportunidad para que el público decida si continúo o permanezco, después de 12 años creo que merezco estar en la Temporada Grande. Voy a pegar un campanario, como lo sé manifestar”, indicó. 

 

Heredó tradición de sus padres 

De por sí fuera de pandemia torear era casi imposible, en cuarentena las posibilidades se relucieron a  nada, vivir del toro ha sido imposible para Juan Luis. Afortunadamente tiene la herencia de sus padres y la venta de tamales no ha disminuido. 

“Gracias a mis padres he aprendido la gastronomía de los tamales y el atole; sin miedo a nada he estado con mi puesto en la esquina de mi colonia y aunque la cuarentena nos dejó parados unos meses, he vuelto a recuperar a mis clientes y más gente ha regresado por el sabor de mis tamales. Los viernes, sábados y domingo se me terminan muy rápido”, destacó el torero, quien desde el viernes a las cuatro de la mañana inicia el proceso para la elaboración de su producto y presentarlo fresco a la clientela desde muy temprano.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

“Lo que nos destaca es que mis tamales son hecho al momento, a las cinco ya están los tamales en la lumbre y a las siete quedan en su punto. Luego los envuelvo como a niños en hayate para que conserven su calor, ya no necesitamos tenerlos a fuego, pues eso provoca que se sequen. El atole también se hace en el momento”, reveló el matador, quien ha llevado sus tamales a mesas importantes como de varias redacciones, así como de gobierno y en las ferias del tamal. 

“Gracias a Dios el negocio es muy socorrido, es lo que me mantiene. Y es una gran tradición que me gusta mantener. Te prometo que de lograrme como un torero importante y pueda ganar dinero, extenderé el negocio de mis tamales para hacerlo muy grande en memoria de mi padre y como regalo para mi madre que aún me vive”, señaló. 

El tamal y el toro es lo mío y no descansaré hasta dejar huella en ambos lados; en el toro quiero que la gente me recuerde tarde a tarde por el valor de mis faenas y por mi entrega absoluta y con mis tamales espero trascender como empresario”, puntualizó, Juan Luis, quien en los últimos meses ha matado más de 10 toros a puerta cerdada en ganaderías como en Rancho Seco, Tenexac y El Grullo, además estará en El Vergel, donde estoqueará otro tanto de astados para llegar bien puesto a su encerrona y luego esperar el llamado de La Plaza México u otras plazas de prestigio.      

🔊Escucha nuestro podcast🔊

>

El matador español El Juli ya está en México: Moría de ganas por volver

Julián López habló para ESTO del amor que siente por México y la serie de corridas que tendrá en la Monumental

Emiliano Gamero volverá a torear en Europa

El rejoneador empezará a sumar en México; lo espera Aguascalientes

Miguel Aguilar se dice listo para convertirse en matador de toros

Estoy preparado, quiero demostrar que soy capaz de pelear una posición en el mundo de la tauromaquia, dijo en entrevista con ESTO

Mi alternativa en la Plaza México es una recompensa: Juan Pedro Llaguno, torero queretano

Será en la Plaza México durante la primera corrida de la feria de aniversario 75-76

NOTICIAS