Los Hermanos Cano van “por todo”

Mexico, 2015-02-11 11:00:15 | Redacción ESTO

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO

LOS hermanos Pablo César e Iván Cano platicaron con los medios informativos en el Martes de Café del Consejo Mundial de Boxeo y dejaron claro que forman una familia muy unida. Su padre, el ex púgil Pablo Cano entrena a ambos desde sus inicios.
La reunión fue presidida por Víctor Cota, en ausencia de Mauricio Sulaimán Saldívar, titular del WBC, quien está fuera de México.
El primero en hablar fue Iván “Macanón” Cano, quien informó que el próximo día 28 peleará contra Jean Carlo “Sireno” Aparicio, a 10 rounds de peso ligero, en Cancún.

CRITICÓ A PRIETO
Cano críticó a Javier Prieto, quien perdió por nocaut al discutir la corona universal ligera del WBC contra Jorge Linares, en Tokio.
Cabe apuntar que Iván sostuvo dos encarnizados pleitos con Prieto, por la faja de plata de este último, con inverosímil desenlace de empates en ambos encuentros.
“Creo que (Prieto) podía haberse levantado a seguir peleando. Pienso que sintió la pegada de Linares y ya no quiso levantarse; además, es un viaje muy pesado, estar dentro de un país con otra comida y en que nadie habla tu idioma. Él dijo que su sueño era ser campeón mundial y si tienes la oportunidad, en él no hubiera quedado y no se hubiera visto tan mal”.
-Pero Prieto fue a ganarle al “Loco” Mosquera en su propio patio de Panamá.
“Mosquera no tenía una mano, la derecha la tenía lesionada, por ahí también le favoreció traerse el cinturón de plata. Vi esa pelea y se miró muy distraido el ‘Loco’ Mosquera”.
-¿Pudo influir el desgaste que Prieto tuvo contigo?
“Puede ser. Sí lo llegué a lastimar varias veces; él también me conectó varias manos. Creo que yo llevaba mejor preparación; hasta el último round mantuve mi movimiento de piernas y él estaba muy desgastado, muy cansado. Pienso que las dos peleas las gané. He visto dos docenas de veces cada pelea, y muy fuera de que yo soy, veo que gané. Yo tiro muchos más golpes, pego muchos más; es cierto que en algún round me asienta uno o dos buenos golpes, pero yo iba ganando el round”.
-¿Qué sabes del “Sirenito”?
“He visto muchas peleas desde que me avisaron de él, en YouTube. Va siempre para adelante, aguanta golpes, no tiene miedo, pega duro, ha tirado a varios rivales de un solo golpe. Me va a sacar adelante mi preparación y mis ganas de hacer algo grande y representar a México en el extranjero. Este año espero sostener tres peleas y ganarlas para que me den una oportunidad por el título mundial. El campeón es Jorge Linares, tiene mucha experiencia, ha peleado con todos, creo que tengo posibilidades de ganarle. Si me dan la oportunidad, no voy a desaprovecharla, voy a morirme en el ring”.
A sus 27 calendarios de vida, el próximo 15 de marzo Iván cumplirá un año de casado con Any Ortega.
-¿Tendrán bebés pronto?
“Tengo muchas ganas, pero siempre he pensado que si voy a tener familia, que vengan y estén bien. Primero que nada, me gustaría tener una casita, algo estable”.

PABLO CÉSAR
Pablo César Cano, quien ya fue campeón mundial superligero interino de la WBA, manifestó que tendrá acción el próximo 27 de febrero en el casino Fantasy Springs de Indio, California, dentro de su campaña en peso welter.
César comentó que cuando discutió el cetro mundial superligero del WBC contra Érik Morales, le pesó su inexperiencia.
“Sí, ahora soy un boxeador más hecho, con más experiencia. Creo que si hubiera sido en estos momentos, otra cosa fuera. En el noveno round lo puse sobre piernas tambaleantes; yo no tenía la confianza de la preparación, me avisaron ocho días antes de la pelea; prácticamente sólo hice el peso. En mi carrera ha habido cosas buenas, cosas malas. De todas se aprende lo bueno; ahora estoy del lado positivo y quiero hacer cosas buenas este año”.
-Te subes mucho de peso entre tus combates.
“Anteriormente así era. Hasta yo me sorprendí en mi última pelea (ganó por nocaut en un round al “Pantera” Silva, el reciente sábado en Cancún). Ahora me mantuve mejor; me iba siempre al otro día 8 ó 10 kilos arriba. Ahora pesé casi cinco kilos. Ahorita estoy 6 ó 7 kilos arriba del peso, para pelear el 27. La idea es no subirnos, mantenernos en forma”.
-¿Haces sparring con tu hermano? Dicen que siempre entre hermanos se golpean más.
“Sí, en muchas ocasiones hemos hecho sparring. Tratamos de ayudarnos, no golpearnos, ver los errores, decirle: ‘oye estás bajando aquí, estás bajando allá’. Siempre hemos sido muy unidos como hermanos, como familia”.
Pablo, de 25 años, y su esposa, Mariel López, presentaron ante los medios a su nena de dos meses, Renata.
-¿Veremos un nuevo Pablo César Cano?
“Sí, este año vengo por todo, voy a ser un peleador más hecho; estoy para el que me pongan. El trabajo que ahora hago es muy diferente. Tengo un preparador físico que estuvo con el ‘Travieso’ Arce y estuvo apoyando a Juan Manuel Márquez. Se llama Jesús Lucero Vázquez, conocido como el Biufor”.