Esquinero Terrell Thomas anuncia su retiro

Mexico, 2015-02-12 13:43:24 | Redacción ESTO

Foto: Archivo

Notimex

Terrell Thomas, quien fuera esquinero de Gigantes, anunció su retiro de los emparrillados a los 30 años de edad, debido a sus recurrentes lesiones en el ligamento cruzado anterior.

“Pensé que tenía dos años más. Pensé que me convertiría en un agente libre importante y continuar mi carrera por dos años más. Pero él (Dios), tuvo un plan diferente para mí. Fui bendecido por jugar seis años en la NFL, viví mi sueño y ahora es tiempo de un nuevo capítulo en mi vida”, confesó al confirmar su adiós.

Egresado de la Universidad del Sur de California, Thomas vio acción en 60 juegos de temporada regular de 2008 a 2010, así como en la campaña de 2013, siempre con Nueva York; el 28 de julio pasado firmó con Halcones Marinos de Seattle pero fue cortado de inmediato, el 24 de agosto.

Su prometedora trayectoria como profesional comenzó hace siete años, cuando fue elegido en la segunda ronda del draft, 63 general, por el equipo de la División Este de la Conferencia Nacional.

De su historial de juegos, apareció como titular en 41 y en total acumuló 300 tackleadas, 232 de ellas en solitario, además de 12 intercepciones, siendo la del 21 de diciembre de 2009 ante Pieles Rojas de Washington la más especial, toda vez que escapó 14 yardas para devolverla hasta la zona de anotación.

“Gané un Súper Tazón (frente a Patriotas de Nueva Inglaterra). En mi primer año, fue campeón del Este de la NFC. Lideré a mi equipo en tackleadas. Tuve años grandiosos en Nueva York con grandes compañeros”, aseveró, orgulloso por retirarse como un Gigante.

El californiano padeció tres veces un desgarre en su ligamento anterior cruzado derecho, primero en su etapa de colegial con USC y las otras dos ya como profesional en 2011 y 2012.

“Conociendo el juego del futbol, con 29 (años) y tres lesiones de ligamento cruzado anterior me di cuenta que mi tiempo es corto. Puedo seguir persiguiendo un sueño, pero fui bendecido por regresar y jugar todavía otro año”, indicó satisfecho por “hacer lo correcto”.

“Fui capaz de demostrarle a mi familia, mis seguidores, mi hija y a mí que trabajé lo suficiente para reponerme de lesiones graves”, añadió, al tiempo que recordó que fue apenas el segundo jugador en la historia de la NFL que pudo volver aun después de tres percances de este tipo.

Cuando todos dudaban de su capacidad e incluso el propio Thomas no confiaba en él, Gigantes le dio otra oportunidad y si bien no se trató de una decisión sencilla, agradeció por estar saludable y por pertenecer a esta institución, un sentimiento correspondido.

“Terrell fue inteligente y fuerte y un muy buen jugador. Rápidamente se convirtió en un profesional de profesionales durante su tiempo con Gigantes”, señaló el gerente general del equipo, Jerry Reese.

En tanto que el entrenador en jefe, Tom Coughlin, comentó que “Terrell era un esquinero defensivo único. Era un jugador muy astuto y entregado al juego. Tenía habilidad para la cobertura y, francamente, antes de las lesiones, nos pareció que tendríamos un muy buen esquinero por un largo tiempo”.