Cruz Azul vence 2-1 a Querétaro y es líder indiscutible del Clausura 2015

Mexico, 2015-02-13 21:40:09 | Tonatiuh Guerra

Foto: Liga MX



[symple_tabgroup]
[symple_tab title=”Crónica”]
POR TONATIUH G. TRUJILLO
ENVIADOS ESPECIALES

QUERÉTARO.- ¿Quién parará el firme andar de La Máquina?
Anoche el cielo del futbol mexicano se pintó completamente de azul, pues Cruz Azul se convirtió en el líder absoluto del torneo al derrotar 2-1 a Querétaro en el trigésimo aniversario de La Corregidora.
Las anotaciones con las cuales los cementeros son los mejores del Clausura 2015 fueron obra de Alemao y del “Centenario”, Christian Giménez, quien por fin llegó a su gol numero cien en nuestro balompié.
No todo fue alegría para los celestes, pues la marca histórica no pudo completarse y Chuy Corona no pudo convertirse en el mejor portero en la historia de Cruz Azul, pues al minuto 27 Patricio Rubio vulneró su meta.
Con este resultado, La Máquina llegó 14 puntos; mientras la cabeza de Nacho Ambriz pende de in hilo, ya que los resultados no se le han podido dar. Así que en los próximos días la directiva queretana podría dar a conocer a su sucesor, ya que hasta el momento se quedaron con cinco unidades en la parte baja de la general.

ADIÓS MARCA
Con la mirada clavada al césped y un enorme rictus de molestia, José de Jesús Corona se levantó pausadamente, miró la pelota y la pateó con rencor, lejos, muy lejos de su portería. Sí, Chuy y la muralla cementera no pudieron más y vieron sus redes estremecerse, para que de esa forma la marca histórica se le fuera de las manos al cancerbero celeste y al equipo dirigido por Luis Fernando Tena, a pesar de que sus pupilos fueron amos y dueños del encuentro, pero un descuido en la defensa les costó muy caro.
El villano de descarrilar el magnífico paso de La Máquina fue el delantero del equipo local, Patricio Rubio, quien con un disparo cruzado dejó la marca de Cruz Azul en 497 minutos sin recibir gol.
La anotación de los emplumados enardeció a los celestes, quienes se volcaron con ferocidad a la meta de Volpi, quien en más de una ocasión se lanzó con firmeza para salvaguardar su meta, pero como dice el dicho… ‘Tanto va el agua al cántaro, que…’

¡EGOÍSTA!
El empate llegó.
Con la vista de Águila, Paul Delgadillo detectó una clara mano dentro del área local por parte de Yasser Corona y luego de consultarlo con su asistente número uno, Andrés Hernández decidió marcar la pena máxima.
El gol cien del “Chaco” estaba a once pasos, todos en La Corregidora querían festejar con él naturalizado, pero Alemao se mostró egoísta, tomó el esférico, lo llevó al punto penal y se perfiló para cobrar la falta; la acto realizado por el camiseta ‘8’ molestó a los presentes, quienes abuchearon a Toffolo a pesar de haber convertido la igualada.
Tras emparejar los cartones el encuentro se convirtió en una disputa a muerte por el balón en el medio campo, hasta que el árbitro central decretó el final de los primeros cuarenta y cinco minutos.

¡CENTENARIO!
Las lágrimas brotaron, se hincó en el césped, levantó los brazos y agradeció al cielo. El gol del centenario por fin llegó en la carrera de Christian Giménez.
Tras una falta sobre Alemao, el carioca quiso marcar su doblete, pero el capitán celeste, Gerardo Torrado y el resto del plantel persuadieron a Junior para que el “Chaco” se vistiera de gloria, así que tras el berrinche, el brasileño le entregó la pelota al naturalizado. Giménez se paró frente al arco con determinación y sacó un fierrazo con el que escribió su nombre en letras doradas en nuestro balompié, además de darle la ventaja a La Máquina y así mantenerse firme en la parte alta de la tabla general.
Con el gol, los dirigidos por Ignacio Ambriz no mostraron mejoría ni hambre por igualar los cartones, además, de que los celestes se plantaron con solidez en el fondo cortando todas las jugadas de peligro sobre el marco de ‘Chuy’, quien en un par de ocasiones se empleó a fondo y calmó las aguas.
Conforme se acercaba el final del encuentro, los queretanos comenzaron adelantar filas tocando una y otra vez en la puerta de Corona, situación que aprovechó el “Flaco” para jugar al contragolpe e intentar finiquitar el duelo, pero la zaga local se mostró firme y paró en seco a Joao, Alemao y Formica.
Tras una serie de jugadas polémicas en la cual Nacho Ambriz y sus pupilos reclamaban dos penales, Danilinho observó la tarjeta roja por reclamar de forma airada al colegiado.
La ventaja de un hombre de más no fue aprovechada por los celestes, quienes se echaron para atrás cuidando el marcador hasta que Delgadillo decretó el final del encuentro.
[/symple_tab]
[symple_tab title=”Minuto a Minuto”]

[/symple_tab]
[symple_tab title=”Estadísticas”]

[/symple_tab]
[symple_tab title=”Querétaro”]

[/symple_tab]
[symple_tab title=”Cruz Azul”]

[/symple_tab]
[/symple_tabgroup]