La Berlinale llega a su fin. Gana iraní premio de la crítica internacional

Mexico, 2015-02-14 13:45:56 | María Vega

Alexis Grivas / El Sol de México

Enviado especial de OEM

BERLÍN, Alemania. (OEM-Informex).- Veinticuatro horas antes del cierre del certamen y de la atribución de los premios oficiales otorgados por el jurado internacional se dieron a conocer aquí los premios de la Crítica Cinematográfica Internacional (Fipresci).

Taxi del iraní Jafar Panahi, una de las favoritas además para un premio oficial, recibió el premio para las películas en competición. Fue su hermano quien recibió el premio ya que sobre el realizador pesa una interdicción de salir del país y de filmar por supuesta propaganda contra Irán.

Otra película iraní, Un Pequeño Salto Hacia Abajo, primera obra de Hamed Rajabi, recibió el premio Fipresci para las películas presentadas en la sección Panorama mientras que otra primera obra, Gestos de Manos, un documental de largometraje dirigido por Francesco Clerici, estrenado en el Forum recibió el premio que corresponde a las películas presentadas en aquella sección.

w Homenajes

Por otro lado, el festival rindió sendos homenajes a un número de prestigiosos cineastas.

El primero correspondió al recién fallecido gran maestro del cine italiano Franceso Rossi (Salvatore Giuliano-Oso de Plata en Berlín 1962, Manos Sobre la Ciudad-León de Oro en Venecia 1963, El Caso Mattei-Palma de Oro en Cannes 1972) a quien la Berlinale había ya entregado en 2012 un Oso de Oro honorario por su aportación al arte cinematográfico.

En cuanto al prestigioso trofeo del festival, la Berlinale Camara, la misma fue atribuida en esta ocasión a dos mundialmente conocidas personalidades de cine: al veterano prestigiado historiador y conservador de cine Naum Kleiman quien dirigió por varios años el Museo de Cine de Moscú y al director franco alemán Marcel Ophuls (La Memoria de Justicia-1976 y Hotel Terminus-la Vida y los Tiempos de Klaus Barbie-1989).

Wim Wenders, fue también homenajeado con un honorífico Oso de Oro y la presentación de una selección de diez películas de su extensa filmografía. El realizador alemán esta además presente este año aquí en competición con su muy tibiamente recibida última película Todo Estará Perfecto, una coproducción alemano/franco/

canadiense rodada en 3D.

w Competencia

Mientras tanto, la competición de estos últimos días del certamen nos reservó dos buenas películas europeas y tres poco memorables producciones asiáticas.

Las europeas corresponden a la rumana Aferim de Radu Jude y la italiana Virgen Bajo Juramento (Vergine Giurata), primera obra de Laura Bispuri.

La película de la debutante italiana tiene su punto de partida en la costumbre de Kanun albanesa que, dentro de la sociedad de aquel país dominada por los hombres y las costumbres ancestrales, estipula que la mujer no tiene derecho alguno y que una joven podría excepcionalmente “elevarse” al rango de los hombres, ser aceptada por ellos y portar armas solamente si se compromete a guardar para siempre su virginidad, vestir y actuar como hombre. Una joven mujer que ha dado este juramento y que vive en un pequeño pueblo perdido en las eternalmente nevadas montañas albanesas decide, a la muerte de sus padres de adopción, abandonar el lugar y desplazarse a Italia en busca de su hermana casada que vive allá. Paulatinamente la “virgen bajo juramento”, al entrar en contacto con la sociedad occidental reconsidera su compromiso con la costumbre de Kanun y reasume su naturaleza de mujer.

Realizada con efectiva y precisa austeridad, muy bien interpretada por la conocida joven actriz italiana Alba Rohrwacher (premio de mejor actriz en Venecia 2014 por su actuación en Corazones Hambrientos de Silverio Constanzo y destacada en Cannes 2014 por su participación en Las Maravillas que, dirigida por su hermana Alicia, fue ganadora del Gran Premio del Jurado. La película reexamina desde un novedoso punto de vista la relación de la mujer con su opresivo entorno masculino.

Valdría la pena anotar que en la Berlinale de este año abundaron en todas las secciones películas sobre temas femeninos y/o dirigidas por mujeres.

Aparte de la película italiana nada menos que en el programa oficial (competitivo y presentaciones especiales) se estrenaron 11 filmes de estas características como lo fueron, entre otros, el polaco Cuerpo, de la realizadora Malgorzata Szumowska; Ixcanul, del guatemalteco Jayro Bustamante; El Diario de una Recamarera, del francés Benoit Jacquot; Nadie Quiere la Noche, de la española Isabel Coixet; Reina del Desierto, de Werner Herzog; Victoria, del alemán Sebastian Schipper; Un Mundo Fuera de Lugar, de la veterana alemana Margarethe von Trotta; La Señora de oro, del británico Simon Curtis con la actuación de Helen Mirren y Selma, de la realizadora de color norteamericana Ava du Vernay cuya exclusión de la lista de los/las realizadores nominados a un Óscar ha generado mucha controversia. Nos hemos referido más en detalle a la mayoría de estos filmes a la largo de estas corresponsalías desde la Berlinale a la vez que algunas de ellas y/o sus integrantes deberían en principio resultar premiadas por el jurado más tarde el día de hoy.

La película rumana Aferim, de Radu Jude, constituye por su lado una crítica y condenatoria mirada al trato discriminatorio y racista que minorías como los romanos y los judíos recibían y que aún reciben en el Viejo Continente. Aunque la historia de la película se desarrolla en la mitad del siglo 19 y en medio del turbulento y bélico contexto que imperaba en el continente en aquel momento histórico, su “mensaje”, trasciende el tiempo, y se antoja muy actual.

w Asiáticos

Frente a estos dos filmes europeos clasificaríamos como de “peso ligero” por lo que toca a su impacto, la presencia asiática en competición con 3 películas, la vietnamita Padre Grande, Padre Chico y Otras Historias, dirigida por Phang Dan Di; la china Vaya con las Balas, de Jiang Wen y la última película de la competición estrenada el día de hoy, la japonesa El Viaje de Chasuke,

realizada por Sabu.

La dos últimas, pertenecientes mas bien al género de entretenimiento aportaron una agradable nota ligera al concluir el certamen, aunque en este terreno yo prefiero definitivamente la nueva versión de Cenicienta, estrenada fuera de competencia, dirigida por el célebre actor y realizador británico Kenneth Branagh con las aportaciones, entre otros, de Cate Blanchett, Helena Bonham Carter y Stellan Skarsgard quienes pasearon ayer, penúltimo día del certamen, por el tapete rojo de la Berlinale.

No concluiremos este último recuento de la películas vistas aquí sin mencionar la muy fina, y emocional coproducción islando/danesa, La Montaña Virgen del franco/danés Dagur Kari -revelado en 2003 con Nosotros los Albinos- sobre la relación de un hijo quien en sus ya bien entrados 40 años mantiene una estrecha y por ende malsana relación con su madre, vive con ella y no se atreve a abrirse hacia el mundo alrededor y especialmente hacia las mujeres. El tema no es nuevo, se ha tratado otras veces en el cine, pero esto no impide que la realización revalida esta recurrente temática a la vez que ofrece a través de una final abierta la posibilidad de un futuro algo mejor para su personaje, el sobrepasado de kilos Fusi interpretado con convicción y mucha sutileza por el islandés Gunnar Jonsson.

Mención merece además la producción argentina El Guri (El Chavo), el filme autobiográfico de Sergio Mazza que fue muy bien recibido en la sección Panorama después de haber sido seleccionada el año pasado en Guadalajara en la sección Guadalajara Construye que se dedica a conseguir coproductores y fondos de postproducción para películas iberoamericanas en proceso de

realización.

w Pronósticos

Respecto a los pronósticos para los premios oficiales la situación parece poco clara respecto al filme que podría aspirar al premio mayor, aquel del codiciado Oso de Oro reservado a la mejor

película.

Para mi gusto la película que más lo merecería sería la rusa Por Debajo de Nubes Eléctricas de Alexei German Jr.

Lo que parece lógico, por otro lado, es que el jurado tendría que considerar para el palmares, a películas como Taxi, del iraní Jafar Panahi; El Club, del chileno Pablo Larrain; la guatemalteca El Volcán Ixcanul, de Jayro Bustamante y hasta la inglesa 45 Años, de Andrew Haigh.

Los intérpretes de esta última, Charlotte Rampling y Sir Tom Courtenay figuran entre los principales candidatos para los premios de actuaciones seguidos de cerca por este otro monstruo sagrado del cine y de escena británicos, Ian McKellen que protagoniza el Sr. Holmes del igualmente

británico realizador Bill Condon.

Otros serios candidatos al premio serían la excelente joven actriz española Laia Costa en Victoria del alemán Sebastian Schipper y la italiana Alba Rohrwacher en Virgen Bajo Juramento.

Entre los “outsiders” que podrían colocarse en varios renglones del palmares, desde el premio del jurado, el premio especial del jurado, mejor director, etcétera, creo que también podrían figurar Aferim, del rumano Radu Jude; el documental del chileno Patricio Guzmán, El Botón de Nácar y la italiana Virgen Bajo Juramento, de Laura

Bispuri.

El jurado internacional que será llamado a atribuir los premios este día está formado por, el realizador norteamericano Darren Aronofsky como presidente, su colega peruana Claudia Llosa, la actriz francesa Audrey Tautou, su colega alemán Danie Bruhll, la productora norteamericana Martha de Laurentis, el realizador surcoreano Bong Joon-ho y el norteamericano Matthew Weiner, productor y guionista de cine y de TV.

Por otro lado, el realizador mexicano Fernando Eimbcke forma parte del otro jurado oficial que atribuirá el premio a la mejor ópera prima de largometraje entre las 18 que se presentan en todas las secciones del certamen y que lleva consigo nada menos que 50 mil euros. Entre las películas que compiten por este premio se encuentra la

mexicana 600 Millas (Panorama especial).

Anotaremos que el año pasado este premio se atribuyó a la película mexicana Güeros de Alonzo Ruiz Palacios que se estrenó en la sección

Panorama.

Los otros dos miembros del jurado internacional son, el célebre documentalista norteamericano Joshua Oppenheimer y la actriz de origen ucraniano Olga Kurylenko.

Ayer fue, por otro lado, el último día del EFM -el Mercado del Film Europeo- ubicado en el histórico edificio Martin Gropius Bau y cuyo éxito lo obligó extenderse por cuarto año consecutivo en más locales situados en el hotel Marriott y en salas adicionales en el Zoo Palast, la histórica primera sede del festival en el exBerlín occidental desde su creación y que desde el año pasado totalmente renovada sirve como una de las tres cedes oficiales del certamen, las otras dos siendo el Berlinale Palast en Potsdamer Platz y el Friedrichstadpalast, ambas en exBerlín oriental.

La impresión que se llevan los compradores/vendedores, la mayoría de quienes se encontrarán de nuevo en el mercado del festival de Cannes en el mes de mayo, es muy positiva especialmente de parte de los estadunidenses, a la vez que las compras-ventas estuvieron a niveles muy satisfactorios de acuerdo a lo anunciado aquí por el nuevo director del EFM Matthijs Wouter Knoll y la desde este año presidente y consejera especial, la suiza Beki Probst, la creadora de y el alma del EFM durante los pasados 24 años….

Este año el EFM dio cabida a cerca de 500 compañías representando unos 65 países. Se registraron más de mil 500 compradores de todo el mundo, hubo en total unos 7 mil 900 participantes provenientes de 100 países y se presentaron 740 películas en 960 proyecciones en las 38 salas puestas a disposición exclusiva del EFM.

En cuanto al público berlinés que acude al festival, se calcula que el número de los boletos vendidos se situara este año en el número record de 320 mil-330 mil lo que refleja el creciente éxito del festival y del respaldo que beneficia de los habitantes de una ciudad que cuenta con una población de 3 millones.

Las proyecciones de las películas del festival se extendieron a otras 10 salas más en varios barrios de Berlín, una iniciativa llamada “Berlinale en las vecindades”, y que se realizó por sexto año consecutivo mientras que entre las novedades de este año fue el espacio que se dio a la presentación de series de TV y al gran número de documentales que se presentaron a todas la secciones incluyendo la competición.

Tanto esta iniciativa como el éxito de otras secciones del festival como lo son el Berlinale Talents, el Berlinale Coproduction Market, y el Fondo Mundial de Filmes (World Film Fund), que ofrecen respectivamente entrenamiento a jóvenes aspirantes cineastas y apoyan la coproducción de películas, garantizan de la mejor manera el futuro del festival y su expansión por todo Berlín durante los próximos años por ser este evento una celebración del cine ofrecida a los ciudadanos de esta ciudad capital, algo que ningún otro festival de su talla, como Cannes, Venecia y otros han jamás intentado o logrado.

Anotemos aquí que el Berlinale Talents se desarrollará de nuevo este año dentro de unos días en el festival de Guadalajara. – See more at: http://www.oem.com.mx/elsoldemexico/notas/n3705355.htm#sthash.BwrlBP5P.dpuf