De último minuto Santos consiguió el empate ante Toluca

Mexico, 2015-02-15 15:00:33 | Omar Delgado

!– linea de tiempo –>

[symple_tabgroup]
[symple_tab title=”Crónica”]
TOLUCA.- Con la mirada clavada en el césped los Diablos abandonaron el averno, pues el festejo del 98 aniversario se le amargó a los choriceros, quienes no supieron aprovechar la superioridad y terminaron con el rosario en la mano, además de que Santos con unas gotas de agua bendita apagó las llamas del averno.
Con un gol de último minuto por parte del “Pulpito” González, quien realizó un doblete en el infierno, los laguneros le arrebataron la igualada al Toluca, quien con goles del capitán, Paulo Da Silva y Marco Bueno, quien se estrenó con la playera escarlata se habían puesto adelante.
Con este marcador los hombres de José Saturnino Cardozo se ubicaron en el sexto puesto de la tabla general con nueve puntos, por su parte los Guerreros se mantienen en el cuarto sitio con diez unidades.

DIABLURA
Un grito diabólico ensordeció al Estado de México.
¡Gooool! Fue el alarido que emanó el infierno y despertó a los vecinos de la colonia Merced. Sí, el festejo de los Diablos Rojos por su 98 aniversario inició de forma trepidante, pues a un par de minutos del silbatazo inicial de Peñaloza, Paulo Da Silva fue el indicado de apagar las velitas del pastel y con un testarazo muy bien colocado venció a Marchesí, situación por la cual el Nemesio Diez se convirtió en un salón de fiestas, donde los invitados bailaron, brincaron, lanzaron confeti y con aplausos felicitaron al cumpleañero.
Deseoso de tener un festejo redondo, los choriceros se lanzaron a cazar a su presa, pero la magnífica actuación del guardameta lagunero evitó que cayera el segundo de la tarde.
Ante la situación de verse acorralados, Pedro Caixinha envió un mensaje a sus jugadores y les pidió aprovechar la velocidad de Tavares y Rentería para hacerles daño a los hombres del “Diablo Mayo”, así que jugaron al contragolpe. En un par de ocasiones, Santos tuvo para igualar el marcador, pero la puntería de Djanyny y del “Topo” no estuvo fina, ya que sus disparos culminaron en el cuerpo de Talavera o en las tribunas del inmueble.

BALDE DE AGUA
Los Guerreros tocaron una y otra vez la puerta escarlata, hasta que se abrió una pequeña rendija. El agasajo parecía venirse a menos. El “Pulpito” González les aguó la fiesta a los mexiquenses por algunos minutos. Diego, sacó un riflazo e igualó los cartones, un gol que desató la furia de José Cardozo, quien no tuvo otro remedio que sacar a su zaguero y darle ingreso a Jordan Silva, pues en velocidad Galindo perdía.
Ya con Silva en la cancha, la defensa choricera se solidificó y detuvo estoicamente algunos embates del visitante, quien poco a poco y gracias a la magnífica actuación de Richard Ortíz y el “Cochito” Ríos dejaron de tener presencia en el terreno de juego.

ÉXTASIS ESCARLATA
Las sonrisas regresaron al rostro de los Diablos y todo fue pura felicidad.
El segundo de la tarde cayó y fue obra de Marco Bueno, quien aprovechó el regalo lagunero y doblegó a Marchesín, para de esa forma hacer que el averno hiciera erupción.
La anotación en contra enfureció a Caixinha, quien comenzó a reclamarle airadamente a Peñaloza cada una de las decisiones que tomó en el terreno de juego, pues no eran de su agrado. Los reclamos del portugués culminaron hasta que se decretó el final de los primeros 45 minutos.

AMARGADO
Los aficionados no volvían a sus butacas cuando las emociones los levantaron nuevamente como resortes. Marchesín se convertía en el villano y el héroe a la vez, ya que evitaba un gol más de los “Pingos”, quienes tiraban a discreción a su meta.
Conforme los minutos transcurrían, Santos se convertía en el dueño de la pelota y tocaba de un lado a otro intentando desconcertar a los rojos, además, de buscar emparejar los cartones, pero el hecho de no estar bien concentrados le daba la oportunidad al Toluca de robar pelotas en propia área e iniciar contragolpes que se quedaban en emociones para los seguidores locales, quienes ahogaban el grito de gol en sus gargantas.
El final estaba muy cerca y Santos comenzó a tirar patadas de ahogado. Marchesín se fue al ataque y cabeceó un centro de Rentería que acabó en las manos de Talavera, quien despejó buscando sentenciar el encuentro, pero no lograron concretar.
Como dice el dicho, el que perdona, pierde, pero en este caso le arrebataron en empate a los hombres de Cardozo. Diego González realizó la misma jugada en el primer gol y desde las afueras del área sacó un disparo para aguarle la fiesta a los choriceros, quienes salieron con enorme malestar.

[/symple_tab]
[symple_tab title=”Minuto a Minuto”]

[/symple_tab]
[symple_tab title=”Estadísticas”]

[/symple_tab]
[symple_tab title=”Toluca”]

[/symple_tab]
[symple_tab title=”Santos”]

[/symple_tab]
[/symple_tabgroup]