CruzAzul

"Chaco" Giménez a Toda Máquina

Mexico, 2015-02-17 10:33:01 | Redacción ESTO

FOTO: JOSÉ LUIS GARCÍA

POR MANUEL GÓMEZ C. Y TONATIUH G. TRUJILLO

EN ese partido celebró todo a la vez… Su graduación como goleador centenario en el futbol mexicano, el día de San Valentín y hasta el cumpleaños 34. Risas, llanto y profundo agradecimiento a Dios, sentimientos que invadieron a Christian Giménez en cuanto convirtió el penalti que le dio la victoria a Cruz Azul.
Sencillo, con los pies en la tierra, el “Chaco” evita triunfalismos, mientras saborea, en compañía de ESTO el mágico momento. El logro lo comparte en familia y es Santiago, su hijo, quien escucha con gran admiración cada anécdota del ídolo celeste.

“Es lindo cuando caminas por las calles de esta urbe, y la gente te felicita por los 100 goles”, valora Christian. “Porque no es fácil llegar a 100 goles. Lo he logrado, situación que me hace sentir muy contento por hacerlo vistiendo la camiseta de Cruz Azul. Pero no pensé que se me daría tan pronto, debido a que no estaba jugando, como tampoco haciendo goles”, reconoce sonriente, y menos por su posición de volante ofensivo. “Por fortuna, se me dio en el partido contra Querétaro, cuando se presentan dos penaltis, uno de los cuales el ‘Profe’ Tena me dio la confianza de cobrar”.

En la memoria está grabado el festejo. No sabía cómo hacerlo. Había imaginado varios escenarios… Y al final salió mejor que lo esperado.

“Lo celebré muy efusivo, mirando al cielo”, rememora. “Le agradecí a Dios, como le sigo agradeciendo por todo lo que me da, y créeme que previo a este partido sí pensé de qué manera podría festejar, y lo más lógico era primero mirar al cielo, a Dios, y luego al público, a los cruzazulinos, a la directiva, al licenciado Guillermo Álvarez, a mi familia y a todos aquellos que me apoyan”, descubre satisfecho.

De esos 100 goles, “Chaco” recuerda el primero que hizo con la camiseta del Veracruz. Se lo anotó al Morelia, sin pasar desapercibido el que le hizo a Pumas, en la Liguilla. Otro al América, “pero el número 100 es el más esperado y más especial”.

Goles son amores… “Sí, el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, pero muy cerca de mi cumpleaños, que fue el domingo 1 de este mes. Pero también, previo a ese gol 100 viví una semana complicada, porque le realizaron una operación muy riesgosa a mi señora madre”, abunda.

“A final de cuentas todo se dio, como también mucha gente me decía que ese gol 100 lo guardara contra Chivas, por ser especial, en nuestra cancha, pero estaba convencido que sería en esta ocasión”, explica emocionado.

“Ese 100 lo visualicé anotándolo de penalti y como es mi costumbre, al cobrar una falta y todos mis compañeros me felicitaron, en especial con Gerardo Flores, muy amigo, con Alejandro Castro, Formica, y cuando salí de cambio, la verdad se me derramaron las lágrimas, porque por mi mente pasaron tantos años de sacrificio, de lucha… y de pronto llegar a 100 goles, siendo un volante ofensivo en 366 partidos, es un buen promedio”.

LO IGNORABA
El “Chaco” Giménez comparte al Diario de los Deportistas lo que sucedido con Alemao, quien parecía molesto porque no le dejaron cobrar el penalti.
“Se presentó una situación con Alemao, pero es un fenómeno. Él ignoraba la razón del porqué no pateó el segundo penalti y cuando estuvimos en la banca, luego de nuestros cambios, le comenté que el ‘Profe’ Tena decidió que lo pateara, y él me dijo que lo había cobrado mal, que sí lo hizo ‘sobrado’, y en ese momento le aclaré que se trataba de mi gol 100, y me felicitó, pero es una anécdota”, disfruta.

CRUZ AZUL
No podía faltar el tema del equipo… “Soy cauto, pero este Cruz Azul está para ser protagonista. El equipo tiene una idea futbolística de juego, desde la primera jornada. Los compañeros que han llegado se están adaptando poco a poco, como Roque, Alemao, pero Lizarazo, no, por diferentes circunstancias, y después el grupo en general sabe muy bien lo que quiere el ‘Profe’ Tena y lo que nos hace fuerte dentro de la cancha nos hace bien”.
En la cima, con 14 puntos y cinco goles a favor, dice: “Sí, es un equipo sólido. Este último partido lo empezamos perdiendo y después le dimos la vuelta, y el funcionamiento mejora, como la solidez que tenemos es fundamental, y nuestra defensa está fuerte”.

LA IMBATIBILIDAD
Reconoce Giménez que buscaron mantener virginidad en su portería, pero, por azares del destino la situación cambió. “La idea era llegar a establecer una marca, por la defensa, por Chuy Corona, pero después del juego, todo quedó ahí, y ahora a seguir de líderes y mejorar, con un funcionamiento bueno, pero también hay que destacar el trabajo de la defensa y de la mitad de la cancha al frente tenemos que mejorar”.

LA CAMISETA
A partir del 19 de diciembre de 2009, “Chaco” pertenece a La Máquina. Desde entonces se ha enamorado de la camiseta celeste. “Cruz Azul significa mucha historia, mucho prestigio, y realmente es compromiso y lucha, es la parte que para mí representa”.