CruzAzul

Santi Giménez, tras los pasos de su ídolo y padre

Mexico, 2015-02-17 10:38:19 | Redacción ESTO

FOTO: JOSÉ LUIS GARCÍA

POR MANUEL GÓMEZ C. Y TONATIUH G. TRUJILLO

ORGULLO y admiración es lo que destella la mirada de Santiago Giménez al ver a su padre, quien enfundado con la casaca “10” de Cruz Azul le abrió las puertas de su casa a su amigo, el Diario de los Deportistas.

Sí, ESTO estuvo con Christian Giménez en los rincones más íntimos de su hogar para festejar su centenario.

Mientras su progenitor posaba para la lente de nuestro compañero José Luis García, Santi, como de cariño le dicen sus familiares, expresó todo el sentimiento que le genera ser hijo del “Chaco”.

“Es un orgullo muy grande ser hijo del ‘Chaco’, es un padre amoroso, que siempre está al pendiente de nosotros y nos apoya en todo momento, es único, es el mejor”, dijo un tanto apenado, no sin antes felicitarlo por escribir con letras doradas su nombre en la historia de Cruz Azul y del futbol mexicano: “Por fin anotó su gol cien y creo que se lo merece, porque desde pequeño se sacrificó y todo su esfuerzo se vio reflejado en esa anotación”, puntualizó el joven naturalizado.

El primogénito de Giménez juega con Cruz Azul Sub-15 y su máximo sueño es lograr ser tan reconocido como su padre.

“Él ha ganado muchos títulos, ha estado en equipos grandes y formó parte de dos selecciones, Argentina, donde no jugó, y México, con la que disputó una eliminatoria, así que sí me gustaría seguir sus pasos; además, es un ídolo”, señaló el “Chaquito”, quien sabe que para lograrlo deberá primero debutar y ponerle muchos “productos de gallina”: “Mi camino aún es largo, sé que primero tengo que debutar, jugar bien, ser un profesional dentro y fuera de la cancha y meterle muchos hue… Actitud y corazón, algunos consejos que él me ha brindado”, indicó.

DEBUT Y DESPEDIDA

Por la edad, el debut de Santiago se encuentra lejos, mientras que el retiro de su padre está cerca, situación que lamenta el joven celeste, pues otro de sus anhelos es compartir el terreno de juego con él: “Me encantaría debutar y que él continuara jugando, pero la verdad va a estar complicado porque su carrera está a punto de culminar. Sería fantástico porque pocos lo han hecho”.

Los que sí podría suceder es que “Chaco”, quien sueña con ser técnico de Primera División, dirigiera a su retoño, algo que no es del agrado de Santi, pues esto se podría malinterpretar: “Creo que no sería una buena idea, ya que la gente hablaría y malinterpretaría las cosas, le meterían demasiada presión y no quiero que digan que me metería a jugar sólo por ser su hijo, lo que sí me encantaría sería enfrentarlo, jugar en su contra, eso sí”, señaló sonriente.

Para concluir esta amena charla, el joven Giménez reconoció que espera que no existan comparaciones con “Chaco”: “Es muy feo eso de las comparaciones con los padres, uno forja su futuro, en mi caso jugamos posiciones diferentes y tenemos estilos diferentes. Yo quiero crecer y hacer mi propia historia”, finalizó y continuó observando maravillado la forma en que Christian Giménez era entrevistado.