Quick Mendoza ya entrena con Cruz Azul

Rubén Beristáin

Foto: Oswaldo Figueroa | ESTO

No hizo falta el anuncio oficial por parte de Cruz Azul. Luis Ángel Mendoza no esperó un sólo día más y de inmediato se puso a las órdenes del director técnico Juan Reynoso en la pretemporada del equipo campeón del futbol mexicano. Los rumores que ponían al Quick como el primer refuerzo de La Máquina, de cara al Apertura 2021, se hicieron realidad desde que el jugador llegó a Avándaro hace algunos días. Primero presentó exámenes médicos, los pasó de forma satisfactoria y tuvo el visto bueno del timonel peruano para integrarse de lleno a las prácticas con todos sus nuevos compañeros.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

El hermetismo ha sido mayúsculo. Las redes sociales del equipo celeste no habían captado al futbolista en ninguna imagen, pero fue este martes, cuando el futbolista de 31 años se le pudo ver por primera vez con la indumentaria cementera. La sonrisa que mostró Mendoza en cada ejercicio sólo delató la felicidad que le ocasiona seguir su carrera con Cruz Azul. Una oportunidad inmejorable en su intermitente carrera dentro de la Liga MX. Fue Álvaro Dávila, presidente de la institución, quien lo recomendó. El arreglo fue sencillo debido a que llegó como agente libre y sin contrato con algún otro club. Sólo había que ponerse de acuerdo en su salario, lo cual no tardó en suceder. La salida de Elías Hernández obligó a encontrar a alguien con cualidades parecidas.

En la práctica matutina del equipo, el jugador con pasado en equipos como Mazatlán, Toluca y América, mostró sus mejores habilidades. Reynoso le exigió al máximo en cada jugada donde era protagonista. «Dale Quick, buena», fue el grito constante del entrenador inca.

Luis Ángel Mendoza se mostró concentrado en cada momento. Así como pedía el balón, también daba indicaciones a los más jóvenes. Su jerarquía y veteranía le da para eso.

Las risas tampoco faltaron. Sus nuevos cómplices parece que serán Julio César Domínguez, Joaquín Martínez y hasta Josué Reyes, con quien tuvo más plática.

El anuncio es inminente. La primera incorporación de Cruz Azul es un hecho. Ahora Quick Mendoza tendrá que ganarse un lugar en un plantel que se conoce desde hace tiempo y que es histórico tras haber logrado la novena estrella a finales de mayo pasado.

CRUZ AZUL ABRIÓ SU ENTRENAMIENTO EN AVÁNDARO

Poco a poco todo vuelve a la antaña normalidad. Cruz Azul decidió abrir su entrenamiento en Avándaro, lugar donde realiza la segunda parte de su pretemporada de cara al Apertura 2021. Pasó más de un año y tres meses para que se repitiera algo similar. El Covid-19 lo impidió por mucho tiempo. En el Estado de México finalmente pudo hacerse realidad.

Todo ha cambiado. La realidad dice que todos quieren ver al actual campeón del futbol mexicano. La Máquina ha comenzado a robar cámara y tendrá todos los reflectores encima. Desde antes del comienzo del próximo torneo, pudo quedar en evidencia esta situación.

El entrenamiento comenzó con ejercicios físicos y de fuerza, en un círculo con varios módulos. Mientras Pablo Aguilar, Juan Escobar e Ignacio Rivero hacían pesas con barras, Santiago Giménez, Walter Montoya y Guillermo Fernández lo hacían con mancuernas. Otros se apoyaban en sillas y pelotas grandes para fortalecer los músculos. Los porteros no se quedaron atrás. En la misma zona Jesús Corona, Guillermo Allison y Andrés Gudiño hacían sentadillas, abdominales y lagartijas. Un silbatazo al aire, por parte del cuerpo técnico, era la orden para hacer un cambio de rol. Los primeros instantes fueron totalmente aeróbicos al aire libre. El clima templado y agradable en Avándaro lo permitió sin problemas.

Después pasaron a ejercicios con balón. Rafael Baca se notó de gran humor. La presión que tenía guardada ha desaparecido y hasta se dio el tiempo de dominar el balón con gran maestría. El mediocampista se unió al grupo conformado por Nacho, Cheque, Pol y Lucas Passerini. El delantero se le pudo ver con gran concentración. Después de su préstamo en San Luis y Necaxa, volvió a La Máquina y tiene la intención de quedarse, por ello trabajó al máximo para llenarle el ojo al técnico Juan Reynoso. «Venga Lucas, con buen control», animó varias veces el peruano a su nuevo jugador.

Pasado un tiempo, los jugadores se dividieron en cuatro grupos. Cada par ocupó la mitad de la cancha. El objetivo del ejercicio era pasar el balón entre compañeros del mismo color hasta juntar el máximo de toques. «Uno, dos, tres», contaba Reynoso a sus pupilos. El equipo naranja con Bryan Angulo, Misael Domínguez, Alexis Peña y Quick Mendoza fue el que se le vio mejor en esa toma de decisiones para enlazar pases seguidos.

Después llegaron los ejercicios tácticos, de esos que los directores técnicos impiden observar a los medios de comunicación. En pretemporada todo se puede y Reynoso no tuvo problema en ello.

El entrenamiento duró aproximadamente un par de horas. Afinar detalles desde ya es la intención para volver a ser un equipo protagonista y así luchar por el bicampeonato. Esa es la intención de Cruz Azul y no descansará hasta lograrlo. Aunque primero tendrá el Campeón de Campeones ante León. Un trofeo más puede llegar a las vitrinas de La Noria, por ello, la exigencia es máxima.

🔊Escucha nuestro podcast🔊

Iván Morales, el villano de Cruz Azul en liguilla y Concachampions

El 'Tanque' falló dos oportunidades claras ante Pumas y Tigres que pudieron cambiar el destino de La Máquina

Chivas y Cruz Azul eliminados y se tambalean sus técnicos

Los estrategas Reynoso y Cadena podrían despedirse de sus equipos

"Me deja muy jodido haber quedado fuera": Sebastián Jurado

El portero de Cruz Azul tuvo la gran oportunidad de ser titular durante la fiesta grande del Clausura 2022

Cruz Azul no puede contra 10 Tigres y se despide del Clausura 2022

La Máquina jugó 45 minutos con un jugador más, pero falló sus opciones en el que pudo ser el adiós de Juan Reynoso

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS