La caminata, con "aroma de mujer”

Mexico, 2015-02-20 12:37:41 | Redacción ESTO

FOTOS: ÉRIK ESTRELLA

POR HÉCTOR REYES / FOTOS: ÉRIK ESTRELLA

NI el clima extremo del Nevado de Toluca, con rachas de fuertes vientos, precipitaciones y heladas, desalentaron a  las marchistas María Guadalupe González, Alejandra Ortega, Gabriela Giselle González y Lizbeth Silva, conscientes de que sin este trabajo no podrían dar la sorpresa en el “IAAF Race Walking  Challenge” en Chihuahua, el próximo siete de marzo como el primer reto que se han establecido como equipo rumbo a los Juegos Olímpicos de Río 2016.
El experimentado entrenador Juan Hernández -pese a que ha recibido amenazas de otros tácticos-  logró conjuntar un representativo femenino que podría marcar un cambio sustantivo en la caminata mexicana, con exponentes disciplinadas quienes destacan por su talento físico, preparación académica y una esplendorosa juventud con hambre de ser en el deporte, con una concentración permanente en las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano.
Las chicas van por cuatro de las cinco plazas de la Copa Mundial de Caminata de Arica, Chile, los tres boletos  del Campeonato Mundial de Beijing, China, los dos boletos de los Juegos Mundiales Universitarios de Gwangju, China y de los Juegos Panamericanos de Toronto y dentro de este proceso obtener la marca olímpica que es de una hora y 32 minutos.
María Guadalupe ostenta la mejor marca mexicana (1:28:48) que la ubicó el año pasado como la mejor marchista de América dentro de la clasificación mundial. Ella quiere asistir tanto a Toronto como a Beijing,
“El sueño de todo atleta es llegar a los Olímpicos y no solamente llegar sino ganar una medalla, ese es el objetivo. Estamos trabajando bien, creo que tenemos tiempo para seguir mejorando y por qué no México estar dentro del podio”, que la convertiría en la primera medallista olímpica en la caminata mexicana, ya que con la salida de las rusas por dopaje se ubica dentro del top 10.
Alejandra fue subcampeona mundial juvenil y tuvo que parar debido a una lesión en la rodilla que no le pudieron diagnosticar hasta que encontró un especialista que dio con el problema y la intervino quirúrgicamente. La estudiante de Publicidad en la Universidad Anáhuac del Norte, la rehabilitó el entrenador Juan Hernández con natación y lista para caminar su tercera distancia de 20 kilómetros.
“Estoy emocionada porque otra vez vuelvo a la competencia, otra vez vuelvo a retomar mi carrera, pero a la vez un poco nerviosa, porque después de casi dos años que no compito, en Chihuahua será mi primera prueba y siento que he trabajado bien para esa competencia”, señaló.
Lizbeth, egresada de la Universidad del Tepeyac y estudiante de una maestría, destacó el papel que ejerce Graciela Mendoza dentro del equipo, luego de reseñar lo extenuante que resultó el campamento en el Nevado de Toluca y ya lista con una nueva ilusión de calificar las cuatro en la Copa del Mundo.
“Chelita nos ha apoyado bastante, siempre nos da pláticas, consejos, nos revisa la técnica y la verdad muy agradecida con ella que día a día nos apoya y nos impulsa. Ella es como mi mamá, ya que vivimos aquí en el Comité”, declaró la marchista que su carrera deportiva es auspiciada por su papá.
Gabriela, graduada en administración por la UNAM y tercera nacional, consideró que han trabajo para “demostrar que las mujeres también podemos hacer muchas cosas en la caminata”, una disciplina que compite consigo misma, porque si no entrena la mente sería imposible soportar las distancias, un salto que dio de los 800 metros a los 20 kilómetros.
La caminata se ha convertido en parte de sus vidas, cuatro chicas que trabajan en equipo y buscan escribir su propia historia, con aroma de mujer.