Lorena Ochoa conectó con su público en el ESTO

FERNANDO SCHWARTZ

FOTO: CORTESIA | JORGE REYES

El romance de Lorena Ochoa con el golf es total. La imagen de su figura erguida en los campos más importantes del mundo, el palo en alto tras un certero swing, es icónica, no solo en México, sino a nivel internacional. Y es que la silueta de esta tapatía es tan inconfundible como la calidad que la llevó a ser la indiscutible número uno del mundo por tres años, lo que la convirtió en una leyenda del deporte en México y a acaparar horas de transmisión en radio y televisión. Y por supuesto, portadas de la prensa escrita. Al celebrarse los 80 años del ESTO, El Diario de los Deportistas, Lorena recuerda con cariño las páginas sepia en las que tantas veces se vio retratada.

TE RECOMENDAMOS: ESTO: El evangelio en Sepia, por Juan Villoro

“Me emociona recordar esos momentos, jugar torneos, sentir el cariño y el apoyo del público. El ESTO siempre me siguió los pasos, hubo unas portadas muy bonitas y a mí me encantaba compartir y transmitir mis resultados. Siempre he sentido mucho cariño del público, y gracias a ustedes pude comunicarme y eso fue algo muy especial”, rememora con una sonrisa.

Ganadora de 27 torneos de la Ladies Professional Golf Association (LPGA), incluidos dos Majors, Ochoa alcanzó la cima del rankig mundial a los 26 años, en abril de 2007, y como número uno del mundo se retiró tres años después, lo que le valió ser incluida en el Salón de la Fama del Golf Mundial en 2017.

Siempre discreta y cuidadosa de mantener su vida personal separada de su vida pública como atleta reconocida, Lorena recuerda, entre nostálgica y divertida, su relación con los medios. Figura en una época en que las redes sociales no eran un medio de comunicación tan obligado, afirma que eso le permitió jugar más relajada.

TAMBIÉN PUEDES LEER: El ESTO y los momentos felices, nuestra historia contada por José Ángel Rueda

Su fama despuntaba con el inicio del siglo y en México el golf era un deporte casi desconocido, por lo que se dio a la tarea, junto con su entrenador Rafael Alarcón, de ‘educar’ a los muchos periodistas que seguían su carrera, lo que la llevó a estrechar lazos con los medios.

“Lo cuento en mi libro, es una historia chistosa, cómo al principio era algo complicado. Los medios de comunicación no tenían mucha idea sobre cómo escribir de golf, era algo nuevo. Era un poquito frustrante para mí. Decidimos llevarlos al campo de golf a que aprendieran a agarrar el bastón, a pegarle, a que conocieran el vocabulario; los invitamos a torneos de golf y fue algo muy bonito, es algo de lo que me siento muy orgullosa”, comenta.

Compartir su amor por el golf y sus conocimientos hacen más grande la figura de Lorena Ochoa. Con la experiencia de haber competido al máximo nivel desde muy pequeña, sabe de la importancia de una adecuada formación para el futuro del golf en México, por lo que es parte activa de Impulsando al Golf Profesional Mexicano (IGPM).

“Lo que marcó la diferencia en mi carrera fue empezar a competir tan chiquita, a los cinco años, y sentir la emoción, la adrenalina, el reto de querer mejorar, de dar todo de ti. Desde muy chiquita me encantó la competencia, y lo más bonito que me pasó fue representar a México en mundiales y llevar los colores de la bandera. Siempre ha sido mi mayor orgullo”, afirma.

“El golf te da clases para toda la vida, muchos valores, ética, te enseña a trabajar todos los días. Tenemos una asociación,  IGPM, y tenemos a 13 niñas, 13 profesionales que ya están jugando en la Symetra Tour, en algunos torneos de la LPGA, inclusive algunos mini tours a buen nivel. Siempre voy a impulsar el golf, lo voy a apoyar”, añade.

La tres veces ganadora del Premio Nacional del Deporte (2001 como amateur, y 2006 y 2007 como profesional) sabe que la formación es básica. No sólo para adquirir las bases técnicas, sino la mentalidad necesaria. Así logró ser la mejor del mundo e imponerse a representantes de potencias como EU, Japón y Gran Bretaña.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

“A lo mejor más raro para ellos era decir ‘ahí viene una mexicana, qué está pasando’. Me ayudó mucho no tener a nadie con quién compararme, simplemente, poder hacer mi carrera tal cual, como yo lo pensé, como yo lo soñé, con el éxito que me imaginé. Me siento súper afortunada porque los patrocinadores creyeron en mí y siempre han estado conmigo”, señala Lorena, quien pide no exigir los mismos resultados a las figuras emergentes, pues cada deportista traza su camino.

“Gaby López ha hecho una excelente carrera, es muy consistente, todas las semanas está en los primeros lugares, siempre con posibilidades de ganar, nos tiene a todos muy emocionados. Todos tenemos diferentes sueños, y diferentes maneras de ver la vida. Como número uno creo que no se vale comparar”.

Entre las leyendas

Lorena Ochoa no es sólo una figura del golf. En la historia el deporte mexicano hay muchos ídolos, pero se destacan dos trilogías por sus logros y carisma: la de las leyendas de los 80 y 90, con Julio César Chávez, Fernando Valenzuela y Hugo Sánchez, y otra de mujeres triunfadoras, integrada por María del Rosario Espinosa, Ana Guevara y la propia golfista.

“Fueron años muy importantes, te lo digo en este momento. A mí Ana me inspiró muchísimo. Yo estaba apenas entrando a la LPGA, es más, estaba jugando un torneo en Pusgan, Pensilvania, no se me va a olvidar el lugar, cuando ganó la medalla en los 400 metros y yo me acuerdo que estaba celebrando, estaba llorando, me quedé emocionadísima y jugué esa semana y gané”, rememora.

“Lo que un atleta mexicano puede inspirar es sorprendente, yo le debo mucho a Ana, es mi inspiración. Saber que puedes llegar a ser la mejor del mundo, es algo muy poderoso. María del Rosario lo hizo igual y esperemos que vengan muchos más”, cierra, con la autoridad de quien alcanzó la cima mundial.

RECIBE EN TU CORREO LA INFORMACIÓN MÁS DESTACADA DE LOS DEPORTES, ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

TAMBIÉN PUEDES LEER:

El ESTO es parte del acervo cultural del país: Fernando Schwartz

El ESTO está en las páginas de la familia de Geo González

Toño Moreno, un adicto al ESTO

Christian Martinoli recuerda la tinta sepia del ESTO en sus manos

Para Marion Reimers el ESTO es nostalgia y respeto

ESTO, referente del periodismo deportivo: Roberto Gómez Junco

Francisco Javier González, viejo Amigo del ESTO

ESTO marcó el camino del periodismo deportivo: David Faitelson

80 años son muy pocos para el ESTO: Heriberto Murrieta

🔊Escucha nuestro podcast🔊

Todos ganaron en el juego de los 80 años del ESTO

El partido de los trabajadores del Diario de los Deportistas se disputó en el estadio Jesús Martínez “Palillo”

Humberto Chiquita González no olvida su primera portada en el ESTO

El histórico púgil mexicano platicó sus experiencias en el ring en nuestro 80 aniversario

Tibio Muñoz guarda en una vitrina las portadas que se llevó en el ESTO

El recuerdo del oro, además de la medalla, vive en la casa del Tibio gracias a las portadas del Diario de lo deportistas

Gracias por sus felicitaciones en nuestro 80 aniversario

Aficionados, periodistas, medios y deportistas se unieron a nuestra celebración

NOTICIAS