Puebla dejó escapar la victoria en su casa frente a Cruz Azul

Rubén Beristáin

FOTO: Luis Garduño | ESTO

Cruz Azul sufrió una vez más en patio ajeno. Si el campeón no salió goleado de la Angelópolis fue gracias a las grandes intervenciones de Jesús Corona. El portero, con toda su veteranía, demostró que es el titular indiscutible. En su regreso a las canchas después de dos meses de ausencia, el capitán cementero brilló como oro y atajó casi todo.

La Máquina se complicó sola y con diez hombres no pudo ante el mejor Puebla de la temporada. 1-1 final.

Cruz Azul comenzó el duelo con una sola encomienda: un triunfo contundente que despejara las dudas a su alrededor y un envión anímico importante rumbo a su duelo internacional de media semana. Un rival a modo, al menos en el papel, de los últimos lugares del torneo y hasta sin estratega en zona técnica, pudo predecir algo bueno.

El campeón presentó bajas, eso no cambió. Pablo Aguilar y Alexis Peña continúan fuera, y Luis Romo repitió como central. Los restantes no variaron. Jesús Corona volvió al arco y su sola presencia generó seguridad, esa fue la única novedad. La artillería pesada volvió, pero esperó su lugar en el banquillo. Santiago Giménez y Jonathan Rodríguez estaban listos para ser revulsivos de lujo.

Cruz Azul brilló de inicio. Su uniforme en colores muy vivos reesplandecieron. Del equipo dependía si era una Naranja Mecánica o si las alarmas se tornaban una vez más de ese tono.

Los cementeros comenzaron con la presión, dieron una impresión de peligro, pero no todo comenzó como esperaban. Puebla se fue al frente, apenas en la primera opción que tuvieron. Gustavo Ferrareis sacó un potente disparo que atajó Corona. El rebote cayó en el área y Daniel Álvarez la prendió, pero el fideo le pegó mal. Para su fortuna, el joven Parra apareció en la trayectoria y con un rodillazo poco ortodoxo la mandó a la red.

El VAR intervino. Los jugadores celestes pidieron fuera de lugar, pero Adrián Aldrete, fuera del campo, habilitó a todos de forma reglamentaria.

Esa jugada animó a la visita. El enojo por el gol validado cambió el trámite. De lo irreconocible, la visita pasó a lo espectacular. Luis Romo tuvo el empate con un certero remate de cabeza, sin embargo, el portero Antony Silva salvó. Ignacio Rivero siguió. Escobar mandó un centro preciso, el mediocampista uruguayo quedó solo, el cancerbero paraguayo estaba vencido y Nacho la envió por afuera.

La poca puntería pesó. La insistencia fue mucha y poco tiempo pasó para que ocurriera lo inevitable. Bryan Angulo puso el ejemplo. El ecuatoriano no le pegó de la mejor forma, pero su disparo terminó dentro. El empate se concretó.

Los cementeros quisieron el triunfo, pero en el complemento todo se les complicó. Yoshimar Yotún salió expulsado y dejó con uno menos a su equipo. A pesar de eso, La Máquina fue mejor. Santi y Cabecita ingresaron al mismo tiempo y la fórmula estuvo cerca de funcionar.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

Del otro lado, Corona no falló y fue el Salvador absoluto.

El «azul, azul» retumbó en la Angelópolis, aunque no ayudó en mucho. Cruz Azul quedó a deber en suelo poblano, pero se llevó un punto gracias a la figura de Corona.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

🔊Escucha nuestro podcast🔊

Los que nos respetan se tiran atrás: Juan Reynoso

El estratega de la Máquina señaló que su equipo debe encontrar variantes para lso partidos ajustados

Cruz Azul y Tigres brindan un atractivo empate en el Azteca

Los dirigidos por Miguel Herrera rescataron el empate con el gol 150 de Gignac con Tigres

Cruz Azul 1-1 Tigres, en vivo jornada 13 ‘Grita México’ A21

Hugo Ayala marcó en propia puerta, pero Gignac puso el empate con un golazo de tiro libre

Video: Aficionado de Cruz Azul entra al campo y golpea a jugador

El individuo evadió la seguridad del estadio y agredió directamente al jugador del San José de la MLS

NOTICIAS