América

América ya está en Costa Rica para enfrentar al Saprissa

Mexico, 2015-02-24 20:02:58 | Luis García Olivo / Enviado

POR LUIS GARCÍA OLIVO
FOTOS: ÓSCAR RAMÍREZ
ENVIADOS ESPECIALES

SAN JOSÉ, Costa Rica.- Las risas no terminaron en el proceso de abordaje en México, sino que se trasladaron al interior del avión y hasta a los pasillos de migración del aeropuerto internacional de esta ciudad, en la llegada del América a Costa Rica.

Risas, camaradería, buen ambiente y Pura Vida acompañaron a las Águilas en su viaje a la tierra tica por casi tres horas. Con la música en las venas, Oribe Peralta le subió el volumen a sus cumbias y salsas, Pablo Aguilar y Osvaldo Martínez se hablaron en guaraní, los chavos, como en el caso de Ventura Alvarado y el propio Paúl Aguilar, se contaron chistes entre sí, y un poco más serio figuró Darwin Quintero, quien pese a poder jugar luego de su par de duelos de suspensión en la Liga MX, contada fue su alegría.

Un viaje con pocas turbulencias y sí con buena vibra fue como América marchó a la tierra tica, en donde no dejó de sonreír a la hora de pasar por los retenes de migración y la aduana del país centroamericano, ya que con bufanda en mano irradiaron su optimismo por triunfar esta noche en el estadio del “Monstruo morado”.

La mayoría presumió los colores, levantó lo más alto el símbolo del equipo y no les importó que el aeropuerto estuviera infestado de costarricenses que los intimidaron con el grito de ¡Arriba el Monstruo! y la advertencia de que “¡Perderán, perderán!

Nada subió de tono a diferencia de lo que ocurre en el resto de Centroamérica, uno que otro grito de intimidación, pero nada de cuidado.

En tanto que a las afueras del aeropuerto, el autobús del equipo aguardó, una fila de policías y elementos de seguridad del mismo hicieron una valla para que los jugadores y cuerpo técnico ascendieran sin problemas al transporte que los llevó al hotel de concentración, pues el calor de 38 grados no permitió un contacto con la prensa que los esperó.

Pocos fueron los seguidores que los vitorearon y fueron más los que intimidaron, pero América llegó bastante mentalizado para hacer de las suyas frente al Saprissa de Costa Rica.