Pese a que aplazaron su cita ante el juzgado, Aguirre mantiene la calma

Mexico, 2015-02-24 21:20:12 | Fernando Schwartz

POR FERNANDO SCHWARTZ

FALTABAN pocos días, casi nada, sólo dos más, para que Javier Aguirre compareciera ante el juzgado que lleva la causa de investigación del supuesto amaño del encuentro entre Real Zaragoza y Levante.

Javier ha preparado la defensa junto a sus abogados, quienes le han recomendado que no aparezca ni haga declaraciones públicas para poder llevar a cabo la defensa. Confía en salir bien librado de esta situación. Tan es así, que en marzo finiquitará, durante todo un mes en Japón, la salida de la Selección nipona y su deseo es, en abril, comenzar a escuchar ofertas para seguir su carrera como técnico.

Además, tiene que ser así, ya que el Juicio puede ser muy largo y no necesariamente se resolverá en cuestión de semanas por todo lo que conlleva. También cabe destacar, que en caso de culpabilidad, el juez puede determinar en no tener cárcel de por medio, al ser una falta que quedaría tipificada para la justicia española, entre los seis meses a los cuatro años de prisión, lo cual da la facultad para dejar que el culpable pueda estar en libertad cubriendo los daños y las multas correspondientes, que se dice por ahí, podrían llegar hasta los 6 millones de euros. Lo cierto es, que al estar involucradas 40 personas, desde mi punto de vista, debe haber culpables como inocentes y no todos los nombres que están en la palestra supieron del caso de soborno, más con un manejo sucio del dueño del Zaragoza, Agapito Iglesias, quien nunca se caracterizó por ser un caballero del futbol.

Queda por demás claro que Agapito envolvió en sus redes a muchos que deben ser inocentes y que colmilludamente se los comió. Creo en lo que dijo Jesús Martínez de la devolución del dinero por haber visto cantidad extraña en su cuenta, cuando usted trabaja largo tiempo en una empresa, en una institución, resulta muy común el manejo de los depósitos directos y al ver una cantidad diferente a lo usual, Jesús explicó el motivo de la devolución y parece ser una situación coherente, sobre todo sabiendo que Javier no tiene necesidad de caer en esto, con lo que ha hecho en su carrera y el dinero que ha devengado. El 27 de marzo puede ser el inicio de un camino tortuoso para Javier. Mientras no se demuestra fehacientemente su involucramiento no hay porque guillotinarlo o devastarlo. Es cuestión de esperar y opinar con bases sólidas y no con supuestos como viene siendo el manejo actualmente donde la especulación es el deporte favorito para vender sin importar a quien se pisotee o se lleve de corbata de por medio.