Mucha expectativa y cero goles entre Atlas y Cruz Azul

RUBÉN BERISTÁIN | ENVIADO 

FOTO: RAMÓN ROMERO | ENVIADO

Jalisco.- Sucedió una vez más. Cruz Azul no sabe aprovechar cuando sus rivales directos no suman en esa lucha por un puesto entre los primeros cuatro lugares del Grita México 2021. De poder culminar en tercero, siguen sextos. La Máquina va de punto en punto y no pierde, pero tampoco le alcanza. Atlas no fue mucho, sin embargo, sigue en la lucha, pero se alejó prácticamente del liderato. Un 0-0 más en el torneo y un triste espectáculo, ahora en el Jalisco.

Fue un choque de reales fortalezas. El conjunto cementero llegó con la esperanza de meterse a zona privilegiada. La derrota de Monterrey en La Corregidora otorgó esa oportunidad. Si Cruz Azul lo quería bastaba con sacar del cajón del olvido su mejor juego, ese mismo que lo hizo campeón hace algunos meses. El técnico Juan Reynoso lo supo y mandó un once inédito, nunca antes visto en su gestión. El desgaste de partido a media semana lo hizo encontrar una alineación distinta. Cata Domínguez y Rafael Baca, como antiguos hombres inamovibles, encontraron el lugar de suplente. La magia de Orbelín y la juventud de Santi Giménez en el ataque no fueron requeridas de inicio. La Máquina apostó por un ataque internacional con Cabecita y Angulo.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

Las hostilidades dieron inicio de forma diferente. El rojinegro se olvidó por el día internacional del cáncer de mama. El rosa predominó en el campo. En la tribuna no pasó lo mismo. El recinto de la Calzada Independencia no mostró su mejor entrada, pero la mayoría fue azul.

El sublíder del torneo intentó llevar el trámite del juego. Se sintió superior, pero los cementeros no se lo permitieron tan fácil. La zaga celeste se comportó a la altura en su afán de no darle oportunidades a una de las duplas más temibles. Furch y Quiñones no tuvieron balones a modo.

Del otro costado ocurrió lo mismo. Jonathan Rodríguez quiso ser desequilibrante con velocidad. Cuando el uruguayo se perfilaba al marco, Santamaría lo detuvo al filo del área. Atlas ensució el juego. Quiñones dio un pisotón a Pol Fernández. El estadio coreó «roja, roja», pero el árbitro ni se inmutó. El VAR tampoco actuó. Ese fue el único chispazo del antiguo goleador de La Máquina. Lo demás fueron imprecisiones y hasta definiciones tardías. Fue Angulo quien intentó dar claridad. El Cuco estuvo más cerca, pero su disparo pegó en el travesaño.

Atlas fue mejor por momentos. Si no abrieron el marcador se debió al buen nivel de Juan Escobar. El central paraguayo salvó justo en la línea. Eso fue lo más emocionante en la primera mitad.

En el complemento, los capitalinos intentaron algo distinto. Orbelín ingresó y de inmediato se hizo notar como el hombre distinto. Primero intentó distribuir y luego se integró al ataque.

Reynoso manoteó, gritó, jugó su propio partido desde su área. El peruano quiso contagiar, sólo que no tuvo tanta suerte. Mucha indecisión de sus jugadores lo desesperaron.

La Academia fue necia. Los visitantes se salvaron dos veces seguidas. Julio Furch tardó, pero tuvo un par de ocasiones. Corona fue el héroe en una. Esa costumbre no cambió. El VAR también hizo lo suyo de forma correcta. El silbante marcó penalti, pero Quiñones resbaló. Su sonrisa lo delató. Jorge Rojas tuvo que rectificar su decisión cuando vio el video de la repetición.

El juego se trabó en los últimos minutos. Pareció que ambos equipos se conformaban con el punto. Cruz Azul optó por cerrar el juego, Atlas ya no creó nada al frente. Los celestes dieron indicios de peligro, pero no pasó de ahí. La Máquina sigue estancada y no se mueve, mientras que los Rojinegros son segundos, pero hoy Toluca puede desplazarlos.

🔊Escucha nuestro podcast🔊

Diego Cocca sabe terminar con sequías, ¿Lo hará con el Atlas?

En La Academia argentina, Diego llegó con pocos reflectores y regaló una alegría después de mucho tiempo

En la Bolería Santa Teresita esperan desde hace 45 años un título del Atlas

Durante tres generaciones se ha rendido homenaje a los rojinegros en este negocio, lo único que esperan es celebrar el domingo

Atlas vs León: Jesús Angulo y William Tesillo, frente a frente de los líderes en la zaga

Los finalistas fueron de las mejores defensas en todo el torneo, los rojinegros solo permitieron 10 anotaciones

“Soy del Atlas hasta cuando gana”, ¿Cuál es el origen de la famosa frase?

Para ser aficionado del Atlas se requiere un amor infinito, así era “Canito”, fiel rojinegro hasta el último de sus días

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS