Dramática derrota de México, Holanda clasifica a cuartos

Mexico, 2014-06-29 13:01:33 | María Vega



[symple_tabgroup]
[symple_tab title=”Crónica”]
LUIS GARCÍA OLIVO / ENVIADO ESPECIAL

FORTALEZA.-Fue bonito soñar, fue bonito creer, fue bonito ilusionarse…
La historia de cada cuatro años se volvió a escribir a nada de salir airosos, a nada de ese de pasito de más, a nada de esa máxima ilusión que sigue y seguirá, cuando hoy se estaba más cerca de hacer historia.

Hoy se creía firmemente en lograr lo anhelado porque México ofreció una buena primera fase y fue más que Holanda de principio a fin, los tulipanes no se fundieron completamente en el calor, pero en la agonía y el agregado, le recordaron a los aztecas los eternos fantasmas que perduran, los espectros que persiguen desde 1994.

Sneijder y Huntellar metieron a Holanda a cuartos a falta de tres minutos, y desmoronaron la ilusión mexicana en cuestión de segundos, en cuestión de un aliento de un equipo y pueblo ávido de triunfos y éxitos, pero que lamentablemente la mentalidad de los nuestros fue corta y no así la de los europeos, que pese al calor dieron el plus hasta el final, lapso en el que vinieron de atrás y arrebataron el pase con tremenda facilidad gracias al 2-1, cosa que no hicieron en casi 88 minutos.

El canta y no llores se jactó en el Castelao, una nueva eliminación en la misma fase, un nuevo fracaso, pero con ese sabor de coraje y rabia, pues cuando se creía, hoy más que nunca, estar más cerca del quinto partido, una Naranja despertó al mexicano de este bonito sueño, de un sueño que de lograrse hubiera sido espectacular.

La misma historia de cuatro años y desde hoy a volver a prepararse para ver si llegará lo ambicionado para Rusia 2018…

DE DOMINAR, AL DRAMA

De una tranquilidad y hasta intensidad por lapsos, México se fue con el drama a los vestidores y no porque Holanda mordiera o perforara, sino porque un grave error defensivo a la salida de México en los pies de Francisco Rodríguez empantanaron lo poco logrado.

Y es que la jugada que se dio casi al final del primer tiempo, deparó en la lesión de Héctor Moreno, pues de no ser por su pierna y el buen desempeño de Rafael Márquez, quien también recompuso, Arjen Robben hubiera vacunado a México y para la fortuna de los nuestros quienes colmaron el Castelao y a todos aquellos que atiborraron el Zócalo capitalino, el silbante no decretó par de penaltis a favor de la Naranja. México fue perdonado y ahora tocó el beneficio del arbitraje.

El grave error de México en estos segundos no costó el gol y menos el par de penaltis, lo que originó un grato alivio para Miguel Herrera, quien supo que su equipo fue más, controló el duelo por cierto lapsos, dominó al holandés y solamente le faltó el gol, ese pasito de más.

El holandés prácticamente se reservó, fue golpeado desde el comienzo por la fuerte ola de calor, añadida a la lesión de Nigel de Jong, y permitió que México se hiciera de las riendas, tan fue así que al minuto 17, en jugada colectiva en centros y reecentros, Héctor Herrera disparó y el balón pasó por un costado. El reemplazo, Carlos Salcido, también conectó otra pelota que Cillessen logró enviar a corner.

Y pese a que Holanda adelantó líneas a la media hora, los Tricolores encontraron otra de peligro en los botines de Giovani, luego de una magnifica mancuerna entre “Cepillo” y Guardado luego de un soberbio taconazo de Oribe, en donde Cillessen resolvió con los pies en potente disparo de Dos Santos.
Así el primer tiempo, en donde de dominar, México cayó al sufrimiento en el ocaso…

ELIMINACIÓN EN MINUTOS
Recién comenzado el complemento, Diego Reyes dio la buena vibra en sustitución del lesionado Héctor Moreno, y tan rápido evidenció su suerte que en la primer pelota que tocó Giovani, la tradujo en gol. El atacante sacó trallazo que se coló cerca del palo izquierdo, en más que diana fue un golazo, México ganaba y el Castelao explotó.

No obstante, Holanda no se quedó con los brazos cruzados tan rápido inquieto que Vrij sorprendió, pero los reflejos de Guillermo Ochoa y uno de los palos libraron a los Tricolores de la igualada. Espontanea reacción para mantener las cosas igual.

Con el marcador a favor, el “Piojo” refrescó, ingresó a Aquino en sustitución de Giovani, cambio a la Villarreal, tomando el lugar de Héctor Herrera, quien adelantó su posición, arriba con Peralta.

El nervio estaba al cien; por ello Paúl Aguilar se pintó de amarillo en una tonta jugada, que derivó después en un contragolpe de Arjen Robben por derecha, en donde se llevó a Márquez y disparó para que Memo Ochoa nuevamente achicara a la perfección y se convirtiera en factor.

Entró el “Chicharito” por Peralta. Cambio que reflejó el ir por más porque uno era poco, así lo supo Salcido, quien tuvo el segundo y la voló. El partido cayó en la recta final, cada segundo fue dramático, angustiante y con el corazón detenido, el “Piojo” reclamó todo desde su banquillo, Salcido siguió en su gran guión y Reyes cubrió a cabalidad a Moreno.

Pero… Sneijder se encargó de refrescar la memoria de México a dos minutos del final. El jugador aprovechó un corner en donde fulminó a Ochoa,y ahí comenzó el regresó de la Naranja y la misma historia de siempre para México, ya que a la postre sería la voltereta, pues en el agregado, Robben se coló por la derecha y fue derribado por Márquez en lo que fue un penalti rigorista. Huntellar desde los once pasos tomó el balón y eliminó desde ahí a México, desatando un río de lágrimas entre los nuestros, lágrimas de dolor e impotencia, de frustración y de vivir esto cada cuatro años, lapida que sigue y seguirá, pues desde hoy se numeró la sexta eliminación, adiós México, adiós Brasil…

[new_royalslider id=”100″]
[/symple_tab]
[symple_tab title=”Stats”]
[/symple_tab]
[symple_tab title=”Minuto a Minuto”]


[/symple_tab]
[/symple_tabgroup]