"Hace años que no lloraba por algo tan intrascendente", así vivió Trino Moreno el campeonato del Atlas

JOSÉ ÁNGEL RUEDA

FOTO: Cortesía | @trinomonero y Ramón Romero | Enviado

Al filo de las cinco de la tarde del lunes posterior al campeonato del Atlas, el nombre de Trino Camacho se había mencionado en Twitter al menos 400 veces. Había una duda legítima entre los que conocen la devoción del monero por los colores rojinegros de saber si su corazón había soportado tanta alegría. Gracias a una serie de cuidados, entre los que destaca el no haber ido al estadio Jalisco para evitar el incremento descontrolado de los latidos, el caricaturista está bien, mejor que nunca, podría decirse. 

 

RECIBE EN TU CORREO LA INFORMACIÓN MÁS DESTACADA DE LOS DEPORTES, ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!

“Vi el partido en mi casa, yo solito. No quise ir al estadio, mi frustración fue tanta en 1999 que soy de esos atlistas que me dan taquicardias y demás. Recibí invitaciones de mis amigos chivas, que tiene palco, pero no quise, no quise sufrir, y sin embargo hay un dejo de arrepentimiento, pero también cuido mucho mi salud, esa parte de quererme mucho, ya no quiero esos sobresaltos en la vida. La gente que tuvo oportunidad de jugar conmigo, yo era portero, sabe que yo soy muy pasional y muy enojón, igual soy para ver el futbol. Casi casi te puedo decir que me enojo como el Tuca Ferretti. Siempre está la disyuntiva, esto que se cumple y que lo había imaginado y de ganar a lo Atlas, siempre al borde de un infarto”, confesó Trino, para el ESTO.

El triunfo del Atlas, después de 70 años, involucra a varias generaciones. En las tribunas del estadio Jalisco abundaban fotos de las personas que se fueron sin poder ver campeón a  su equipo.

“Lloré todo el tiempo, fue un llanto real, bien cabrón, hace años que no lloraba por algo tan intrascendente como es el futbol, debería de llorarle a las cosas más serias de la vida, a veces hasta te sientes ridículo, pero luego dices no, es mi oportunidad, además estaba solo. Mi hijo se fue luego luego a dormir, pero yo me la pasé chillando, pensando en mi jefe, en Rius, que le hubiera encantado, era nuestro sensei, pensé en tantos amigos de mis papás que querían ver campeón al Atlas otra vez, y que no estaban, es una alegría que traspasa generaciones. El Atlas es esa especie de goma que pega en los recuerdos y en los sentimientos y hace que todo vibre”.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

El campeonato no sólo justifica un pasado, sino que pone las bases de la afición futura.

“Vi a niños chiquitos vestidos con el uniforme, en los centros comerciales, caminaban los niños vestidos del Atlas y les decía arriba el Atlas, y los niños se emocionaban, yo me ponía más nervioso porque pensaba: no puede ser, vamos a decepcionar a los niños, le estamos haciendo algo terrible a los chavitos, les damos esperanza. Yo sí siento que le estamos dando un premio a estas generaciones, te apuesto que ahora tendremos mucha más afición, yo, como niño, nunca vi al Atlas campeón, pero mi papá nos hizo atlistas a pesar de todo. Ellos ya tienen una esperanza y eso ayuda mucho, lo que quieren los niños es un equipo campeón, a ellos les gusta ganar”.

Desde que cayó el gol de Furch, el último de la tanda, el teléfono de Trino no para de sonar.

“Desde la noche estaba sonando, amigos que hace mucho no sabía de ellos me felicitaban como si yo fuera Diego Cocca, pero eso es una cosecha bonita que la gente piensa en mí y en los aficionados del Atlas, como un plus, hay algo que tenemos los atlistas que en ese afán de perder tantos partidos y de no achicopalarnos tanto en la vida nos hacemos como alguien que les caemos bien por nuestra actitud, la actitud de alguien que yo no siento que sea de un perdedor, sino que sigas siendo de un equipo a pesar de que no ganaba nada es de alguien con tesón y con fe. Eso es la religión”.

Te recomendamos: Diego Cocca, otro entrenador argentino que es campeón en México

🔊Escucha nuestro podcast🔊

Mr. James volverá y se gastará 'una lanita' para repartir tortas ahogadas si Atlas es bicampeón

Jaime  Ramos no ha podido recuperarse económicamente del fuerte gasto que resultó regalar mil tacos y 800 tortas en diciembre

¡Choque de titanes! Almada y Cocca lucharán por el campeonato del Clausura 2022

Ambos técnicos ya saben lo que es disputar una final, por lo que querrán ratificarlo esta semana con la obtención del título

Pachuca y Atlas reeditarán la lucha del primero contra tercero, ¿quién tiene ventaja?

Será la duodécima ocasión que se enfrenten el primero y tercer lugar en la serie por el título

Lista la final del Clausura 2022: Pachuca vs Atlas, ¿cuándo se juega?

Rojinegros y Tuzos fueron los mejores en sus respectivas series y ahora buscan el oro de la Liga MX

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS