Oklahoma State protagonizó una increíble remontada para quedarse con el Fiesta Bowl

Marco Montoya

Foto: Christian Petersen | AFP

El Fiesta Bowl hizo honor a su nombre con un choque de poder a poder que le perteneció a Oklahoma State 37-35 sobre Notre Dame, los Cowboys arrancaron adormilados, pero despertaron con 30 puntos sin respuesta para arruinarle el Año Nuevo al Figthing Irish.

Ni ponerse abajo 28-7 en la recta final del primer medio desanimó a la ofensiva comandada por Spencer Sanders, el quarterback se echó al equipo en la espalda e hizo de todo para coronar la remontada. Pasó para 371 yardas, sumó 125 más por tierra y logró cuatro pases de anotación.

El duelo tuvo dos facetas, la primera le perteneció a Notre Dame y la más importante, la del último par de periodos, a Oklahoma State.
Con un nuevo entrenador en la banda, Jack Coan lució en el arranque como un mariscal de campo de calibre NFL, su ataque lució con un festín de envíos profundos o pases quirúrgicos como el que le puso en las diagonales a su ala cerrada Michael Mayer.

Cuando llegó el descanso ya tenía 342 yardas por aire y cuatro envíos de anotación, sin embargo, desapareció en la segunda mitad.
Sanders comenzó el resurgir de los Cowboys con un avance antes del medio tiempo que culminó en siete puntos y sólo consumió 39 segundos, era el primer destello de lo que seguiría.

El duelo se empató con un par de touchdowns tras series en las que se vio endeble la defensa del Fighting Irish, les recorrieron más de 85 yardas en ambas ocasiones.

La respuesta continuaba sin llegar, pero al menos finalmente comenzaron a evitar daños mayores, tres goles de campo liquidaron el duelo.
Coan volvió a engranar cuando ya era demasiado tarde, Oklahoma State le dio espacios por el centro para que el reloj comenzara a acabarse, volvieron a anotar cuando quedaba 1:05 en el reloj, dependían de una patada corta que no recuperaron.

El pasador de Notre Dame tuvo una tarde histórica, finalizó con 509 yardas, la segunda cifra más alta en los más de 100 años de historia del programa, pero al final de nada sirvió, se quedó con la derrota. Terminaron con registro de 11-2, mientras que los Cowboys cerraron un año en el que fueron protagonistas con 12-2.

Arkansas dominó a Penn State

La Universidad de Arkansas estuvo imparable por la vía terrestre, consiguió 353 yardas para superar 24-10 a Penn State en el Outback Bowl.
Los Razorbacks ni siquiera tuvieron la necesidad de establecer su juego aéreo, notaron que los Nittany Lions eran incapaces de detener a sus corredores y los doblegaron mediante acarreos.

Cuatro jugadores consiguieron más de 65 yardas llevando el balón por tierra. El líder fue el quarterback KJ Jefferson, quien contribuyó con 110 y una anotación. Por aire apenas lanzó 98 y le interceptaron un pase.

La defensiva atormentó a Sean Clifford, el mariscal de campo de Penn State sufrió para completar envíos, apenas concretó 14 de 32 y regaló dos pases. Su equipo logró tener ventaja 10-7 al descanso, pero ya no sumó puntos en el complemento.

KJ Jefferson y Raheim Sanders respondieron con touchdowns en el tercer cuarto, mientras que sus rivales se encontraron sin capacidad de respuesta. En el periodo final ni siquiera hubo puntos.

Te puede interesar: Rose Bowl: ¿por qué es toda una tradición?

Arkansas terminó su temporada con marca de 9-4, un resultado inesperado al inicio de la campaña, consiguieron su primer triunfo en un tazón de Año Nuevo desde el 2000, mientras que Penn State decepcionó después de culminar con foja de 7-6.

 

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Intercepción le dio el juego a Kentucky

La defensiva de Kentucky (10-3) apareció cuando Iowa (10-4) amenazaba con mandar el Outback Bowl a series extra, un pase interceptado les permitió llevarse el duelo 20-17 en un cierre dramático.

El receptor Wan’Dale Robinson fue la estrella de los Wildcats tras atrapar 10 envíos para 170 yardas, su recepción más importante se dio con poco más de dos minutos por jugar.

Se escapó más de la mitad del emparrillado y fue derribado a centímetros de las diagonales, puso la mesa para que el corredor Chris Rodriguez Jr. consiguiera la anotación que marcó la diferencia, luego la defensa se ocupó de sellar el triunfo. Kentucky ganó su cuarto tazón consecutivo.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

🔊Escucha nuestro podcast🔊

El Desfile de la Rosas regresó de manera espectacular

Tras un año de ausencia volvió el tradicional festival previo al Rose Bowl

Rose Bowl: ¿por qué es toda una tradición?

El Desfile de las Rosas junto con el Rose Bowl dan lugar a una festividad desde 1980

NCAA:¿Qué es la tazoniza colegial y cómo se juega?

Te explicamos cómo se distribuye la tazoniza de la NCAA

Bryce Young, primer quarterback de Alabama que gana el Trofeo Heisman

Por segundo año consecutivo, un jugador del Crimson Tide se quedó con el preciado galardón de la NCAA

NOTICIAS