Alejandra Valencia se alista para defender su título

POR HÉCTOR REYES

LA sonorense Alejandra Valencia vive con una intensidad interior que busca expresar sus emociones de alguna manera. Lo hace bajo la tensión creativa y la adrenalina de la competencia, porque tensa las cuerdas del arco y del violín con pericia para una joven que en octubre pasado cumplió 20 años. Quedó en el pasado la ansiedad de la primera competencia y aprendió a “ver y pensar las cosas con claridad”.
Después del segundo selectivo celebrado la pasada semana en las instalaciones del Comité Olímpico Mexicano, se ubica en el segundo sitio detrás de Aída Román dentro de las ocho preseleccionadas (Aída Román, Alejandra Valencia, Karla Hinojosa, Gabriela Bayardo, Mariana García, Alba Murillo, Gina González y Mariana Sánchez),  a los Juegos Panamericanos de Toronto y el Campeonato Mundial de Tiro con Arco de Copenhague, Dinamarca.
“Sí, estoy tranquila, porque de cierta manera sé que llevo bien el entrenamiento, con la consistencia de los puntos. Tenía un error en la posición del anclaje y la soltada, pero una vez corregido retomé la confianza y por lo tanto tiro mucho mejor”, señaló Alejandra, quien tendrá más adelante un tercer control y dos Copas del Mundo en China y Turquía para integrar el equipo nacional y defender el título ganado durante los Juegos Panamericanos de Guadalajara, en el 2011.
Es autodidacta en el aprendizaje del violín, actividad que combina con su carrera de diseño gráfico en Hermosillo, Sonora. Ahora está interesada en la composición musical y para ello se ha propuesto tocar guitarra.  Ella ha aprendido a leer el pentagrama y música a través de internet, el primer tema que tocó fue “El Payaso de Rodeo”, pero también ama la música clásica. Admira a Kyoko Takezawa, con la que mantiene comunicación en las redes sociales, la primera vez que le respondió la violinista japonesa, se emocionó tanto que casi llora.
Para Alejandra, el tiro con arco forma parte del día a día, sólo que, a diferencia de su presentación en los olímpicos de Londres 2012, su actitud es otra, más segura de sí misma, con ese trabajo que le demanda absoluta precisión y cuidado de los detalles, etapa en la que trabaja, cuida e insiste como se lo ha enseñado su entrenador Miguel Ángel Flores.
Durante su estancia en Corea del Sur en diciembre pasado, donde entrenó el equipo mexicano en ambas ramas bajo la nieve, descubrió una rutina que practica el mejor conjunto del mundo: Disparar flechas sobre una plataforma que alcanza los 15 metros de altura y blancos colocados en el mismo horizonte con la finalidad de dominar la presión: “Era para aislarte y sintieras el miedo, para tener la sensación de una final y aprender a controlar los nervios”.
Reconoce que Aída es la líder del equipo, pero los consejos técnicos que reciba de ella son cosa del pasado, las dejó navegar solas, lo que no implica el ambiente positivo dentro del equipo y pese la ausencia de la medallista olímpica Mariana Avitia, sin embargo –dijo-, no hay mucho que no haya experimentado, en la competencia cada una vive diferente, ve las cosas distintas.  

Llega segundo contingente mexicano a Barranquilla

La delegación mexicana casi está completa previo al arranque de los Centroamericanos

Paola Longoria da visto bueno a Ana Guevara en la CONADE

La Racquebolista mexicana aseguró que la llegada de la senadora podría traer buenas cosas al deporte

Paola Pliego desnuda la ”trampa” de la federación de esgrima en su contra

La esgrimista mexicana expuso la manera en que la FME le ha impedido participar en la Copa del Mundo de la especialidad

Clavadistas, obligados a ganar todos los oros en Barranquilla

Jahir Ocampo pone la meta alta para los Juegos Centroamericanos y del Caribe

Newslwtter
NOTICIAS