Ya no fueron miles de mexicanos; pero color a fin de cuentas

Mexico, 2014-06-29 13:32:29 | María Vega

FORTALEZA.- Posiblemente el color más frío, pese a los casi 33 grados centígrados previo al duelo. Si bien fueron miles los mexicanos que se dieron cita al Castelao, también miles emprendieron el viaje de regreso a nuestro querido país, y es que se sabe lo caro que representa la estancia en Brasil y presenciar el Mundial, por lo que muchos solamente acudieron a la primera fase y retornaron a sus casas, aunque esto implicara ver a México en octavos de final. También hay que recordar que las agencias de viajes quedaron a deber y otras solamente ofrecieron los tres duelos de la primera fase, por lo que el estadio no vio el lleno total como en los pasados tres duelos en la Arena Das Dunas, Castelao y Arena Pernambuco. Asimismo, fueron racimos de personas lo que no creyeron en este representativo nacional y solamente compraron boletos para los primeros tres choques, por lo que hoy se retorcieron del  coraje. Aun así los mexicanos dominaron en las gradas sobre los holandeses, pese a que no fue el lleno esperado como contra Brasil en este mismo escenario. Tampoco se presenciaron muchos tulipanes que apoyaron a Van Persie y Robben. Lo bueno fue  que el brasileño se solidarizó con los mexicanos y con la verdeamarela puesta,  apostaron por los nuestros en un acto completamente de hermandad, en un acto por los americanos. Pocos, pero ruidosos fue el contexto de este nuevo color, no tan cálido y fuerte como en aquella ocasión contra Brasil; hoy faltaron las Chilindrinas, Chavos del Ocho y los ciclistas… pero sí aparecieron los luchadores, charros y miles y miles de caras bellas, siluetas perfectas y Fortaleñas que se enamoraron  del mexicano. Y para no quedarse atrás, la mujer mexicana también dio de qué hablar, no se achicó y compitió de tú a tú con las neerlandesas, pese a su corta estatura, pero con monstruosa picardía. Ellas prendieron el dolor, le dieron ese toque, esa chispa y que hoy queda grabada en la historia.  (LGO/ Foto: Jorge Barrera/ enviados especiales)