María Espinoza pelea contra hombres

POR HÉCTOR REYES
FOTOS: MARTÍN MONTIEL

LA doble medallista olímpica María Espinoza redobla esfuerzos, no conforme con las tres sesiones de entrenamiento, se queda más tiempo para perfeccionar sus técnicas junto con el seleccionado nacional Bryan Salazar, que la supera 15 kilogramos de peso, y usa petos electrónicos de cara a la eliminatoria para asistir a los Juegos Panamericanos de Toronto que tendrá lugar en Aguascalientes la semana próxima.
Aquí mis compañeros me están ayudando en eso, no solamente al final del entrenamiento, sino dentro del mismo. Durante la sesión de combates trato de enfrentarme con chicos más pesados, porque posiblemente me toquen competidoras más grandes que yo. Para eso nos preparamos fuerte, para todo”, declaró la sinaloense que buscará uno de los ocho boletos panamericanos en ambas ramas.
María se exige a sí misma para afinar detalles, los golpes de Bryan la tienden en el área de combate, extenuada, adolorida, pero no se queja. Por espacio de dos horas repite técnicas de defensa, ataque y contraataque, así como está atenta a la marcación electrónica. No quiere dejar nada al azar.
Al revisar la lista de las competidoras hay muchas adversarias altas, robustas, morenas, son habilidosas y en eso debo extremar precauciones, estar cautelosa, y ya preparo la estrategia para ese tiempo de competidoras, aunque habrá de todo, el principal objetivo es clasificar a los Juegos Panamericanos”, confirmó la deportista más exitosa en la historia del deporte olímpico mexicano.
La campeona mundial Glenhis Hernández no estará presente en la eliminatoria continental debido a que fue sancionada después de su conducta antideportiva en la ceremonia de premiación durante los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, ausencia que no la hace que se confíe, ya que estará presente una adversaria en la división de las pesadas y por lo tanto el entrenamiento con sus compañeros de equipo adquiere otra dimensión.
“Los golpes son fuertes, ellos patean fuerte y rápido, pero eso es parte de la exigencia que me dan, y ya cuando hago combates reales para mi resulta mucho más fácil”, reiteró María, quien se visualiza en los Juegos Panamericanos de Toronto, en pos de su segundo título panamericano, el primero lo ganó en Río de Janeiro, en el 2007.
Por su parte, el chiapaneco Bryan Salazar, quien supera a María en estatura, peso y distancia, en su papel de sparring, reconoce que es una experiencia positiva para él, ya que se retroalimenta con la experiencia de la ex campeona del mundo. El entrenamiento que realizan tiene objetivos bien claros: “Hay que trabajar detalles, porque hay competidoras que pelean muy agresivo, se avientan mucho, con diferentes combinaciones, y es lo que yo hago, es mi estilo de pelea”.
María lo que intenta es conocer mi forma de pelea para poder contraatacar, sobre todo en las patadas giratorias para que pueda esquivarlas y salir bien librada, apuntó Bryan, seleccionado de 21 años y medalla de plata en el Abierto de Costa Rica y Festival Deportivo Panamericano.

Fernando Platas busca la presidencia de la Federación Mexicana de Natación

El medallista en Sidney 2000 presentó un proyecto con propuestas que modernicen en todos los rubros a esta disciplina

Isaac Palma apunta al top cinco en Tokio 2021

El marchista mexicano se prepara en Zitacuaron con el objetivo de bajar su tiempo

Alejandra Ramírez quiere seguir haciendo historia en Tokio

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos ha sido benéfico para la tapatía que ha mejorado en sus tiros

JO de Tokio podrían ser con público limitado por coronavirus

El director general del comité de organización, Toshiro Muto insistió que no quieren el evento a puerta cerrada

NOTICIAS
<